Con septiembre llega la temida vuelta a la rutina, después de estar algunos días o semanas desconectados, toca volver a aterrizar. Normalmente las vacaciones son sinónimo de excesos alimenticios y vida sedentaria esto hay que contrarrestarlo volviendo a tener hábitos de vida sana. No podemos pretender volver a retomar la rutina de un día para otro. Es aconsejable y recomendable empezar de una manera progresiva, sobre todo si hablamos de bebés o niños.

En esta entrada de blog vamos a dar 5 consejos muy sencillos que es importante tenerlos en cuanta para que tanto los peques como los mayores puedan volver a afrontar el día a día sin demasiadas dificultades después del periodo de vacaciones.

1.- Una de las cosas que más se alteran en el periodo vacacional es el horario en todos los sentidos, pero sobre todo la hora de ir a la cama y por supuesto, la hora de levantarse. Es esencial, especialmente para los peques de la casa volver al horario habitual de manera progresiva. Es decir, si durante las vacaciones la hora de salir de la cama es a las 11, comenzar a levantarse una horita antes cada día hasta llegar a la hora en la que hay que levantarse para ir a trabajar o ir al cole. De la misma manera hay que hacerlo con la hora de ir a dormir.

2.- Seguimos con los horarios, en este caso, pasado de los horarios de descanso a los de comida. En verano, se suele atrasar un poquito la hora de la comida y la cena, al igual que  con la hora de acostarse y levantar, es recomendable ir volviendo a los horarios normales poco a poco, para que sobre todo, los niños no noten cambios demasiado bruscos.

3.-  Cambiar la dieta. Durante las vacaciones nos permitimos más de un exceso y capricho, que si helado, dulces, comidas copiosas, etc.  Esto también se debe ir dejando y volver a tener una dieta equilibrada.

4.- Otro consejo para que los peques no empiecen con mal pie la vuelta al cole es hacerlos partícipes de todos los preparativos, que vayan a comprar los libros, el material escolar, la ropa, el calzado, etc.

5.- Llegó el momento, ya es el día, toca empezar de nuevo con el trabajo o con las clases y a pesar de haber seguido todos los pasos anteriores nos cuesta volver a la rutina. No te preocupes, es normal, es recomendable salir a hacer algo de deporte en los ratos libres, ir al parque con los peques o incluso tomar algo en una terraza, aprovechando que sigue el buen tiempo. Es importante no pensar todo el rato en los quehaceres, verás cómo sin darte cuenta te volverás a adaptar y afrontarás el día a día con buena energía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here