Los batidos sustitutivos de comidas son uno de esos productos que aparecen en anuncios de televisión, en revistas y en infinidad de páginas web. Y que pueden adquirirse en parafarmacias online como dosfarma.com.

Al hablar de “sustitutivos de comida” nos referimos tanto a batidos, barritas, galletas, natillas, cremas o dulces. Productos alimenticios de bajo valor energético que permiten reemplazar una o varias comidas, proporcionando todos los nutrientes necesarios.

¿Ayudan a adelgazar?

Los batidos sustitutivos han sido formulados para cubrir las necesidades nutricionales. Aportan proteínas, carbohidratos, ácidos grasos, fibra, vitaminas y minerales pero con un menor contenido en calorías. Esto los convierte en un ‘must-have’ en las dietas hipocalóricas o de pérdida de peso.

Se trata de un producto seguro y regulado por la normativa europea, que aporta un número limitado de calorías y cantidades recomendadas de nutrientes. Pero, en realidad los batidos sustitutivos de comida son eficaces para adelgazar.

Tanto la Asociación Americana de Dietética (ADA, por sus siglas en inglés) como la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas (AEDN), tienen una opinión favorable de los productos sustitutivos de las comidas. Los consideran una buena alternativa para las personas que siguen dietas bajas en calorías y disponen de poco tiempo para cocinar.

La sustitución de una o más comidas por estos alimentos, en el marco de una dieta hipercalórica, podría favorecer la pérdida de peso y ayudar a mantener el peso perdido.

Ejemplo de batido sustitutivo casero

En la lista de ingredientes de los batidos sustitutivos de comidas de Bimanan, Drasanvi, Optifast, Siken y otras marcas conocidas, figuran:

  • Proteínas de la leche.
  • Leche descremada en polvo.
  • Proteína aislada de soja.
  • Cacao desgrasado.
  • Aceites vegetales (que pueden ser hidrogenados).
  • Maltodextrina.
  • Jarabe de glucosa.
  • Fructosa.
  • Colorantes.
  • Aromas.
  • Edulcorantes, entre ellos aspartamo y ciclamato sódico.

La ventaja de estos preparados es que contienen las cantidades óptimas de nutrientes para reemplazar una comida y no subir de peso.

Pero, ¿te has planteado realizar un batido sustitutivo en casa? Así, podrás escoger ingredientes naturales, asegurando la calidad de sus nutrientes.

Para hacer un batido casero necesitaríamos:

  • Una cucharada en polvo de proteína aislada.
  • 1 taza de leche descremada.
  • Media taza de frutos rojos (fresas, cerezas moras, grosellas, arándanos…).
  • Una cucharada de miel o cualquier otro endulzante a elección.

Estos ingredientes se mezclarían en una batidora con una taza de hielo, para obtener un batido nutritivo y a su vez refrescante.

Se recomienda optar por frutas ricas en fibras y bajas en calorías, como manzana, pera o  piña. Se puede añadir una pizca de vainilla o de canela para que el batido recuerde a un postre. Puedes ir alternando sabores y descubrir cuál te agrada más.

Contraindicaciones

En primer lugar, debemos aclarar que haciendo uso de los batidos sustitutivos de comidas no se adquieren hábitos alimentarios saludables ni se aprende a comer bien. Se trata de un preparado hipocalórico que reemplaza a los alimentos, y que provee de una cantidad determinada de calorías.

Asimismo, para obtener los mejores resultados es necesario tomar los sustitutivos en el contexto de un estilo de vida saludable. Y no superar la dosis diaria recomendada.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here