Candidiasis vaginal: síntomas y tratamientos

La candidiasis es una infección provocada por un tipo de hongo conocido como cándida, el cual puede afectar a distintas partes del cuerpo, tanto en hombres como mujeres

0
5928
Candidiasis vaginal síntomas y tratamientos

La candidiasis es una de las enfermedades más frecuentes, que puede afectar tanto a hombres como a mujeres y puede aparecer en diversas partes del cuerpo. Y aunque en este post nos centraremos en la candidiasis vaginal, conviene saber en qué otras partes del cuerpo puede aparecer.

  • Candidiasis oral. En este caso, se conoce con el nombre de muguet. Esta infección provoca inflamación del esófago si se extiende a esta zona.
  • Candidiasis en la piel. Genera erupción y picor en la dermis.

En el caso de la candidiasis vaginal, puede confundirse con una infección de transmisión sexual. Sin embargo, es importante aclarar que no es lo mismo.

¿Qué es la candidiasis vaginal y por qué se produce?

La candidiasis vaginal es una infección causada por hongos que provoca irritación, flujo e intensa picazón en la vagina y en la vulva.

Esta infección afecta hasta 3 de cada 4 mujeres en algún momento de la vida. La infección por hongos vaginales no se considera una enfermedad de transmisión sexual. No obstante, existe mayor riesgo de infección por hongos al tener actividad sexual regular por primera vez. En este sentido, las infecciones también se relacionan con el contacto entre la boca y los genitales.

Según varios estudios, el 75 por ciento de las mujeres en el mundo sufren candidiasis vaginal al menos una vez en la vida, mientras que la mitad de esas mujeres puede reincidir dos o más veces. A pesar de que es menos frecuente en los hombres, hay quienes experimentan inflamación y picor en su zona íntima después de ser contagiados.

Los medicamentos pueden tratar las infecciones por hongos vaginales de manera eficaz. Pero si las infecciones por hongos son recurrentes, es decir, se presentan 4 ó más veces en un año, es posible que sea necesario un tratamiento específico. Por ello, te recomendamos consultar con el médico.

Causas de la candidiasis vaginal

Por lo general, el responsable de muchas de las infecciones vaginales es el hongo Candida albicans. Las causas más habituales que aumentan el riesgo de sufrir candidiasis vaginal son:

  • Uso frecuente de antibióticos. Este tipo de medicamentos acaba con algunas bacterias perjudiciales, pero también puede eliminar las bacterias saludables que se encuentran en la vagina.
  • Sistema inmunitario débil. Independientemente del motivo por el cual el sistema esté debilitado, esta situación es un riesgo mayor para sufrir infecciones por hongos.
  • Diabetes. Un nivel de azúcar en sangre inadecuado puede aumentar el riesgo de sufrir candidiasis al crear déficits funcionales inmunitarios.
  • Niveles elevados de estrógeno. Los estrógenos pueden producir glucógeno que sirve como un nutriente para microorganismos como el hongo cándida.

Cómo prevenir la aparición de la candidiasis

Lo ideal, como sucede con cualquier afección o patología, es evitar una posible aparición. Por eso, cumplir con ciertos consejos o pautas permitirán llevar un estilo de vida saludable y mejorar el sistema inmunológico, manteniendo los hongos al margen.

  1. Reducir los alimentos con mucho azúcar, las harinas y el alcohol. Estos sirven de alimento para el hongo. Se recomienda sustituir los cereales refinados por los integrales.
  2. Reducir el consumo de lácteos. Estos alimentos contienen azúcares que terminan contribuyendo con el hongo. Debes incrementar el consumo del yogur natural sin azúcar. Te ayudará a incrementar las bacterias en tu cuerpo para hacer frente a la candidiasis.
  3. Controlar el consumo de vegetales con almidón. Algunos ejemplos serían la zanahoria, la remolacha o la patata. Es importante tener una rica dieta en vegetales.
  4. Disminuir la toma de frutas como el plátano, los higos o el melocotón. Estos alimentos tienen un alto índice glucémico.
  5. Se evitarán el pan y sus derivados.
  6. Comer carnes magras, soja y sus derivados. Evita las carnes embutidas.
  7. En caso de necesitar comenzar un tratamiento con antibióticos, o ya se ha iniciado y se observan síntomas de candidiasis, se debe consultar con el médico.
  8. Limpiar de forma correcta la zona íntima, desde adelante hacia atrás. Así se evitará que las bacterias que se encuentran en la zona anal sean transferidas a la vagina.

Síntomas de la candidiasis vaginal

Los principales signos y síntomas que presenta la candidiasis vaginal se manifiestan en forma de:

  • Picazón e irritación de la vagina y la vulva.
  • Sensación de ardor, especialmente durante las relaciones sexuales o al orinar.
  • Enrojecimiento o inflamación de la vulva.
  • Dolores y molestias vaginales.
  • Sarpullido vaginal.
  • Secreción vaginal espesa, blanca y sin olor.
  • Secreción vaginal acuosa.

Estos síntomas pueden ser leves o moderados. Por lo general, con un tratamiento antifúngico debería desaparecer la candidiasis vaginal. De no ser así, se recomienda consultar al médico para evitar problemas de salud mayores.

Tratamiento de la candidiasis vaginal

Algunas de las soluciones o tratamientos que ayudan a eliminar las incomodidades que causa la candidiasis vaginal:

  • Identificar los síntomas, ya que si son leves o moderados pueden tratarse desde casa. Si son difíciles de eliminar o son muy recurrentes, el ginecólogo será el encargado de recetar un tratamiento adecuado.
  • La higiene es clave en el tratamiento de la candidiasis. Se deberá utilizar gel íntimo de uso diario para la limpieza de la vagina.
  • Evitar utilizar, por tiempo prolongado, prendas de ropa húmedas o mojadas, como ropa deportiva o bañadores. ¡Son clave para que la candidiasis aparezca!
  • Evitar desodorantes o jabones con fragancias en la zona íntima.
  • Fortalecer el sistema inmunitario, aumentando el consumo de probióticos. ¡El yogur o el kéfir pueden ser de gran ayuda!

¿Por qué en verano aumenta el riesgo de sufrir candidiasis?

Las altas temperaturas típicas del verano, sumadas a la humedad y al sudor, se convierten en los aliados perfectos para la proliferación de la candidiasis vaginal. Este tipo de infección fúngica puede causar picor, irritación, flujo blanquecino y espeso, enrojecimiento del área vaginal y dolor en algunos casos.

La candidiasis puede aparecer en cualquier momento de la vida y del ciclo menstrual, pero suele ser más común durante el embarazo y la menopausia. Esto es debido a los cambios hormonales que estos procesos vitales traen consigo. Además, algunos medicamentos como los antibióticos, los corticoides e incluso los anticonceptivos son capaces de alterar la flora vaginal y desencadenar la candidiasis.

Una higiene deficiente o excesiva también puede causar alteraciones en la vagina. Por ello, es recomendable poder utilizar un gel íntimo para el cuidado de esta área tan delicada cada vez que se tome una ducha, aseando la zona íntima con geles específicos para proteger la flora vaginal, su pH y evitar la proliferación de microorganismos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here