¿Qué es la candidiasis y por qué se produce?

La candidiasis es una de las enfermedades más frecuentes. Y aunque en este post nos centraremos en la candidiasis vaginal, conviene saber en qué otras partes del cuerpo puede aparecer.

  • Candidiasis oral. En este caso, se conoce con el nombre de muguet. Esta infección provoca inflamación del esófago si se extiende a esta zona.
  • Candidiasis en la piel. Genera erupción y picor en la dermis.

La candidiasis vaginal es una infección por hongos que provoca irritación, flujo e intensa picazón en la vagina y la vulva.

Esta infección afecta hasta 3 de cada 4 mujeres en algún momento de la vida. La infección por hongos vaginales no se considera una enfermedad de transmisión sexual. No obstante, existe mayor riesgo de infección por hongos al tener actividad sexual regular por primera vez. En este sentido, las infecciones también se relacionan con el contacto entre la boca y los genitales.

Los medicamentos pueden tratar las infecciones por hongos vaginales de manera eficaz. Pero si las infecciones por hongos son recurrentes, es decir, se presentan 4 ó más veces en un año, es posible que sea necesario un tratamiento específico. Por ello, te recomendamos consultar con el médico.

Entre los productos para la prevención y el tratamiento de la candidiasis vaginal se encuentran:

  • Actifemme Óptima 14 Cápsulas. Contiene lactobacillus + Bifidobacterium + Vitamina B2. Ayuda a mantener el equilibrio natural de la microbiota a la vez que mantiene las mucosas en condiciones normales.
  • Cysteel 28 Cápsulas. Restablece el equilibrio de la microbiota intestinal y vaginal. Indicado como complemento para mujeres y niñas con más de 12 años.
  • Lactibiane Cnd 10M 30 Cápsulas. Complemento alimenticio a base de cepas microbióticas dosificadas a 10 mil millones por cápsula.

¿Cuáles son los principales factores de riesgo?

Por lo general, el responsable de muchas de las infecciones vaginales es el hongo Candida albicans. Las causas más habituales que aumentan el riesgo de sufrir candidiasis son:

  • Uso frecuente de antibióticos. Este tipo de medicamentos acaba con algunas bacterias perjudiciales, pero también puede eliminar las bacterias saludables que se encuentran en la vagina.
  • Sistema inmunitario débil. Independientemente del motivo por el cual el sistema esté debilitado, esta situación es un riesgo mayor para sufrir infecciones por hongos.
  • Diabetes. Un nivel de azúcar en sangre inadecuado puede aumentar el riesgo de sufrir candidiasis al crear déficits funcionales inmunitarios.
  • Niveles elevados de estrógeno. Los estrógenos pueden producir glucógeno que sirve como un nutriente para microorganismos como el hongo cándida.

¿Cómo se manifiesta esta infección?

Los principales signos y síntomas que presenta la candidiasis vaginal se manifiestan en forma de:

  • Picazón e irritación de la vagina y la vulva
  • Sensación de ardor, especialmente durante las relaciones sexuales o al orinar
  • Enrojecimiento o inflamación de la vulva
  • Dolores y molestias vaginales
  • Sarpullido vaginal
  • Secreción vaginal espesa, blanca y sin olor, con aspecto similar al queso cottage
  • Secreción vaginal acuosa

Estos síntomas pueden ser de leves a moderados. Por lo general, con un tratamiento antifúngico debería desaparecer la candidiasis vaginal. De no ser así, se recomienda consultar al médico para evitar problemas de salud mayores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here