Carrito

Cerrar

Finalizar compra

To be determined Envío
0,00 € Total

No products

Finalizar compra

Filtros

Cerrar
Papillas

Papillas para Bebés

Hay 105 productos.

Las papillas para bebés son un tipo de alimento que presenta la consistencia de una pasta fina o espesa. Se trata, por lo general, de soluciones instantáneas listas para diluir o ya preparadas que se utilizan para comenzar a introducir los alimentos sólidos a la dieta del bebé. Están compuestas principalmente por cereales y frutas. 

Filtrar
Mostrando 1 - 52 de 105 productos

¿Qué son las papillas para bebé?

Las papillas para bebés son un alimento presentado en forma de solución instantánea lista para preparar con leche o agua y que da como resultado una pasta que será más fina o espesa en función de los gustos del pequeño. Su función principal es la de introducir en la dieta del niño los primeros alimentos sólidos, siempre de forma complementaria con la leche materna hasta que de forma prolongada esta sea eliminada por completo de la dieta. Hay que tener en cuenta que la lactancia aporta al bebé todos los nutrientes necesarios y que, por tanto, estas papillas son simples suplementos para que se los más pequeños se vayan acostumbrado a nuevas texturas, nuevos aromas, nuevas sensaciones, nuevos gustos y sabores hasta entonces desconocidos para ellos.

Es importante tener en cuenta una cosa: cuando el bebé prueba su primera papilla, la primera cucharada siempre provocará en el pequeño una sensación de desagrado y rechazo. En este momento la labor de los padres será ponerse en su lugar, comprender que el niño lleva tiempo acostumbrado a alimentarse como base única por medio de la succión durante la lactancia materna al gusto ácido de la papilla de frutas, y eso no va a ser siempre fácil de asimilar para el bebé. Aquí, será vital armarse de paciencia y no desistir. Se recomienda estar tranquilo y no dejar de intentarlo, siempre a través del juego y la diversión, intentando hacerle partícipe del momento tan importante, para que esté tranquilo y relajado. La confianza, el respeto y la alegría serán en todo momento las mejores armas.

¿Cuándo empezar con las papillas para bebés?

Empezar con las papillas para bebés es un paso muy importante para el pequeño, supone el primer escalón hacia su independencia alimenticia y su primera conexión con el mundo de los adultos. Pese a que parece apropiado que este tipo de nutrición comience a los 6 meses del nacimiento del niño, hay que tener siempre en cuenta que existen casos  y casos, por lo que siempre es recomendable consultar con el pediatra, quien dirá si se puede adelantar incluso a los cuatro o cinco meses de su llegada. La comida para bebés de 6 meses más apropiada siempre va a ser la papilla. Este tipo de suplementos ricos en fruta y cereales aportarán a la base alimenticia del pequeño los nutrientes suficientes para su correcto desarrollo y crecimiento.

Pero no solo eso, sino que, además, supondrá una buena forma de adaptación a través de productos naturales cargados de proteínas y vitaminas que harán más fuerte su sistema inmunitario, permitiendo al bebé crecer fuerte y sano, favoreciendo el correcto desarrollo de sus pequeños huesos, músculos y articulaciones, al mismo tiempo que se contribuye a la estimulación de su memoria a través de su participación activa en el proceso de alimentación, crecimiento y autonomía personal. Es determinante entender que, como todo en esta vida, no hay dos bebés iguales, por lo que, como padre, se deberá estar muy atento a los gustos del pequeño en lo que a la papilla respecta: textura, sabores, etc. Al final es él el que elige.

Papillas para el estreñimiento

Las papillas para el estreñimiento están compuestas por ingredientes concretos de avena, ciruela, calabaza y otros cereales para bebés que favorecen la regulación intestinal del pequeño. Cuando el niño está estreñido es muy normal que esté molesto e irritado, así como que su humor cambie drásticamente, llore con obstinación y se ponga rojo al intentar evacuar. En estos casos será necesaria la rápida actuación de los padres, quienes deberán acudir cuanto antes al pediatra para evitar que el problema se convierta en algo grave. Hay que tener en cuenta que si las heces pasan demasiado tiempo en el colon del niño estas tenderán a volverse secas y duras, lo que dificultará en exceso la labor del bebé, pues el pequeño aún no controla los movimientos de su intestino y la relajación de su esfínter.

Para evitar que esta labor se vuelva cada vez más dificultosa y dolorosa para el niño será primordial la suplementación de la lactancia con este tipo de alimentos. En la composición de las papillas se tiene y se ha de tener en cuenta muchos factores relativos a la nutrición y características concretas del pequeño. Por un lado se debe de estar muy atento a las frutas elegidas, obviando aquellas más propensas a producir alergia, como es el caso de la fresa o el melocotón, probando siempre primero con peras, manzanas o plátanos, que son más suaves de digerir para su pequeño estómago. También es importante durante los primeros meses tener cuidado con las galletas u otros alimentos con gluten ante una posible intolerancia, esta clase de ingredientes ha de introducirse más tarde, cuando el bebé está más adaptado.

¿Dónde comprar papillas para el bebé?

Comprar papillas para bebé es fácil, cómodo y seguro a través de  la web de Dosfarma.com. Dentro del catálogo de la parafarmacia online de DosFarma se pueden encontrar todo tipo de papillas en polvo disolubles y papillas ya listas para tomar que son, sin duda, la mejor opción para cuando no se está en casa. Todos los productos disponibles han sido seleccionados especialmente de las mejores marcas como Nestlé, Nutribén, Pedialac o Blevit para ofrecer a los clientes el mejor servicio con los suplementos nutricionales de mayor calidad. Los complementos de todas las marcas que se ofrecen han sido formuladas teniendo en cuenta las necesidades nutricionales de los más pequeños y siguiendo las indicaciones de los pediatras.

El paso de la lactancia a la comida sólida es un paso difícil e importante en la vida del pequeño, que dejará de ser un bebé para convertirse en niño. Este camino durante la infancia debe de ser cuidadoso y prolongado por dos razones: la primera, para evitar que se vuelva reacio a las papillas y tarritos, lo que dificultará en exceso su alimentación, y segundo, para mantener al bebé bien nutrido y acostumbrar a organismo al complejo proceso de digestión y expulsión de los alimentos sólidos, de manera que pueda hacerse fuerte sin derivar en problemas de salud intestinales. Las papillas de frutas y cereales aportan un extra de vitaminas y proteínas que serán de vital importancia en el desarrollo inmunitario, físico, mental y cognitivo.

Precio

Envío Envío (Saber más)

Marca

Mostrar todo Ocultar

Edad

Packs Promocionales

Utilizamos cookies. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso  + Más Información

Aceptar