Con el verano, vienen las horas de sol y playa, es entonces cuando muchas personas empiezan a preocuparse por lucir una piel más bronceada. Sin embargo, conseguirla de forma saludable para el cuerpo es una tarea difícil. Por ello, aquí te damos unos pequeños consejos para preparar y cuidar la piel durante estos meses de granizados y olas.

¿Cómo se produce el bronceado?

Un bronceado uniforme y cuidado precisa que conozcamos antes como se produce el mismo, por lo que conocer la anatomía de la piel es esencial. Por todos es sabido que el órgano más extenso y expuesto de nuestro cuerpo es la piel. La misma se ve expuesta diariamente a las inclemencias climatológicas, sufriendo desde el gélido frío que la reseca a los veranos que pueden alterarla.

Este proceso tiene lugar por la acción directa de la luz ultravioleta sobre la piel, cuyas radiaciones UVA y UVB penetran en diferentes profundidades. Las primeras penetran en capas más profundas y precisan de una protección más específica que la de la crema. En cambio, las segundas actúan en las capas superiores induciendo reacciones fotoquímicas. Estas últimas son las responsables de que se genere mayor cantidad de melanina para proteger la piel y ocasionan el cambio de color progresivo debido a la pigmentación.

7 consejos para conseguir un bronceado uniforme y cuidado

Para conseguir un bronceado uniforme y cuidado se deben seguir una serie de consejos que prepararán tu piel y mantendrán ese tono adquirido durante más tiempo. La primera recomendación a tener en cuenta es la preparación de la piel durante las semanas previas a la exposición. Y, a partir de ahí, ir aplicando los siguientes consejos:

  • Confiar en la nutrición y en la nutricosmética. Cambiar la alimentación de cara al verano, introduciendo más verduras y frutas de colores vivos que sean ricas en licopenos, betacarotenos y vitaminas antioxidantes. Así como complementar este proceso de cambio para la salud con la toma de fotoprotección oral. Ésta preparará a las células y reforzará la barrera contra el daño ocasionado por las radiaciones.
  • Preparar la piel. Realizar una exfoliación mecánica para que el bronceado sea uniforme y luminoso, insistiendo en zonas donde se acumulen más células muertas (codos, rodillas, pies y espalda).
  • No olvidar el fotoprotector durante la exposición. Elegir el factor de protección solar y la textura más adecuada para prevenir quemaduras.
  • Renovar la protección tópica cada hora y media o dos horas durante la exposición.
  • Tras la exposición, aplicar una crema rica en antioxidantes o una formula post-solar que ayude a asentar el bronceado, calmar la piel e hidratarla en profundidad.
  • Reforzar la protección diaria con sticks específicos para zonas como los labios o los párpados y el contorno de ojos, así como para las cicatrices. Esto será una forma de evitar las manchas post-solares.
  • No tomar el sol durante el intervalo de mayor intensidad (de 12:00 a 16:00), sino optar por horarios en que el sol sea más moderado. Debemos de realizar una exposición progresiva, protegida y saludable para conseguir un bronceado más duradero.

¿Qué ayudantes se pueden encontrar para el bronceado?

Por tanto, son cuatro los productos esenciales para conseguir un bronceado uniforme y cuidado. En primer lugar, para la fotoprotección oral, se puede recurrir a las cápsulas Sun Isdin que contienen las vitaminas y los nutrientes necesarios para favorecer a las defensas de la piel y contribuir en la adquisición de un bronceado saludable.

En segundo lugar, un producto de fotoprotección tópica adecuado podría ser Heliocare 360º Sin Aceites Minerales, apto para distintos tipos de piel que la deja matificada y protegida. Como ejemplo de stick protector para zonas determinadas de la piel como cicatrices, nariz y labios, encontramos Ladival Stick Protector Zonas Sensibles SPF50.

Finalmente, una buena opción de loción post-solar, entre los centenares que encontramos en el mercado, podría ser After-Sun Isdin Loción Post-Solar que hidrata la piel y la alivia tras la sobreexposición. Previene el posible enrojecimiento y la descamación de la piel para prolongar el bronceado.

Ya no tienes excusas para lucir un bronceado perfecto y duradero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here