El aceite seco se ha convertido en un básico de belleza de cualquier neceser. Entre sus múltiples beneficios, destacan, por ejemplo, la hidratación y nutrición, regeneración, cicatrización y protección del sol. Además, proporcionan un aspecto mucho más bonito y cuidado a la piel de la cara, el cuerpo o al pelo. Es, por tanto, un producto multifunción de los que nos hace la vida más fácil. Y su textura es una maravilla: mantiene la agradable sensación oleosa, se absorbe rápido y no engrasa.

Ricos en ácidos grasos y vitaminas

Por lo general, los aceites secos son ricos en ácidos grasos y vitaminas. Dependiendo de donde provenga el aceite, éste contará con otros activos que se adaptarán a cada tipo de piel. Por si eres nuevo o nueva en el maravilloso mundo de los aceites secos, hemos seleccionado cinco tipos para que los conozcas en profundidad.

Tipos de aceites secos

  • Aceite de jojoba. Hidrata en profundidad por su contenido en ácidos grasos insaturados, que ayudan a renovar las capas externas de la piel. Esencial para pieles secas o muy secas. Además, aporta elasticidad y firmeza al rostro. Respecto al pelo, limpia el cuero cabelludo, evita el exceso de sebo y previene la caspa.
  • Aceite de argán. Nutre intensamente gracias a la presencia de vitaminas antioxidantes como la C y E. Tiene una potente acción antiedad y regeneradora. En el cabello reduce la sequedad y aporta mucho brillo.
  • Aceite de almendras dulces. Considerado como el rey de los aceites para las pieles sensibles, posee una fuerte capacidad regeneradora en cicatrices y contribuye a la reducción de las estrías rojas.
  • Aceite de mosqueta. Procede de las semillas del arbusto Rosa rubiginosa. Tiene un efecto reparador de la piel que ayuda a la formación del colágeno y de fibras elásticas.
  • Aceite de girasol. Gran efecto antioxidante gracias a su contenido en vitamina E, que previene el daño de las células de la piel por la luz ultravioleta o los rayos UVA del sol. Además, la vitamina E mejora la apariencia y la salud de la piel mediante la prevención de cicatrices y la suavización de las arrugas. El aceite de girasol ayuda a controlar el encrespamiento, combate la sequedad y los daños, y deja el pelo manejable.

Básicos beauty a base de aceite 

– Todoterreno o multifunción. O divino como su propio nombre indica. El aceite seco Huile Divine de Caudile (50ml) hidrata, embellece y nutre la piel gracias a la combinación de varios aceites, como el de uva, hibisco, sésamo y argán con Polifenoles antioxidantes patentados. No engrasa nada y puede usarse en cuerpo, rostro y pelo.

Decléor Aroma Nutrition Aceite seco Nutritivo 100ml es otro prodigio de la cosmética. Se trata de un aceite seco muy nutritivo, elaborado a base de aceites esenciales naturales. No contiene parabenos e hidrata cuerpo, rostro y cabello.

– Entre los aceites multifunción no podía faltar, Nuxe Huile Prodigieuse Pieles Muy Secas 100ml. Con un 98,1% de ingredientes de origen natural, es ideal para reparar, suavizar y nutrir las pieles secas. Aporta una sensación de bienestar única en cuerpo, rostro y pelo.

Bioderma Photoderm Aceite Seco SPF50+ 200 ml es una solución protectora contra los rayos solares, tanto UVA como UVB. Contiene un aceite solar bronceador que proporciona una acción antioxidante.

– Los deportistas encuentran a su mejor aliado para protegerse del sol en Interapothek Aceite Seco SPF30 Sport 100 ml. Este aceite seco está especialmente indicado para las sesiones de entrenamiento al aire libre, en las que los deportistas quedan expuestos al sol. Protege de los rayos UVA, UVB e infrarrojas y previene la aparición de quemaduras solares.

– Para reparar el cabello de la acción solar, tenemos Klorane Aceite de Mango 125ml.  Los ácidos grasos de larga duración y extractos nutritivos de mango, presentes en su formulación, protegen el pelo de los agentes externos, alisando la fibra para evitar que se reseque en exceso.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here