¿A qué edad es seguro que tomen el sol los bebés?

En esta cuestión los especialistas lo tienen bastante claro. Se desaconseja por completo que a un bebé con menos de 6 meses se le exponga al sol. Esto es, porque antes de los 6 meses de vida, su piel no se ha desarrollado por completo y, por tanto, se encuentra mucho más sensible. Su capacidad de segregar melanina aún no se ha desarrollado y por tanto no cuenta con el pigmento que la protege. Si llegara a quemarse, las consecuencias serían nefastas y su deshidratación se daría con una facilidad abismal.

¿Y a partir de los 6 meses?. Solo entonces podremos decidirnos a que vayan adaptándose al sol, siempre y cuando cuenten con una protección adecuada para su piel, y por supuesto, poco tiempo, siempre fuera de las horas centrales del día. Estas son entre las 12 del medio día y las 4 de la tarde.

Por ello, aunque tu bebé cumpla más de seis meses, ten en cuenta que la mejor protección para él es la sombra. Aunque veamos que hay nubes en el cielo es inseguro fiarnos de ellas, ya que los rayos ultravioleta pueden traspasarlas perfectamente. Ve siempre acompañado de una buena sombrilla o parasol adecuado que no permita traspasar los rayos. Un buen ejemplo es Vogue Paraguas con Filtro Solar SPF50+ 1 Unidad. Este paraguas ha sido preparado con una protección FPS 50+, capaz de bloquear el 98% de los rayos UVB.

Qué efectos tiene el sol sobre la piel del bebe

En los casos de exposición de la piel de los niños al sol se ben tener en cuenta una serie de factores que convierten su situación en compleja. Y es que es precisamente en la infancia cuando la exposición solar es mayor. Se calcula que es en los primeros años de vida en los que recibimos hasta el 80% de la cantidad total de la radiación que recibimos. En concreto hablamos de las dos primeras décadas de vida.

Los efectos más inmediatos ante una exposición inadecuada de la piel al sol, son en primer lugar una evidente quemadura solar. Se cree que alrededor del 44% de los niños de entre 5 y 12 años sufren quemaduras durante el verano. Algo inaudito si conocemos las consecuencias a largo plazo para la salud. De ahí la importancia de utilizar un fotoprotector diariamente como: Isdin Fotoprotector Pediatrics Gel Cream SPF50+ 250ml.

Esta quemadura solar supone todo un proceso de daño a nuestra piel. Los rayos UV penetran en las capas exteriores de la piel atravesando las capas más profundas. Aquí es donde dañan o incluso matan las células de la piel. Si continuamos exponiendo la piel durante varios años, tal exposición se convertiría en una posible aparición de cáncer de piel. Es dentro de la capa epidérmica donde encontramos las células con un pigmento llamado: melanina.

Ésta nos protege de los rayos ultravioleta. Cuando nos da el sol, la piel produce más melanina y nos vemos más morenos. Ahora bien, antes hemos comentado que los bebés al nacer no desarrollan por completo tales pigmentos. Razón más que suficiente para entender la importancia de no exponer a un bebé al sol. Si quieres dar un paseo y poner a tu bebé en la sombra, es imprescindible que siempre llevas contigo un buen fotoprotector especial para su delicada piel, como, Isdin Fotoprotector Pediatrics Fusion Fluid SPF50+ 2x50ml.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here