En verano nos exponemos más directamente a las radiaciones solares. Por eso es importante reforzar la fotoprotección solar, que hemos debido mantener durante todo el año para evitar los signos del fotoenvejecimiento.

En esta época del año podemos aprovecharnos de los beneficios de los fotoprotectores orales en combinación con la protección tópica par un cuidado integral de la piel.

En este post te damos 5 motivos por los que incluir los fotoprotectores orales en tu rutina de protección solar.

1.- Protegen y cuidan la piel desde el interior

Gracias a sus exclusivas fórmulas, los fotoprotectores orales contribuyen a la protección de las células de la piel frente al daño oxidativo. Entre los activos de su formulación se encuentran, por ejemplo:

  • Carotenoides, betacarotenos y otros ingredientes de acción antioxidante que actúan sobre los radicales libres que se generan en la piel.
  • También incluyen vitaminas antioxidantes C y E, que protegen las células a la vez que intervienen en la formación de colágeno.
  • Otras vitaminas que suelen estar presentes son la D y B3, que contribuyen a la reparación del daño celular.
  • Suelen completar las fórmulas activos como el selenio, ácidos grasos esenciales omega 3 y omega 6, así como polifenoles.

2.- Complemento eficaz para la protección solar tópica

El efecto protector de este tipo de complementos es continuo, por lo que es recomendable en casos donde la aplicación de la crema es insuficiente o incorrecta. Estos se pueden dar cuando no se aplica con la suficiente antelación para que realice su efecto, no se renueva con frecuencia o no se aplica una capa generosa. La protección solar vía oral también está recomendada en deportistas que pasan largos periodos de tiempo bajo el sol. Y para contrarrestar las pérdidas de eficacia por sudoración o baños continuados.

3.- Recomendados para pieles muy sensibles

Los fotoprotectores orales pueden mejorar la baja tolerancia al sol en pieles muy sensibles o acnéicas. De hecho, el surgimiento y crecimiento de estos fotoprotectores está asociado a aquellas personas con patologías que requieren de una protección continua o más exhaustiva. Así como a los casos en los que se utilizan medicamentos fotosensibilizantes.

  • Heliocare 60 Cápsulas. Desarrolla propiedades antioxidantes y fotoprotectoras que preservarán las defensas cutáneas y la protegerán frente a los riesgos de una exposición excesiva a los rayos UVA y UVB. También triplica la resistencia de la piel al sol y la fortalece frente a las rojeces y quemaduras.

4.- Alta tolerabilidad

La fórmula de estos complementos alimenticios, con un alto porcentaje de ingredientes naturales, no suele presentar contraindicaciones.

5.- Bronceado más homogéneo y saludable

Si te cuesta adquirir un tono dorado, los fotoprotectores orales también pueden acelerar el bronceado y mantener el tono más homogéneo y saludable. Los expertos recomiendan empezar a tomar estos complementos entre 15 días y 1 mes antes de iniciar la exposición directa al sol. El tratamiento se debe mantener una vez finalizada por el mismo periodo de tiempo.

  • Isdin Sun Duplo 30+30 Cápsulas. Entre los beneficios de este fotoprotector oral, cabe destacar que combina 10 ingredientes de origen natural y antioxidante. Así, protege las células frente al daño oxidativo y ayuda al mantenimiento de la piel y favorece el sistema inmunitario.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here