Con la llegada del buen tiempo a todos nos apetece salir a pasear o a tomar el sol para lucir una piel bronceada. Tomar baños de sol no es malo siempre que se haga de manera cautelosa. Si no se toman las precauciones necesarias, abusar de los rayos de sol puede provocar la aparición de un melanoma, también conocido como cáncer de piel. Aquí te vamos a dar unos consejos muy sencillos para que cuides tu piel y así conseguir prevenir esta enfermedad.

1.- Lo más importante cuando vamos a exponernos a los rayos del sol es hacer uso de un protector solar de un factor de protección de 30 o superior. Este fotoprotector se debe aplicar por todo el cuerpo y reaplicar cada dos horas.

2.- Llevar ropa protectora como gorra o sombrero de ala ancha cuando se sale a caminar bajo el sol es algo imprescindible, de esta manera también se evitan los golpes de calor.

3.- Cuando se está cerca del agua, arena o incluso de la nieve hay que aumentar la prevención ya que sobre esas superficies el sol se refleja y sus rayos se vuelven más dañinos.

4.- Evitar las camas de bronceado ya que estas además de aumentar la posibilidad de cáncer de piel aceleran la aparición de arrugas. La luz ultravioleta puede llegar a ser muy perjudicial.

5.- Por último, evitar salir a la calle o exponerse a los rayos de sol durante las horas en las que este es más peligroso. Esta franja horaria va desde las 10 hasta las 16 horas de la tarde. Si es inevitable salir durante estas horas es importante buscar zonas sombreadas.

Todas estas precauciones hay que llevarlas a cabo y de una manera más minuciosa si cabe con los más pequeños de la casa, ya que la piel de los niños es más sensible y puede resultar dañada con más facilidad.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here