La caída de las pestañas puede estar provocada por varios motivos, como la edad, el uso de los rizadores de pestañas o de extensiones y el uso habitual de maquillaje. Abéñula, un producto que marca las diferencias antes y después de su uso, ha llegado para nutrir y fortalecer las pestañas desde el primer instante.

Abéñula como tratamiento para el cuidado de pestañas

Es un tratamiento para evitar la caída de las pestañas, fortaleciéndolas y dando luminosidad a la mirada. Se encuentra disponible en diferentes colores y tamaños. El tamaño pequeño puede encontrarse en color azul, verde, azul celeste, negro, gris, blanco y marrón. En el caso del tamaño grande, está disponible en blanco, azul y marrón.

Esta crema está formulada con una base de aceites minerales. Proporciona un excelente efecto lubricante, dando a los ojos un extraordinario brillo, revitalizando las pestañas y evitando su caída.

El empleo constante y permanente de Abéñula estimula el crecimiento de las pestañas de nueva formación, adquiriendo una longitud y curvatura normales. A su vez acentúa la transparencia de la córnea, favorece la secreción lagrimal, corrige la irritación del borde de los mismos y resalta la expresión visual.

¿Cómo se usa?

Los pasos a seguir para darle vida a tus ojos son muy sencillos. Para usar Abéñula en cualquiera de sus variedades se deben lavar las manos previamente para evitar contaminar los ojos.

Una vez abierta la caja, debemos desenroscar el tapón del tubo y hacer una ligera presión en el extremo opuesto. Se debe extender la crema en el aplicador incluido en el envase o directamente sobre el dedo índice.

Solamente hay que aplicar el producto sobre el borde de los párpados y pestañas. Seguidamente, habrá que dejar actuar durante toda la noche y, por la mañana, lavar la cara y aclarar con un algodón húmedo para disfrutar de una mirada mucho más sana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here