Seguridad

Hay 17 productos.

La seguridad del bebé en el hogar es un aspecto determinante para todo papá y mamá que se tercie. Protegerle de los peligros de las esquinas de los muebles, de puertas y armarios que contienen objetos que pueden resultar dañinos para su salud física y controlar el acceso del pequeño a determinadas habitaciones y zonas de la casa para que pueda moverse con libertad durante su aprendizaje es vital para su desarrollo y la tranquilidad de los padres.

Mostrando 1 - 17 de 17 productos

¿Qué son las barreras de seguridad para bebés?

Las barreras de seguridad para niños son protecciones especialmente pensadas para aquellos bebés que comienzan a dar sus primeros pasos solos. Durante esta etapa de sus vidas, los pequeños experimentan la necesidad innata de tocar, agarrar, correr y explorar todo cuando les rodea, como forma vital de supervivencia y adaptación para comprender el entorno en el que viven. Pero claro, el hogar está lleno de peligros para los que es necesario tomar medidas preventivas para protegerles de posibles lesiones, de manera que favorezca tanto la tranquilidad de los padres como la libertad y seguridad de los más pequeños de la casa. Estas barreras han sido creadas y diseñadas para delimitar y controlar el acceso de los bebés a aquellas partes de la casa que pueden suponer un riesgo para su bienestar.

Además de las barreras de seguridad para puertas y escaleras también es posible encontrar otra gran cantidad de productos que han sido patentados para cubrir las esquinas de las mesas, servir de bloqueo de puertas, electrodomésticos y armarios peligrosos, así como la barrera de cama que salvaguarda al niño de caerse durante sus primeros meses o años durmiendo solo cuando lo sacamos de la cuna. Este paso es muy importante para el crecimiento y el desarrollo de su independencia, ya que supone uno de los pasos más determinantes hacia la edad adulta. Pese a lo maravilloso del momento en el que el pequeño abandona la cuna y ya no es un bebé, hay que tener en cuenta que puede moverse y caerse, pues aún tiene la costumbre de la protección que ofrece la cuna, por lo que es indispensable el uso de estas vallas.

¿Para qué sirven las barreras de seguridad?

Las barreras de seguridad sirven como vallas o puertas para escaleras que delimitan el acceso del niño a zonas de la casa que pueden poner en peligro su salud, al mismo tiempo que evitan que el pequeño pueda salir de aquella habitación donde está con los padres, lo que ofrece al papá y la mamá la tranquilidad para poder dejar al niño andar y explorar por su cuenta, favoreciendo así el desarrollo de su autonomía y estimulando su memoria asociativa y su imaginación sin el riesgo de perderlo de vista o tener que perseguirlo por toda la casa. Además, también están pensadas para bloquear el acceso del pequeño a aquellas habitaciones que pueden suponer un peligro para su bienestar físico o que en ella haya electrodomésticos y cajones que puedan suponer un riesgo para en el hogar.

Por el contrario, las vallas de seguridad actúan como barrera para la cama y están especialmente diseñadas para que el niño no se caiga de la cama mientras duerme, protegiéndole el lado que queda expuesto. Debemos de tener en cuenta que, al menos durante los primeros meses de su paso de la cuna a la cama, aunque el pequeño deja ya de ser un bebé, su cuerpo sigue acostumbrado a la seguridad que da la cuna por los 4 costados, por lo que se aconseja que la cama esté siempre pegada a la pared por uno de los lados y, por el otro, se empleen este tipo de barreras protectoras hasta que crezca y se acostumbre a su nueva rutina de descanso y comience a controlar sus movimientos durante el sueño. 

¿Por qué es útil usar las barreras de seguridad para camas?

La barrera para la cama es muy útil por la sencilla razón de que facilita el ya difícil proceso del paso del pequeño desde la cuna a la cama. Ver crecer a un niño es maravilloso para un padre y, sentir que se hace mayor, es una sensación apasionante para el niño. A partir de los dos años es muy recomendable que el pequeño ya se vaya sintiendo grande y vaya experimentando esa sensación de independencia que le sirva para favorecer su correcto desarrollo psíquico y cognitivo, siempre favoreciendo su autonomía e incentivando su responsabilidad e independencia. El paso de la cuna a la cama es, sin duda, uno de los momentos más importantes y determinantes para su pequeña vida, por lo que habrá que intentar hacerse de la forma más cómoda, natural y segura posible.

Las vallas de seguridad para la cama pueden ser de dos formas y tamaños: por un lado encontramos las barreras cortas, y, por otro, las barreras largas. Pese a que parece que la diferencia entre ellas pueda ser muy significativa, lo cierto es que los resultados son totalmente idénticos, lo único que varía entre ambas son los diseños y la estética o comodidad que pueda ofrecer en función de sus materiales de protección o su forma de engancharse a una u otra cama, siendo ese el aspecto principal a tener en cuenta a la hora de decantarse por una o por otra. También las podemos encontrar más bajas o más altas. Aspectos de altura y longitud han de tenerse en cuenta sobre todo en función del pequeño: de lo que se mueva mientras duerme o su propensión a levantarse de la cama durante la noche.

¿Dónde comprar barreras de seguridad?

Comprar barreras de seguridad para el hogar es cómodo, fácil y seguro a través de la página web de la parafarmacia online Dosfarma.com, siendo una manera económica y de calidad de proteger a los pequeños de los peligros comunes que pueden poner en riesgo su bienestar físico durante la etapa más importante y delicada de sus vidas: la infancia. En el catálogo de DosFarma se pueden encontrar desde barreras para habitaciones y escalares, hasta vallas de seguridad para la cama y protectores para muebles, puertas y electrodomésticos. Todos los productos han sido seleccionados de las mejores marcas como Munchkin.

Las vallas de seguridad que se pueden encontrar en la web están compuestas por los mejores elementos protectores, empleando materiales de calidad que sean seguros y respetuosos con la salud del pequeño. Las puertas de seguridad están bloqueadas con cierres que solo pueden abrirse empleando las dos manos, lo que ofrece la máxima tranquilidad para los papás frente a la posibilidad de que los niños puedan abrirlas ellos solos. Favorecer su deseo innato de conocer y explorar, dejando que construyan con independencia su propia personalidad, será determinante para el correcto desarrollo mental y cognitivo.

Marcas

Utilizamos cookies. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso  + Más Información

Aceptar