El origen del día más triste del año

Si tuviéramos que echar la culpa de imponernos el día más triste del año a alguien sería sin duda alguna a Cliff Arnall. Este investigador comenzó en el año 2005 con una serie de formulaciones con las que intentaba calcular cuál podría ser el peor día del año para un ser humano. Esta persona, por supuesto debía seguir una serie de parámetros según la investigación de Cliff Arnall.

Entre estos parámetros se introdujo la climatología por la que una persona normal experimenta en invierno. Esta se caracteriza evidentemente por unas temperaturas mucho más bajas que en otras épocas, que nos hacen tiritar de frío. Según diversos estudios, esta bajada de temperaturas influiría en gran medida en que nuestro estado de ánimo ya se encuentre más bajo de lo normal.

Además de la temperatura, Arnal también introdujo en sus parámetros las consecuencias de todos los excesos navideños, entre los que se encuentra nuestro estado corporal y nuestro estado económico. De esta forma, pasada la navidad comenzamos a plantearnos nuestras metas y la necesidad imperante que tenemos de tomar una serie de medidas. Nuestros niveles de motivación caen al suelo y nos sentimos mucho más tristes que de costumbre.

En busca de la felicidad en el día más deprimente

Según Cliff Arnall este tercer lunes del mes de enero estaremos todos tirados por los suelos agonizando en la tristeza de las compras navideñas y por todos los polvorones que nos hemos comido sin contemplación alguna. ¿y si supieras que posteriormente Arnall quiso ponerle fin a esta loca idea?

En el año 2016 en un intento por motivar el día más triste del años, Arnall afirmó lo siguiente: “no dejes que esta fórmula te dé permiso para reír o llorar…Estas 24 horas te pertenecen, no dejes que nadie te las arrebate, ni siquiera un tal Cliff Arnall”. Esto no te sorprenderá tanto después de saber que el inicio del Blue Monday tiene su base sobre una campaña publicitaria para la compañía de viaje: Sky Travel, la cual ya ni siquiera existe.

Como hemos podido comprobar en este artículo, el Blue Monday, a pesar de lo que creíamos no tienen ninguna base científica. Como así lo ha expresado su único creador. Sin embargo, el movimiento del día más triste del año ya nos ha inundado a todos y nosotros estamos muy felices de tener un día más que suponga un motivo para luchar en busca de la felicidad. ¡No dejes que nada de deprima el día!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here