Si hiciéramos una lista de las plantas más valoradas y utilizadas en la medicina tradicional china, sin duda, el astrágalo estaría incluido en ella. Astragalus membranaceus es el nombre científico que se le otorga a esta planta perenne oriunda de Mongolia y China, la cual forma parte de la familia Fabaceae.

La raíz de astrágalo presenta la mayor concentración de principios activos y, por tanto, es la parte de la planta que se usa con fines medicinales o terapéuticos. Contiene:

  • Glucósidos.
  • Aminoácidos.
  • Minerales.
  • Polisacáridos.
  • Flavonoides con capacidad antioxidante.

¿Quieres saber cuáles son las principales aplicaciones de esta planta milenaria? ¿Y los beneficios que puede aportar a tu salud? Si es la respuesta es afirmativa, no dejes de leer lo que viene a continuación.

Propiedades medicinales del astrágalo

Las sustancias mencionadas anteriormente le confieren al astrágalo amplias y variadas propiedades, como actividades y efectos:

  • Antibacteriana.
  • Antiinflamatoria.
  • Analgésica.
  • Expectorante.
  • Antiviral.
  • Cicatrizante.
  • Antidiabética. 
  • Diuréticos.
  • Vasodilatadores.
  • Hipotensores.
  • Inmunoestimulantes.
  • Antitumorales.

Tradicionalmente, el astrágalo se ha empleado tanto en el tratamiento de enfermedades crónicas como en casos de debilidad, falta de apetito y cansancio o fatiga.

El uso más común o extendido de esta planta guarda relación con el sistema inmunológico. En teoría, el astrágalo actúa como inmunoestimulante. Es decir, aumenta la respuesta inmune, los mecanismos de defensa o la capacidad del sistema inmune para combatir infecciones y enfermedades.

Según muestran algunos estudios clínicos, la raíz de astrágalo ha dado buenos resultados en pacientes con insuficiencia cardíaca, infarto de miocardio y angina de pecho. En general, parece mejorar las afecciones cardíacas y favorecer la recuperación en enfermedades de tipo respiratorio.

Protector hepático

Además de resultar efectiva a la hora de prevenir y tratar las infecciones de las vías respiratorias altas, el astrágalo se considera un buen protector hepático y se emplea en el tratamiento de la hepatitis crónica. Las numerosas, por no decir innumerables cualidades benéficas del astrágalo como planta medicinal no terminan aquí. Y es que incluso se cree que la raíz de astrágalo podría ser útil como coadyuvante en la terapia contra el cáncer, mejorando la respuesta de los pacientes y reduciendo la toxicidad de la quimioterapia y la radioterapia.

Las personas con el sistema inmune comprometido no son las únicas que pueden beneficiarse de dicha planta, ya que el astrágalo también está indicado para tratar la diabetes y la hipertensión arterial, e incluso la esclerosis múltiple. Así mismo, puede contribuir al control de los niveles de colesterol y triglicéridos, y a mejorar la infertilidad masculina.

Por si no fuera poco, podría ser de ayuda en caso de nefritis crónica, úlcera de estómago y otros trastornos digestivos. Acelerar la cicatrización de las heridas, aliviar los síntomas de la alergia y combatir el herpes tipo 1 son otros de los efectos positivos que, supuestamente, ejerce el astrágalo.

También hay estudios que asocian el astrágalo con un aumento del metabolismo, la energía y la resistencia. Otros usos o aplicaciones abarcan las siguientes patologías: prolapso uterino, insomnio, hipertiroidismo y VIH/Sida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here