¿Qué es la piel atópica?

Una piel atópica se caracteriza por ser una piel seca o irritable que puede llegar a descamarse y presentar grietas. Esta sintomatología puede agravarse por diversos factores tales como el clima, el estrés, la falta de sueño, una alimentación desequilibrada, fumar, la falta de ejercicio, causas hormonales o los cambios de temperatura entre otros. Por ello debemos darle un cuidado específico para aliviar los problemas de la piel atópica correctamente.

Es una patología bastante frecuente en la infancia. Aparece normalmente en el primer año de vida, desapareciendo espontáneamente entre un 50-70% al llegar la adolescencia. La incidencia en el adulto es, aproximadamente, entre un 3-5% y se ha visto aumentada en los últimos años.

La zona de aparición habitual de las lesiones varía en función de la edad. Durante la lactancia son frecuentes sobre todo en las mejillas, pudiendo extenderse hasta la frente y el cuero cabelludo. En bebés un poco más mayores y niños las lesiones aparecen en la cara, en el tronco y en los pliegues o cara interna de las articulaciones del codo y la rodilla.

Cualquier agente, producto o sustancia que se ponga en contacto con nuestra piel y que la agreda puede provocar una irritación. Esto puede desencadenar en una reacción inflamatoria y dañando la barrera protectora cutánea.

¿Cómo aliviar los problemas de la piel atópica?

Para aliviar los problemas de la piel atópica debes tener en cuenta una serie de pasos en tu rutina diaria.

  • Después de la ducha no frotes la piel con la toalla, realiza pequeños toques con ella para secarla suavemente.
  • Aplica tu crema o loción hidratante cuando la piel esté todavía húmeda. De este modo quedará más hidratada.
  • El agua del baño debe estar templada.
  • El sudor agrava los síntomas en la piel atópica. Intenta no abrigarte demasiado para evitarlo.
  • Evita la lana, lanolina y otros tejidos que causan comezón. Usa prendas de vestir y ropa de cama de textura suave, como el algodón.
  • En la ducha utiliza únicamente limpiadores suaves que cuiden la piel.
  • Mantén las uñas cortas si el picor es intenso y las tentaciones de rascar la piel se vuelven incontrolables. Puedes utilizar guantes de algodón para evitar dañar la piel por la noche con el rascado.
  • Evita posibles alérgenos que puedan empeorar el problema.
  • Es recomendable el uso de un humidificador en casa para aliviar los síntomas.
  • Después de practicar deporte, dúchate e hidrátate rápidamente.
  • Evita los jabones o detergentes fuertes, así como productos químicos y disolventes.

¿Qué productos van a cuidar la piel atópica?

Elegir los productos adecuados va a ser lo que te va a ayudar a aliviar los problemas de la piel atópica.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here