Carrito

Cerrar

Finalizar compra

To be determined Envío
0,00 € Total

No products

Finalizar compra

Filtros

Cerrar
Suero

Suero Fisiológico para Bebés

Hay 11 productos.

Los bebés tienden a producir excesiva cantidad de mucosa, lo cual puede provocarles ciertos problemas para respirar, comer o dormir. El suero fisiológico es solución eficaz para la congestión nasal. Ayuda a retirar la mucosidad dejando limpia la nariz de bebés y niños pequeños.  

Filtrar
Mostrando 1 - 11 de 11 productos

¿Qué es el suero fisiológico para la higiene nasal de los bebés?

Los niños, sobre todos los recién nacidos, suelen presentar problemas respiratorios, debido a que todavía no están sus capacidades pulmonares en completo desarrollo. La segregación de mucosa en los recién nacidos, es también muy abundante, incluso, aunque no estén resfriados o, no presenten reacciones alérgicas.

Los mocos pueden ocasionar graves consecuencias en la salud de los bebés. Pueden aparecer problemas para respirar, comer o dormir, e incluso, si los problemas de mucosidad perduran en el tiempo, la situación puede derivar en problemas de graves de otitis.

Teniendo en cuenta que los bebés respiran solamente por la nariz los seis primero meses de vida, que los orificios todavía son muy pequeños y, que no saben ingresar aire rápidamente, deben realizarse lavados nasales para un correcto funcionamiento de su aparato respiratorio cuando éste se vea obstaculizado.

El lavado o la irrigación nasal ayuda a limpiar la nariz del bebé y, a mantenerla libre de mucosidades que obstruyan la respiración. Una correcta higiene nasal del bebé mejora su respiración y evita la aparición de posibles infecciones molestas que puedan enfermarlos.

El suero fisiológico es una solución al 0,9% de cloruro sódico en agua. Es un compuesto inocuo y versátil con múltiples aplicaciones. Entre sus usos cutáneos más frecuentes están la irrigación, los lavados nasales y oculares y, la limpieza de heridas

¿Por qué usar suero para la higiene nasal de los bebés?

Existen diferentes herramientas y técnicas indicadas para realizar lavados nasales. Aunque, las diversas técnicas que ayudan a fluidificar la mucosidad, suelen basarse en la introducción de suero fisiológico por la fosa nasal para limpiarla y, que el niño elimine la mucosidad de forma natural.

El suero fisiológico es ideal para el lavado nasal de los más pequeños. Su composición rica en agua, a la que se ha añadido un poco de sal, ayuda a deshacer los mocos y a arrastrarlos para que el bebé los saque fuera y consiga tener una nariz descongestionada.

Es la herramienta principal a la hora de limpiar la nariz del bebé y la más utilizada. Este producto adquiere diferentes presentaciones: en envases grandes de hasta 500ml o más; en spray, aunque todavía es menos frecuente, en frascos con cuenta gotas, y, en prácticas monodosis individuales. Estas últimas son las más utilizadas en la actualidad, aunque la decisión de elegir entre un formato u otro dependerá de cada madre.

La ventaja de las ampollas de suero en monodosis, es que mantienen el grado de esterilidad al permanecer completamente cerradas. Además, las monodosis de susero no llevan presión, funcionan con la fuerza que el adulto le aplique; no como en el caso de los sprays que tienen una fuerza regulada y, en ocasiones, es excesiva para la piel de los recién nacidos.

El uso del suero fisiológico, no solo facilita la limpieza de las narices de los niños obstruidas por los mocos, sino que además, favorecen el exceso de secreciones. Estos productos se pueden usar casi tantas veces como se quiera, aunque las horas indicadas para realizar los lavados nasales son antes de comer y después de dormir. Las monodosis de suero fisiológico hacen que el lavado nasal sea más higiénico y cómodo.  

Consejos para un lavado nasal para bebés con suero

Los lavados nasales sirven para retirar la mucosidad de los bebés, limpiar los restos de polen, polvo u otros residuos de los conductos nasales, y ayudan a prevenir las infecciones de los senos paranasales. Pese a los múltiples beneficios, los niños normalmente odian que se les hagan lavados de nariz, por lo que, suelen enfadarse y llorar bastante cuando se les hace. Por este motivo, además de utilizar un producto adecuado para una correcta higiene nasal de los bebés, conviene tener en cuenta una serie de requisitos que harán que el lavado de nariz sea más adecuado, tranquilo y conveniente:

-          Antes de realizar el lavado, conviene lavarse bien las manos, para evitar contagios y, preparar el material que se pretende utilizar.

-          Las horas indicadas para realizar el lavado son antes de comer y después de dormir.

-          La posición del bebé es muy importante. Si el niño no se encuentra correctamente posicionado y quieto, pueden surgir pequeños contratiempos, ya que, aunque no se trata de un proceso doloroso, puede resultar muy incómodo para el bebé. No existe consenso sobre cuál es la posición más adecuada para realizar los lavados nasales. Pueden destacarse tres posiciones principales: tumbado con la cabeza ladeada, se limpia en profundidad la zona más interior de la nariz; sentado con la cabeza hacia delante, esta posición es la indicada para niños más mayores que no necesitan estar sujetos, o, tumbado boca arriba con la cabeza echada hacia atrás, no hay riesgo de que el suero entre en el oído.

-          Conviene realizar el lavado entre dos personas para mantener al bebé en el sitio con mayor seguridad.

-          Hablar al niño para explicarle que se le va a realizar, ayuda a relajarlos y a mantenerlos tranquilos.

-          Echar unos 1’5- 2 ml de suero fisiológico en ambos orificios del bebé, si la nariz esta muy obstruida, conviene echar primero unas gotas, masajear y repetir el procedimiento.

¿Dónde comprar suero para la higiene nasal de los bebés?

La parafarmacia online de DosFarma ofrece una amplia gama de productos destinados a la higiene nasal de los bebés. Comprar suero fisiológico para la higiene nasal de los bebés, es muy fácil y sencillo. Ya es posible encontrar en el catálogo los mejores productos para el cuidado y la higiene de los recién nacidos de la mano de las marcas más recomendadas, como Lusan, Chicco o Uriage.

Precio

Envío Envío (Saber más)

Marca

Utilizamos cookies. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso  + Más Información

Aceptar