Niños y verano: protege su diversión

Este verano, a causa de la pandemia de covid-19, seguirá siendo uno de los más extraños que experimentará la inmensa mayoría de familias. Las restricciones en espacios públicos como playas o montañas, así como el uso y disfrute en piscinas comunitarias, seguirán a la orden del día. No obstante, el protector solar en niños, y cuidar su piel ante tal exposición, era y seguirá siendo una prioridad para padres y madres.

Y es que la protección de los niños posee unos matices bien distintos a la piel de los adultos, la cual tampoco se exime de protegerse. La dermis de los niños se caracteriza por ser más suave y más fina, por lo que las probabilidades de sufrir una quemadura o erosión aumentan vertiginosamente. Además y como es obvio, los pequeños, por edad, carecen de bello corporal. Este hecho también contribuye a la sensibilidad de la piel de estos.

¿Cómo proteger la piel de los niños de la radiación solar?

  1. Exponer lo mínimo a los niños al sol. Evitar esta exposición hará que se reduzcan considerablemente los riesgos de que sufran en un futuro afecciones dermatológicas, siendo la más peligrosa el cáncer de piel. Este es el tipo de cáncer más extendido a lo largo del mundo. Es importante saber que, a lo largo de la infancia, el niño recibirá en torno al 50 y el 80 por ciento de toda la exposición solar de su vida. De ahí la importancia de protegerles con especial cuidado.
  2. Escoge bien la ropa del pequeño para salir a la calle. Recuerda cubrir la mayor parte de la piel con tonos de color oscuros. Para evitar al máximo el calor, tan solo se debe evitar salir a las horas de mayor fuerza de la radiación solar.
  3. Utiliza fotoprotectores con filtros físicos y no químicos. No se debe aplicar fotoprotector a los bebés menores de seis meses. De ahí hasta los tres años, se aconseja el uso de protectores solares con filtros físicos, que evitan el riesgo de sufrir reacciones alérgicas o irritaciones.
  4. Siempre con gorro y gafas de sol. En relación a los atuendos que deben utilizar, los padres y madres deben acostumbrarse a protegerles siempre, ya que no hay más sol en la playa que en el parque, por ejemplo. Es recomendable que siempre usen gorro y gafas de sol.
  5. Si el pequeño tiene menos de 6 meses, no hay protector que valga. El mejor protector que existe es la sombra.

Consulta con la experta en dermofarmacia de DosFarma, Clara Motos, todo lo que se necesita saber para elegir un protector solar idóneo para bebés y niños.

Grandes aliados para proteger la piel de los niños del sol

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here