Antes de ahondar en qué es exactamente, para qué sirve y qué beneficios tiene la nutricosmética solar, resulta interesante apuntar un par de aspectos característicos de la radiación ultravioleta que, sin duda, esconde importantes diferenciaciones. Por lo general, es común pensar que los rayos ultravioleta funcionan todos por igual y que no existe diferencia alguna entre ellos.

Sin embargo, el sol desprende tres tipos de radiación conocidos: UVA, UVB y UVC. Mientras que los últimos, los UVC, son bloqueados por la capa de ozono, los UVA y los UVB afectan y tienen consecuencias, muchas veces graves, para la piel.

¿Son los rayos UVA más peligrosos que los UVB?

No son ni más peligrosos ni menos. Su tipo de radiación es diferente y, por tanto, sus consecuencias y daños para el cuerpo también. Conocer sus características y sus diferencias es vital para aprender a protegerse y broncearse de la forma más saludable posible. Precisamente, ese es un buen truco para no olvidar dónde y cómo actúa cada forma de radiación.

La radiación UVB es la responsable del bronceado. Constituye el 5% de la radiación ultravioleta. Pese a que su potencia depende de factores como la estación del año, el clima o la hora del día a la que incide, por lo general posee mucha energía y es muy dañina. También es la responsable de las quemaduras o la alergia al sol. Además, una exposición prolongada podría acabar dañando la capa de la córnea, produciendo graves daños que afectarían a la visión, y deprimir el sistema inmune favoreciendo la aparición del cáncer de piel.

Por el contrario, la radiación UVA tiene más relación con las arrugas, es decir, actúa sobre todo a nivel celular. Su incidencia es exactamente la misma durante todo el año, con independencia de la estación o la climatología. Es indolora y penetra directamente en las capas más profundas de la dermis, donde favorece la producción de los radicales libres culpables de las arrugas, las manchas, la pérdida de elasticidad o daños en el ADN. Y esto ocurre con independencia de lo bronceado que se esté. Es aquí donde juega un papel importante la nutricosmética solar.

Nutricosmética: cuidar la piel desde dentro

Cada vez son más las marcas que apuestan, además de por incluir en sus protectores solares tópicos protección contra los rayos UVA y UVB, por desarrollar complementos alimenticios en cápsulas que protegen nuestra piel desde el interior. Además, la normativa europea obliga a cumplir ciertos requisitos exigidos para la comercialización y venta de este tipo de productos. Estos son los cinco beneficios de utilizar la nutricosmética solar.

  1. Por supuesto, como todo protector solar, su principal función es disminuir todo lo posible el riesgo a sufrir quemaduras solares. ¿Cómo lo hace? Pues este tipo de complementos ayudan desde el interior a preparar la piel para el bronceado, mejorando las defensas y la tolerancia al sol. Aumentan la tasa de melanina y reducen el número de células dañadas por la radiación ultravioleta.
  2. Los productos de nutricosmética solar disminuyen las erupciones cutáneas y granitos y son eficaces para aquellas personas cuya piel ha desarrollado algún tipo de hipersensibilidad al sol derivada de alguna enfermedad asociada, una agresión repetida o afección concreta, como es el caso de la alergia al sol.
  3. Poseen propiedades antioxidantes frente a la producción de radicales libres. Estos radicales libres son culpables del fotoenvejecimiento, debido a los procesos oxidativos que afectan a las fibras de colágeno, a la elastina o al ácido hialurónico. De esta forma, reducen y ralentizan la aparición de las arrugas, las manchas o la flacidez, al mismo tiempo que mejoran la calidad de la piel y la dejan más suave y sedosa.
  4. Suponen una protección extra que complementa desde el interior las propiedades y resultados de la crema solar. Son excelentes para aquellas personas que están más expuestas a la radiación como consecuencia de su trabajo o la práctica frecuente de algún deporte al aire libre.
  5. Tiene una relación directa con la uniformidad y perdurabilidad del bronceado. Por lo general también depende de la marca elegida, pero algunas como ISDIN o Heliocare son ideales para conseguir un bronceado más intenso, homogéneo y duradero, ya que protege y potencia la síntesis de la melanina.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here