Al igual que el ajo, la cebolla y la cebolleta, el puerro o ajo porro se engloba dentro de la familia de las Liliáceas. Allium ampeloprasum es el nombre científico que se usa para referirse a esta hortaliza bulbosa, cuyo cultivo data del tercer o cuarto milenio a.C. Ha sido apreciado desde tiempos remotos por su suave y aromático sabor y sus propiedades medicinales.

Podemos consumir los puerros tanto crudos como cocidos. Ya sea en ensaladas, guisos, potajes de verdura, purés, cremas, hojaldres o pasteles salados. Como se ve, es un claro ejemplo de versatilidad a la hora de cocinar, puesto que admite infinidad de preparaciones y combinaciones.

Bajo en calorías, un aliado para adelgazar

El puerro suele ser un ‘must’ en las dietas de adelgazamiento o pérdida de peso, ya que presenta un bajo contenido calórico y tiene propiedades diuréticas. Aporta unas 40 calorías por cada 100 gramos, lo que lo convierte en un alimento idóneo para mantener los kilos a raya.

Produce sensación de saciedad, contribuyendo así a reducir la ingesta de alimentos más energéticos. Por tanto, ayuda al control del peso. Aumenta el flujo de orina y favorece la eliminación de líquidos y sustancias de desecho, siendo útil en caso de sobrepeso u obesidad.

Rico en vitaminas y minerales

Mayoritariamente, el puerro contiene agua, una baja cantidad de hidratos de carbono y algunas vitaminas y sales minerales. Destaca la presencia de:

  •  Folatos y vitaminas C y B6, en menor cantidad.
  •  Potasio, magnesio, hierro y calcio.

Ayuda a reducir el colesterol

Los vegetales, entre ellos el puerro, son ricos en fibra dietética, la cual ayuda a disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos. Esta sustancia desempeña un papel relevante en la prevención de las enfermedades de los vasos sanguíneos y el corazón.

Se ha comprobado que los compuestos azufrados del puerro son capaces de bloquear los radicales libres que modifican el llamado colesterol ‘malo’. De esta manera reducen el riesgo de accidentes cardiovasculares y cerebrovasculares.

Más beneficios del puerro

¿Qué otras virtudes saludables posee el puerro? Los ya mencionados compuestos sulfurosos le confieren propiedades antibacterianas y fluidificantes de la sangre. Pero no solo mejora la circulación sanguínea, sino que además facilita la digestión y estimula el apetito.

Su aceite esencial despeja las vías respiratorias y constituye un buen expectorante. Por lo que comer puerro crudo resulta beneficioso en caso de catarros, faringitis, bronquitis y otras afecciones del aparato respiratorio.

Gracias a su contenido en mucílagos, el puerro se considera útil para evitar o combatir el estreñimiento.

Aparte de un gran poder laxante, tiene un efecto diurético que lo hace recomendable para las personas que padecen hipertensión arterial, gota, oliguria, hiperuricemia y enfermedades reumáticas. Así mismo, puede ser de ayuda en la prevención de cálculos renales y el tratamiento de enfermedades del tracto urinario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here