¿Qué es la incontinencia y a qué se debe?

La incontinencia urinaria consiste en la pérdida involuntaria de orina. La persona afectada es incapaz de retener la orina.

Las pérdidas se pueden producir al estornudar, reír o realizar algún esfuerzo o ejercicio físico. Con todo, supone un problema higiénico, social y psíquico, ya que influye directamente en la actividad cotidiana de la persona afectada y reduce su calidad de vida.

La incontinencia urinaria se suele asociar a la edad avanzada, pero esta no es por sí misma motivo para padecerla. De hecho, los niños también sufren esta enfermedad, conocida en su caso como enuresis.

No obstante, la edad y la aparición de determinadas enfermedades predisponen al desarrollo de la incontinencia urinaria.

Y, ¿qué otros factores influyen a la hora de padecer pérdidas de orina?

  • Antecedentes personales.
  • Determinadas enfermedades como: patologías neurológicas o enfermedades sistémicas.

  • Intervenciones que hayan podido afectar al tracto urinario, a la zona abdominal y de la pelvis, y a la columna vertebral. Para proporcionar alta protección a las vías urinarias, previniendo la aparición de infecciones, y favoreciendo el normal funcionamiento del tracto urinario, puedes recurrir  a complementos alimenticios como: Cystop Protección Vías Urinarias 30 Cápsulas y Urocran Forte Sabor Arándano 30 Sobres.
  • Algunos fármacos pueden contar entre sus efectos secundarios con desencadenar o agravar la incontinencia urinaria.

1.- Consulta al especialista

Ante los primeros síntomas, es fundamental consultar al médico para que establezca un tratamiento personalizado según el diagnóstico del paciente.

2.- Prevenir es siempre la mejor medicina

Los expertos insisten en una serie de medidas que pueden ayudar a retrasar la aparición de la incontinencia de orina así como a prevenirla.

  • Evitar el sobrepeso y la obesidad para reducir la presión intraabdominal. Para ello, es importante mantener una dieta equilibrada y variada, así como un estilo de vida saludable.
  • Evitar beber entre cuatro y dos horas antes de irse a dormir.
  • No empujar al orinar. Con este gesto evitamos que se dañen los músculos del suelo pélvico.
  • No ingerir bebidas antes de realizar ejercicio físico.

3.- Refuerzo de la higiene

En verano aumentan los planes al aire libre. Esta localización puede ser un problema, a la vez que la época estival transforma los cuidados de la incontinencia.

La maleta de viaje debe incluir ropa adecuada y cómoda, que garantice la absorción y la transpiración. Además, no pueden faltar los absorbentes adaptados a cada tipo de necesidad.

4.- Ejercicios de Kegel

¿Sabías que cuando los músculos situados alrededor de la uretra y del suelo pélvico están debilitados hay más probabilidades de que aparezca la incontinencia urinaria? Los ejercicios de Kegel ayudan a fortalecer estos músculos.

Estos ejercicios consisten en la realización de una serie de contracciones y relajaciones que se repiten a lo largo del día de forma constante.

Para realizarlos correctamente se aconseja consultar a un especialista. Además, la utilización de bolas chinas puede potenciar el efecto del ejercicio de Kegel, estando algunas incluso concebidas para favorecer la realización del ejercicio.

  • Ammo Ejercitadores Pélvicos 3 Pesos. Esferas de silicona médica que ayudan a recuperar el tono de la musculatura de nuestro suelo pélvico, evitando incontinencias y prolapsos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here