Tarritos

Hay 143 productos.

A partir de los 6 meses de edad las necesidades nutricionales del bebé se amplían. Legado este momento, se hace absolutamente necesario comenzar con una alimentación complementaria donde se empiecen a incluir alimentos sólidos ricos en cereales, frutas, verduras, hortalizas, pescados, carnes y legumbres. Los tarritos son una forma rápida, cómoda y nutritiva de acostumbrar al estómago del bebé en su camino hacia la alimentación adulta.

Mostrando 1 - 40 de 143 productos

¿Qué son los Tarritos?

Potitos como los de Nutribén son una alternativa ocasional sana y segura con la que introducir en la dieta de los bebés alimentos sólidos como las frutas, las verduras, las legumbres, las hortalizas, el pescado o la carne. A partir de los 6 meses desde su nacimiento, el lactante comienza una nueva etapa alimenticia en la que su cuerpo empieza a tener necesidad de otros nutrientes complementarios que favorezcan su crecimiento y desarrollo tanto físico como intelectual. Llegado este momento, lo ideal será combinar tanto la lactancia con la ingesta de purés o papillas que incluyan este tipo de alimentos ricos en vitaminas y minerales esenciales. Lo importante será cuidar que todo en ellos se haga de forma progresiva y poco agresiva, por lo que a medida que este crezca variarán los alimentos y las tomas de cada uno de ellos.

Por ejemplo, cuando el bebé tiene entre 4 o 6 meses, será importante controlar su peso para que el pediatra valore sus necesidades alimenticias. Durante este periodo en el que el bebé realiza hasta 5 ingestas al día, ya se podrá ir sustituyendo una de ellas por tarritos que incluyan frutas y verduras amables para su primera toma de contacto. Más adelante, con el paso de los meses, se irá aumentando el número de tomas sólidas e incluyendo otros alimentos como las legumbres, los pescados, las carnes y, por último, alimentos como el huevo. Marcas como Hero Baby, Nutribén, Nestlé o Yammy ofrecen productos que se adaptan a la edad del pequeño e incluso ofrecen alimentación ecológica libre de aditivos y conservantes que reducen el riesgo de alergias alimentarias o intolerancias y que son más sabrosos para el bebé.

¿Son buenos los tarritos para los bebés?

Los potitos de Nutribén son una opción buena y saludable para la alimentación del bebé, además de una opción cómoda y fácil de tener a mano para papás y mamás. Como es lógico, las recetas caseras siempre son más sabrosas y naturales, pero prepararlas conlleva tiempo y hay que tener especialmente cuidado con los ingredientes que se emplean y los tipos de cocciones con las que se preparan para que estas no sean agresivas en el pequeño, delicado e inexperto estómago del niño. Es por eso que los tarritos de Hero, Nutribén o Yammy ofrecen multitud de ventajas que hacen que su consumo sea totalmente recomendado para los bebés. El lado más destacable es la comodidad. Este tipo de alimentación puntual contiene todo lo necesario para su crecimiento.

Los potitos de Nutribén contienen ingredientes variados. Pese a las creencias populares, los tarritos son alimentos sanos y naturales que ofrecen una alimentación variada y equilibrada. Existen de tantas variedades y sabores como puedan imaginarse. Esto hace que tengan multitud de beneficios nutricionales, ya que se elaboran y combinan en recetas que han sido recomendadas por los pediatras y que están nutricionalmente equilibradas en las cantidades adecuadas. Tienen texturas suaves, sin grumos, lo que permite que se adapten fácilmente al sistema digestivo del pequeño. Son cien por cien naturales gracias al proceso de esterilización y envasado al vacío que permite que se conserven de forma natural sin necesidad de incluir conservantes o colorantes.

¿Qué son los tarritos ecológicos?

Los tarritos ecológicos hacen referencia a aquellos tarritos elaborados para la alimentación infantil de los bebés que certifican que han sido compuestos por ingredientes naturales y de origen ecológico procedentes de agricultura libre de pesticidas y que no incluyen conservantes, aditivos, espesantes o azúcares añadidos. Estos productos suelen tener un sabor y un aroma más intenso, auténtico y natural. Una de sus principales ventajas es que disminuyen el riesgo de sufrir alguna alergia alimentaria. En el catálogo se pueden encontrar productos como los de Hero Solo, Nutribén Eco Potitos o Yammy que avalan el origen de los alimentos gracias a los sellos de agricultura ecológica de la Unión Europea y la Comunidad de Madrid.

Esto no quiere decir, ni mucho menos, que el resto de tarritos convencionales sean malos para los bebés. De hecho, esta clase de alimentos están obligados a cumplir una serie de controles y filtros sanitarios severos acordes a la norma europea de alimentos infantiles. Para elegir el potito más adecuado para el pequeño también habrá que prestar atención a una serie de cuestiones como la edad indicada (4 meses, 6 meses, 8 meses y 12 meses), repasar bien los ingredientes para evitar que contenga alguno peligroso para él o que no sea recomendable para su edad. Se debe esperar hasta los diez meses al menos para introducir ingredientes potencialmente alergénicos como la clara de huevo, el pescado, los frutos secos, la fresa o el melocotón.

¿Dónde se pueden comprar tarritos para bebé?

Comprar potitos de Nutribén es fácil, seguro y cómodo a través de la parafarmacia online de Dosfarma.com, siendo una forma económica y práctica de adquirir desde casa y sin tener que desplazarse los tarritos de las mejores marcas como Hero, Nutribén o Yammy. Esta clase de alimentos semisólidos son necesarios para complementar la dieta del bebé a partir de los 6 meses de edad. Pese a que la lactancia materna es el mejor alimento hasta los dos años, a partir del primer semestre de vida el pequeño comienza a requerir otros nutrientes que solo es posible encontrar en los alimentos sólidos. Sin embargo, el paso hacia la alimentación adulta debe de ser progresivo.

Estos productos de puericultura conforman la mejor manera de ir acostumbrando el su estómago a los nuevos y más costosos procesos digestivos, por lo que las primeras papillas y tarritos deberán de ser lo más finos y suaves posibles, incluyendo exclusivamente ingredientes de fácil digestión y evitar así estreñimientos y problemas intestinales. Por supuesto, este tipo de alimentación no deberá ser exclusiva. La lactancia, materna o artificial, sigue siendo importante para su desarrollo tanto físico como intelectual al menos hasta los dos años de vida. A partir del año de edad es muy bueno para su desarrollo el intentar convertirlos en parte activa de su alimentación.

Filtros

Marca

Envío Envío (Saber más)

Edad

Packs Promocionales

Precio