En verano, la exposición a la radiación solar es mucho más frecuente, y por ello es importante reforzar la estructura de la piel con fotoprotección solar, cuya aplicación debe mantenerse durante todo el año para evitar los signos del fotoenvejecimiento. En los meses previos al verano es fundamental aprovechar los beneficios de la fotoprotección oral en combinación con la protección tópica, para obtener un cuidado integral de la piel.

Este post arrojará luz sobre el funcionamiento de esta vertiente de la fotoprotección, así como los cinco motivos esenciales por los que incluir los fotoprotectores orales en la rutina de protección solar.

¿Cómo funciona la fotoprotección oral?

Esta modalidad de fotoprotección basa su acción en ayudar a la piel a mejorar su tolerancia al sol, activando todas las barreras desde dentro. El hecho de que se tome como un complemento alimenticio hace más directa su absorción por parte del organismo y  prepara a la piel de manera progresiva para el verano o para épocas de máxima exposición. Generalmente, se compone de activos que funcionan como ‘filtros biológicos’, tales como:

  • Previenen las quemaduras solares cuando se toma el complemento con suficiente antelación.
  • Licopeno y luteína. Activan la barrera protectora de la piel gracias a su alta concentración antioxidante y previenen la aparición del cáncer.
  • Vitamina C y E o té verde. Protegen del daño oxidativo.
  • Vitamina D. Activa los mecanismos de defensa internos contra los daños solares.
  • Vitamina B3. Protege y repara el daño causado por las radiaciones.
  • Polifenoles de la uva negra. Contribuyen en la prevención de los canceres de piel.
  • Prebióticos. Encargados de mejorar la resistencia de la piel a los rayos UVB y de prevenir la deshidratación.

La fotoprotección oral está muy recomendada tanto para personas cuya piel es extremadamente sensible al sol como aquellas que padecen fotodermatosis, melasma o alergia solar. Entre otras cualidades, previene el desarrollo del eritema, y además de prevenir diferentes daños, también actúa reduciendo los que se han producido a causa de la incidencia de aquellos rayos solares que traspasan la barrera que crea el fotoprotector tópico y que han ocasionado algún tipo de daño celular.

¿Cómo usar de modo correcto la fotoprotección oral?

Clara Motos, farmacéutica experta en Dermofarmacia de DosFarma, facilita una serie de recomendaciones que harán que la piel esté más protegida. La primero, comenzar a tomar este complemento al menos 30 días antes de comenzar la exposición solar de modo prolongado, o incluso diez semanas antes, según lo que indique el mismo producto. Esto dotará de mayor tolerancia a la piel contra los rayos UVA y la piel se bronceará sin ponerla en riesgo de quemadura.

Durante los meses de mayor exposición, se recomienda también aumentar la ingesta de frutas y verduras por su alto contenido en vitaminas antioxidantes, que mantendrán el cuerpo hidratado y equilibrarán los niveles de melanina antes de su sintetización.

Antes de la propia exposición, se deben tomar complementos orales para aumentar los niveles de carotenoides y así reducir su caída.

Y, finalmente, no debe olvidarse la aplicación de una crema de fotoprotección tópica que sea la adecuada para la condición y el fototipo de la piel, asegurando así una barrera externa e interna duradera que ayude a mantener la salud de la piel.

Protegen y cuidan la piel desde el interior

Gracias a sus exclusivas fórmulas, los fotoprotectores orales contribuyen a la protección de las células de la piel frente al daño oxidativo. Entre los activos de su formulación se encuentran, por ejemplo:

  • Carotenoides, betacarotenos y otros ingredientes de acción antioxidante que actúan sobre los radicales libres que se generan en la piel.
  • También incluyen vitaminas antioxidantes C y E, que protegen las células a la vez que intervienen en la formación de colágeno.
  • Otras vitaminas que suelen estar presentes son la D y B3, que contribuyen a la reparación del daño celular.
  • Suelen completar las fórmulas activos como el selenio, ácidos grasos esenciales omega 3 y omega 6, así como polifenoles.

Complemento eficaz para la protección solar tópica

El efecto protector de este tipo de complementos es continuo, por lo que es recomendable en casos donde la aplicación de la crema es insuficiente o incorrecta. Estos se pueden dar cuando no se aplica con la suficiente antelación para que realice su efecto, no se renueva con frecuencia o no se aplica una capa generosa. La protección solar vía oral también está recomendada en deportistas que pasan largos periodos de tiempo bajo el sol, y para contrarrestar las pérdidas de eficacia por sudoración o baños continuados.

Recomendados para pieles muy sensibles

Los fotoprotectores orales pueden mejorar la baja tolerancia al sol en pieles muy sensibles o acneicas. De hecho, el surgimiento y crecimiento de estos fotoprotectores está asociado a aquellas personas con patologías que requieren de una protección continua o más exhaustiva. Así como en los casos en los que se utilizan medicamentos fotosensibilizantes.

La fotoprotección oral muestra alta tolerabilidad

La fórmula de estos complementos alimenticios, con un alto porcentaje de ingredientes naturales, no suele presentar contraindicaciones.

Bronceado más homogéneo y saludable

Si cuesta adquirir un tono dorado, los fotoprotectores orales también pueden acelerar el bronceado y mantener el tono más homogéneo y saludable.

Los mejores fotoprotectores orales

  • Rilastil Sunlaude Oral Duplo 3×30 Cápsulas. Complemento alimenticio que proporciona una mayor protección cutánea y potencia el efecto bronceado.
  • Innovage Potenciador Solar 2×30 Cápsulas. Complemento alimenticio con beta-caroteno, fuente de vitamina A, que ayuda a la conservación de la piel a la vez que potencia su color bronceado.
  • Heliocare 60 Cápsulas. Desarrolla propiedades antioxidantes y fotoprotectoras que preservarán las defensas cutáneas y la protegerán frente a los riesgos de una exposición excesiva a los rayos UVA y UVB. También triplica la resistencia de la piel al sol y la fortalece frente a las rojeces y quemaduras.
  • Isdin Sun Duplo 30+30 Cápsulas. Entre los beneficios de este fotoprotector oral, cabe destacar que combina 10 ingredientes de origen natural y antioxidante. Así, protege las células frente al daño oxidativo y ayuda al mantenimiento de la piel y favorece el sistema inmunitario.

 

Mitos sobre la fotoprotección oral

  • Los suplementos orales reemplazan por completo el uso de protector solar. Falso. Si bien algunos suplementos orales pueden ayudar a mejorar la salud de la piel y proporcionar cierta protección contra los rayos UV, no reemplazan la necesidad de utilizar protector solar tópico. Los protectores solares tópicos son fundamentales y deben aplicarse de manera regular para una protección efectiva.
  • Los suplementos orales ofrecen protección total contra los rayos UV. Parcialmente cierto. Aunque algunos suplementos orales contienen ingredientes con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias que pueden ayudar a proteger la piel contra los daños causados por el sol, no proporcionan una protección total. La mayoría de los estudios han demostrado una protección limitada en comparación con los protectores solares tópicos.
  • No es necesario reaplicar protector solar si se toma un suplemento oral. Falso. La fotoprotección oral no elimina la necesidad de reaplicar el protector solar. Los suplementos orales pueden proporcionar cierta protección adicional, pero la radiación UV puede penetrar en la piel y seguir causando daños. Por lo tanto, es esencial seguir aplicando el protector solar según las instrucciones del producto.

 

2 Comentarios

Comments are closed.