Durante toda nuestra vida hemos interiorizado la idea de que beber 2 litros de agua al día es algo positivo y beneficioso para nuestra salud, o por lo menos así nos lo han recomendado los expertos. Un avanzado estudio, publicado por Universidad australiana de La Trobe, deshace este mito y afirma que durante todos estos años se ha tratado de una creencia malinterpretada. Esta investigación nos demuestra que nuestro cerebro tiende a activar automáticamente un mecanismo que inhibe la acción de tragar cuando ingerimos una elevada cantidad de líquido. Básicamente esto sucede cuando intentamos beber mucha agua sin tener sed o cuando lo hacemos simplemente para llegar a los dos litros diarios.

Además, tenemos que tener en cuenta que si a nuestro consumo diario de líquidos que obtenemos a partir de frutas, verduras y otros alimentos le añadimos dos litros de agua adicionales estaríamos sobrepasando los límites de nuestro organismo. Aunque, la cantidad de agua recomendable y necesaria para el funcionamiento del cuerpo varía mucho dependiendo de la situación de una persona a otra. Una persona que resida en un clima cálido necesitará beber mucha más agua que una persona que resida en un clima frío. En el mismo sentido, también influye el tipo de actividad física que realice cada una de ellas, no es lo mismo una persona que trabaja en una oficina que un repartidor que suda por su esfuerzo físico, evapora los líquidos y necesita reponer.

El estudio nos demuestra que sería inútil sentarnos junto a un vaso y una botella de agua y obligarnos a consumir una cantidad diaria de 2 litros porque esta agua no se distribuiría por el organismo con algún efecto de hidratación, sino que simplemente terminaría por diluirse en forma de orina. Todo esto no quiere decir que sea malo beber mucha agua, sino que simplemente tenemos que beber agua cuando nuestro cuerpo sienta sed y nos pida hidratación. Para las personas que lleven un ritmo de vida acelerado que no les permita pararse a pensar en que no han bebido agua en todo el día les recordamos que deben ser conscientes de la importancia de mantener su cuerpo hidratado. Algunos de los beneficios del agua es que evita las infecciones urinarias, mejora la absorción de nutrientes en las comidas y la mejor de todas es que nos ayuda a retrasar el envejecimiento de nuestra piel.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here