¿Qué se celebra el 8 de marzo?

El 8 de marzo de 1975 fue declarado por las Naciones Unidas como el Día Internacional de la Mujer. Su origen se remonta a marzo de 1857, cuando miles de trabajadores textiles decidieron salir a las calles de Nueva York con el lema “Pan y rosas” para protestar por las pésimas condiciones laborales y reivindicar un recorte del horario y el fin del trabajo infantil.

Esta fue una de las primeras manifestaciones en la que las mujeres lucharon por sus derechos, sirviendo como referencia para marcar el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer.

Sin embargo, el episodio mas cruento se produjo en marzo de 1911, cuando se incendió la fábrica de camisas Triangle Shirtwaist de Nueva York. Según se informó, una colilla mal apagada tirada en un cubo con restos de tela fue el origen del incendio. Las trabajadoras no pudieron escapar porque los responsables habían cerrado todas las puertas, una practica habitual para evitar robos.

Al no poder huir, muchas trabajadoras saltaron a la calle desde los pisos más altos del edificio. Otras, murieron por quemaduras, asfixia o lesiones por impacto.

El Día Internacional de la Mujer se extiende al resto de países

Países como Nueva York o Chicago celebraron el 28 de febrero de 1909 un acto que bautizaron como “Día de la Mujer”.

En Europa, fue en 1910 cuando se celebra en Copenhague la 2ª Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas, con la asistencia de más de 100 mujeres. En este momento decidieron proclamar el Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

A consecuencia de esa cumbre, en marzo de 1911 se celebró por primera vez el Día de la Mujer en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza. Muchas mujeres se organizaron para reclamar el derecho a votar, ocupar cargos públicos, a la formación profesional y a la no discriminación laboral.

Poco a poco fue extendiéndose por el resto de países, llegando a Rusia, China y España. Además, escogieron el color morado como el color representativo del Día Internacional de la Mujer.

Continua la lucha por la igualdad

Si echamos la vista atrás, podemos comprobar todo lo que la mujer ha luchado para conseguir una gran cantidad de avances. Aun así, aún queda mucho camino por recorrer.

El movimiento del 8M se hace cada año más fuerte y poderoso. Grupos, asociaciones, fundaciones y mujeres en general continúan luchando cada año para acabar con los acosos, asesinatos de mujeres, violencia de género y las diferentes desigualdades.

Un punto positivo es que cada vez son más hombres los que se suman a la lucha y que juntan fuerzas para que el destino de hombres y mujeres esté cada vez más unido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here