Carrito

Cerrar

Finalizar compra

To be determined Envío
0,00 € Total

No products

Finalizar compra

Filtros

Cerrar

Baberos

Hay 24 productos.
El babero es un accesorio esencial en la alimentación del bebé, pues impide la formación de manchas en la ropa cuando la comida salpica, así como recoge la saliva del niño cuando este está comiendo. Se puede encontrar en materiales como la silicona, el clásico paño de toalla o de materiales desechables. 
Filtrar
Mostrando 1 - 24 de 24 productos

¿Qué es un babero?

El babero es una prenda que sirve para evitar que los bebes se manchen la ropa durante la hora o los momentos de las comidas, así como evita que la ensucien o mojen con sus babas. Este accesorio de bebé se anuda a la parte de atrás del cuello o se pega el velcro que permite un mejor manejo, y su superficie, ya sea de paño o silicona, le cubre parte del pecho y es tan útil que no se ha dejado de usar, desde su creación en Suecia, a partir de una tela. 

Al principio, antes de su extensión, los padres se encargaban de llevar consigo un trozo de paño o tela que se ponía alrededor del cuello del niño durante la comida, o lo usaban para retirar las babas, muy abundantes durante los primeros meses de vida. Generalmente, estos eran de colores neutros y no disponían de un método de abrochado, por lo cual, eran propensos a caer al suelo y ensuciarse, recogiendo bacterias indeseables para el bebé. Esta fórmula arcaica ha ido mutando y han aparecido un abanico de opciones con diferentes tipos de sujeción desde la cuerda, al velcro, pasando incluso por botones a presión o de cuello elástico.

¿Qué tipos de baberos hay?

En el principio, generalmente, se recurre al clásico bordado, más destinado para aquellos que no babean en exceso y para las tomas de leche, se recomiendan baberos impermeables, formados por un paño similar al tacto de una toalla y una capa impermeable, como los de Canpol Babero Semanal Animal de Colores, cuyo pack contiene un babero para cada día de la semana, o Canpol Babies Babero de algodón con cierre de velcro que se abrocha en el lado del hombro.

Algunas madres una vez que empieza la ingesta de alimentos sólidos y purés optan por baberos de silicona, plástico o goma, debido a que su limpieza es más rápida y fácil, los cuales incluso pueden tener un bolsillo estratégico para evitar que la comida caiga en las piernas como el Babero Pelícano Recogemigas de Chicco, que también es impermeable gracias a su composición de silicona y está indicado para niños a partir de seis meses; o Canpol Babies Silicona con deliciosos dibujos, que posee el mismo bolsillo y está fabricado en silicona suave, siendo apto para lavar en lavavajillas y está indicado a partir de 4 meses.

Finalmente, se pueden encontrar otras dos variedades de baberos que cumplen funciones diversas. Por un lado, los baberos monouso o desechables, una excelente opción para los padres que se llevan a sus hijos de viaje y que no disponen de un lugar donde lavar los baberos clásicos, de estos disponen marcas como Chicco Baberos Monouso, que incluyen un bolsillo para recoger la papilla que pueda caerse y son de fijación adhesiva, los desechable de Chelino.  Por otra parte, hay cómodos baberos impermeables con mordedor que permiten a los más pequeños que sufren el incómodo dolor de encías morder la superficie suave para calmarse, como los de Chicco con dibujos de animales.

¿Por qué se recurre al babero?

A partir de los 4 ó 5 meses es importante el uso del babero, puesto que una vez pasada la etapa de recién nacido, la segregación de saliva aumenta. Esto ocurre porque las glándulas salivares del pequeño comienzan a funcionar de manera más rápida y porque él ya empieza a notar que las encías se preparan para la inminente salida de los molares.

Esta mayor producción de saliva es beneficiosa para el niño, porque contribuye a una mejor digestión de los nuevos alimentos que con el paso de los meses incrementan su solidez y pasan a formar parte de su dieta habitual. Además, la saliva actúa como una defensa contra los microorganismos que quieren colonizar la boca. El inconveniente es que no se suele regular hasta los ocho meses, cuando suelen aprender a tragar, y entonces es bueno utilizar un babero con forro de plástico que se pueda cambiar y quitárselo cuando vaya a dormir y complementarlo de un babero de silicona con recogedor, si así se desea, durante las comidas. Es bueno tener a mano un babero especial de la mano de marcas de calidad como: Lassig, ChiccoBabies y Chelino

Se recomienda que se limpie el cuello con una gasa seca de vez en cuando, puesto que la saliva puede irritar la piel y estimular la proliferación de hongos, e introducir en la cuna una toallita de algodón sobre sábana bajera que absorba las mismas, ya que siempre hay que procurar que la barbilla, el cuello o las mejillas estén lo más secas posible y aplicar una pomada antiescoceduras.

¿Dónde comprar baberos para bebé?

En el catálogo online de DosFarma, hay disponibles para comprar baberos para bebé a buen precio en distintos colores, materiales y broches que hacen la vida de los padres más fácil, a la vez que mantienen la salud dérmica de las zonas más sensibles y expuestas.

Precio

Envío Envío (Saber más)

Marca

Edad

Packs Promocionales

Utilizamos cookies. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso  + Más Información

Aceptar