Es muy frecuente utilizar el after sun únicamente en los primeros días de verano, cuando se han producido las primeras quemaduras. Esta entrada de blog expone los beneficios de utilizar after sun cada vez que se produzca una exposición solar prolongada. Debe incidirse en que la piel tiene memoria, y cualquier daño que sufra puede ser perjudicial con el paso del tiempo.

¿Qué es el after sun?

El after sun es una loción especialmente formulada para utilizarla, sobre todo, en épocas de sol como el verano. Concretamente, debe aplicarse sobre la piel después de la exposición solar, y es de vital importancia prestar atención a sus componentes a la hora de escogerlo. Resulta imprescindible que contenga aloe vera, glicerina, manteca de karité y componentes como la caléndula.

Esta composición es recomendada porque este tipo de sustancias son calmantes, que favorecen la hidratación, la regeneración y la reparación de la dermis. La piel tiende a perder elasticidad y a secarse a causa de los rayos de sol, la sal del mar o el cloro de las piscinas, y por ello se debe tratar correctamente.

Existe una creencia habitual sobre el uso del after sun por la que se considera que, tras el uso del protector solar, ya no será necesaria su aplicación. Tanto el agua del mar, el cloro de las piscinas o el sol dañan la piel, provocando tirantez por la deshidratación. Es por esto que tras el baño solar se debe aplicar after sun, ya que al poseer propiedades antiinflamatorias y regeneradoras, uno de los órganos más importantes del organismo, que no es otro que la piel, se mantiene saludable.

¿Qué beneficios aporta esta loción?

Ahora hay que conocer todos los beneficios que tiene aplicar esta loción después de la exposición al sol. Aunque la piel no esté enrojecida, aparentemente porque la fotoprotección tópica ha cumplido con su función, probablemente esté deshidratada. Utilizar un after sun apropiado y que se adecúe a las características de la piel aporta numerosos beneficios, entre los cuales destacan los siguientes:

  1. Repara la piel, por lo que al tener propiedades regeneradoras evita también el envejecimiento prematuro.
  2. Actúa bajando la temperatura de la piel por lo que aporta una sensación de frescor y confort.
  3. Hace que la piel recupere elasticidad, suavidad y flexibilidad, dejando así un aspecto joven y sano.
  4. En caso de haber sufrido quemaduras, alivia el escozor y aporta calma a la dermis.
  5. Y por último y algo que poca gente conoce, es que aplicar after sun hace que el bronceado sea más duradero y más uniforme.

Este tipo de producto se pude comprar en diferentes formatos, y en DosFarma además se pueden encontrar una gran variedad de marcas para elegir el que mejor se adapte a las características de la piel. No debe olvidarse que, al igual que sucede con los protectores solares, el after sun también caduca y no es recomendable utilizarlo si está abierto varios meses.