No solo es nuestra salud la que se ve afectada por los cambios de temperatura, también lo hace nuestra piel. Y más en concreto nuestras manos. En invierno sufren especialmente y se resecan más que en otras estaciones. Es una de las zonas del cuerpo que más se expone y aunque no lo parezca, una de las más sensibles a los cambios bruscos de temperatura. Así que si buscar saber cómo cuidar las manos y las uñas en invierno, sigue leyendo.

¿Sabes cómo afecta el frio a las manos?

La piel de las manos tiende a resecarse en consecuencia a varios factores como la exposición al sol, la falta de nutrientes y más que nada, el frío. Las bajas temperaturas no solo te dejan helada, sino que afectan a tu organismo y a tu piel, dejándola deteriorada.

Las manos y las uñas suelen ser las que más se quedan a la intemperie. Por eso el cuidado diario es fundamental para evitar que sufran y se mantengan en óptimas condiciones hasta la siguiente estación. Se recomienda utilizar productos específicos para cada tipo de piel como hábito diario.

Lo mismo ocurre con las uñas. El problema de que las uñas se rompan y estropeen en invierno viene provocado por la humedad. Las uñas están compuestas en un 18% de agua, pero en invierno se secan por el constante cambio de temperaturas entre el frío de la calle y el calor seco de los interiores. Por lo que al igual que las manos requieren también de un cuidado diario. Por eso debemos saber cómo cuidar las manos y las uñas en invierno.

Evita la sequedad de las manos

Parece una tarea imposible debido al frio, pero no lo es. Solo requiere ser constantes para que resulte eficaz.

  • Mejor agua templada que caliente. Resulta muy tentador lavarse las manos con agua caliente, pero para la salud de la piel es mejor modular la temperatura unos grados hacia abajo y usarla tibia. Esto se debe a que el agua muy caliente agrede la capa protectora de la piel y contribuye a la deshidratación cutánea.
  • Crema de manos siempre. Llévala siempre contigo para que puedas utilizarla en cualquier momento y lugar. Si aún no sabes cual utilizar, sigue leyendo.
  • No te olvides de las uñas. Al igual que la piel de las manos, las uñas se ven igual de afectadas. Por eso necesitas también darle el cuidado que se merecen.
  • Usa guantes. Tanto fuera como dentro de casa el uso de guantes va a hacer que la temperatura de tus manos se mantenga y, por tanto, su cuidado.

¿Cómo cuidar las manos y las uñas en invierno?

Y seguro que no sabes cuál es el producto ideal para cuidar las manos y las uñas en invierno. Aquí tienes algunos:

  • La Roche Posay Lipikar Xerand Manos 50ml. Es una crema de manos que acaba con la sequedad severa hidratando la piel y restableciendo la película hidrolipídica protectora y deja la piel elástica y suave. Además, deja una película no grasa que penetra inmediatamente.
  • Neusc-2 Pastilla Grasa Manos Agrietadas 24 g. Se trata de un tratamiento con el que podremos mejorar el estado de las grietas que han aparecido en la piel de las manos. Eliminas las asperezas y las grietas, combatiendo los múltiples agentes externos que agreden la piel.
  • Novophane Crema De Uñas 15 ml. Es una crema hidratante y nutriente para uñas secas, quebradizas e irregulares que reduce la deshidratación de la uña formando una película en su superficie. Siendo fácil de aplicar, la crema se absorbe rápidamente dejando una película sobre la superficie de la uña que la protege de la deshidratación.
  • Isdin Si-Nails Fortalecedor De Uñas 2.5 ml. Su fórmula contiene ácido hialurónico catiónico para mejorar la salud de las cutículas, así como otros ingredientes activos como el aceite de lentisco o el silicio orgánico que promueven su crecimiento, aumentan su resistencias y contribuyen a evitar su rotura, favoreciendo la remineralización de las mismas.

Comments are closed.