Vivimos en una sociedad tan asustada por enfermedades como el cáncer, que a veces olvidamos que, el mundo, está lleno de otras muchas cosas que nos matan cada día. Si de una enfermedad podemos decir que sabemos tanto como desconocemos la inmensa mayoría de los mortales, es de la diabetes. Muchos la conoceréis por algún familiar, o vecino, o amigo, pero pocos llegamos a entender cómo se desarrolla, qué supone ser diabético, a qué personas afecta y como debe de tratarse. Para darle visibilidad en 1991 nace el primer Día mundial de la diabetes y que, ya en 2007, se celebró como día oficial para la Organización de las Naciones Unidas. Actualmente cada vez son más los deportistas famosos, como Nacho Fernández, jugador del Real Madrid o personalidades de la talla de Halle Berry o Tom Hanks los que han querido contarle al mundo, con total naturalidad, que son diabéticos.

La diabetes es, en términos generales, una enfermedad de la sangre que en los últimos 30 años se ha cuadruplicado y no deja de crecer en todo el planeta, debido, en parte, al aumento del número de personas con sobrepeso, obesidad e inactividad física. Ya en 2012, supuso la causa directa de muerte de un millón y medio de personas en todo el mundo. Si bien es cierto que las causas y factores de la diabetes de tipo 1, provocada por la falta de producción de insulina del organismo, aún siguen siendo desconocidas, la diabetes de tipo 2, sin embargo, son totalmente preventivas siempre y cuando se lleve una vida saludable y activa. Sobre esos consejos de alimentación y deporte nos vamos a centrar en este post.

Pautas para una actividad física saludable

Si tienes diabetes, tienes que saber de la importancia de estar y mantenerse bien hidratado tanto antes, como durante y después del ejercicio; planear bien la actividad física con el equipo de atención médica; evitar la actividad física cuando los niveles de glucosa estén muy altos e intentar hacer el máximo ejercicio de tipo aeróbico: caminar con paso firme, hacer senderismo, bailar, nadar o tomar clases aeróbicas acuáticas, baloncesto, tenis…

Una buena alimentación es el complemento perfecto

Deberemos de intentar comer a unas horas concretas, controlando la comida para diabéticos combinando las verduras, el almidón y las proteínas, limitando los alimentos fritos ricos en grasas saturadas y grasas trans, alimentos con alto contenido en sal o sodio, dulces, sobre todo los productos horneados y bebidas con azúcares agregados como zumos, gaseosas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here