La berenjena se engloba dentro de la familia de las solanáceas, a la que también pertenecen la patata, el pimiento y el tomate. Esta hortaliza es muy popular en la India, país del que es nativa, así como en China y otras regiones de Oriente. Sin embargo, su cultivo y consumo está mucho menos extendido en otras partes del mundo.

Antiguamente se estimaba como un mero adorno exótico. Y es que durante siglos la berenjena cargó con la mala fama de que su consumo podía ocasionar algunas enfermedades. Tras este breve repaso a los orígenes de la berenjena, conoceremos los principales beneficios de su ingesta.

Aliadas para bajar de peso

Alguna que otra vez te habrás preguntado si las berenjenas engordan o si son aliadas de las dietas de adelgazamiento. Saber que más del 90% de su composición es agua y que apenas contienen hidratos de carbono, proteínas y grasas, te ayudará a dar con la respuesta.

Para que no te queden dudas de lo ligera que es esta hortaliza, en 100 gramos de berenjena apenas hay 26 calorías. Además de ser rica en potasio, se trata de una de las verduras que menos sodio aportan, por lo que ayuda a evitar la retención de líquidos.

Digestivas

Si se cocinan con poco aceite, las berenjenas resultan fáciles de digerir incluso para las personas que padecen problemas digestivos.
Calificada como hortaliza aperitiva y tónica, tiene la capacidad de estimular el funcionamiento del hígado y el vaciado de la vesícula biliar, ayudando así a la digestión de las grasas.

Fuente de antioxidantes

Los científicos no solo han podido identificar ácido clorogénico en la piel de dicha planta, sino también otras sustancias antioxidantes como la antocianinas, pigmentos responsables de su llamativo color morado.

Según las conclusiones que se extraen de los últimos estudios, ciertos flavonoides que poseen las berenjenas favorecerían el descenso de las tasas de colesterol y reducirían el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y degenerativas, incluso el cáncer.

Más beneficios de las berenjenas

¿Sabías que la berenjena es buena para la piel? Si se aplica externamente en forma de cataplasma resulta útil para aliviar las quemaduras, sobre todo las solares. Así mismo, dado su efecto balsámico, puede calmar los dolores reumáticos.

Recetas con berenjenas

No hay duda que la berenjena frita es bastante apetitosa, pero este método de cocción está lejos de ser el más indicado para las personas que presentan sobrepeso, o que quieren  cuidar al máximo su salud.

Nuestra recomendación es asar las berenjenas al horno o en una plancha con muy poca cantidad de aceite, y añadir otras verduras y especias al gusto para darles un toque extra de sabor.

Si en tu recetario escasean los platos que tienen como protagonista a las berenjenas, no dejes de echar un vistazo a estas sugerencias:

  • Lasaña de berenjenas.
  • Rollitos de berenjena rellenos de requesón.
  • Berenjenas rellenas con pulpo.
  • Milhojas de berenjena y patata.
  • Berenjenas a la crema
  • Fideuá de pollo y berenjena.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here