Los batidos saciantes pueden ayudar a calmar la sensación de hambre y a eliminar esos kilos de más de los que tanto nos cuesta librarnos. Se presentan en distintos formatos y sabores (vainilla, chocolate, café, fresa…). Y están disponible tanto en tiendas especializadas en dietética, en algunos supermercado como en parafarmacia.

Los batidos sustitutivos con efecto saciante están pensados para reemplazar una comida en dietas de adelgazamiento. Estas soluciones alimentarias aportan los nutrientes necesarios en estados carenciales o personas con mayores requerimientos nutricionales, como pueden ser los deportistas, ancianos y convalecientes.

Como su propio nombre indica, provocan saciedad y ayudan a eliminar la sensación de hambre. De ahí que este complemento dietético esté indicado en dietas hipocalóricas o de control de peso como sustitutivo de una comida. Además de ser bajos en calorías, los batidos saciantes resultan cómodos y prácticos y, sobre todo, ahorran tiempo.

¿Funcionan?

Al calmar el apetito y permitirnos aguantar más horas sin comer, los batidos saciantes pueden contribuir a perder peso. En general, el consumo de alimentos saciantes se relaciona con una menor ingesta en la siguiente comida. Y, por lo tanto, con un mayor control de las calorías que consumimos.

Ahora bien, aunque faciliten el seguimiento de una dieta hipocalórica y puedan favorecer tanto el mantenimiento como la pérdida de peso, no son una solución mágica para deshacerse de los kilos de más. Con ellos no se cambia de hábitos ni se aprende a comer bien, por lo que es fácil volver a recuperar el peso perdido.

¿Cuál es su composición?

La composición de estos batidos es bastante similar.

  • Contienen proteínas procedentes de la leche.
  • Hidratos de carbono.
  • Fibra.
  • Ácidos grasos.
  • Minerales.
  • Vitaminas.
  • Algunos llevan azúcar añadida, y otros edulcorantes o una mezcla de ambos.
  • Están disponibles en distintos sabores (fresa, chocolate, café, vainilla…).
  • Rondan las 200 calorías.

Para preparar el batido solo hay que disolver el contenido de un sobre o dos cucharadas del preparado (la cantidad indicada en el envase del producto) en agua o leche. Se puede tomar para sustituir cualquier comida, preferiblemente el almuerzo o la cena.

En la categoría saciante, dentro de dietética, que encontrarás en dosfarma.com hay una amplia selección de estos batidos de las principales marcas del mercado. Éstas son: BiManán, Optifast y Siken.

Tu propio batido casero

También es posible preparar batidos saciantes en casa con ingredientes naturales para cuidar la línea o perder peso. Llena la despensa de frutas y verduras y toma nota de las siguientes recomendaciones:

Para hacer tus propios batidos caseros, combina leche o yogur descremado con fresas, plátano, piña, manzana, mango, cerezas u otra fruta a tu elección.
Puedes mezclar frutas y verduras e ir jugando con distintos sabores y texturas, como limón y pepino, manzana y canela, piña y coco, melón y lima, plátano y cacao desgrasado, etc.
En lugar de leche o yogur desnatado puedes recurrir a la proteína de suero de leche o la proteína de soja en polvo.
Otros ingredientes que podría incorporar un batido saciante para adelgazar son: cúrcuma, perejil, zanahoria, espirulina, jengibre, miel, stevia, nueces o levadura de cerveza.

¡Hay múltiples posibilidades! Sin duda, un batido casero siempre será mucho más sabroso y económico que los preparados comerciales.

Las claves para adelgazar: deporte y alimentación

Aunque formen parte de estrategias dietéticas que pueden dar buenos resultados, los batidos saciantes no son imprescindibles ni la mejor opción para perder peso. ¿Por qué no destinar el dinero invertido en batidos, barritas sustitutivas y otros productos “adelgazantes” en un buen dietista-nutricionista?

Os recordamos, una vez más, que hay tres pilares básicos a la hora de adelgazar:

alimentación saludable y baja en calorías.
Ejercicio físico.
Motivación, una dieta por sí sola no tendrá éxito, y es que además debemos hacer énfasis en aumentar la actividad física.

Empieza por mejorar tu alimentación y abandonar el sedentarismo y verás cómo con paciencia y constancia los kilos de más serán cosa del pasado y estarás más cerca de cruzar la meta o lograr tu objetivo. Las prisas no son buenas consejeras, sino tu peor enemigo en el camino hacia un peso idóneo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here