¿Cómo saber si tengo hemorroides internas o externas?

Antes de pasar a tratar las diferencias entre los tipos de hemorroides, aunque este artículo se centrará en las hemorroides externas, lo primero que debemos saber es qué son las hemorroides exactamente.

Las hemorroides, o enfermedad hemorroidal, es una inflamación de las venas, los plexos hemorroidales o de los tejidos que sostienen la zona anorrectal. Aunque su origen específico no está claro, son varias las causas que pueden provocar esta afección, desde los esfuerzos que conlleva el estreñimiento, pasando por el aumento de presión durante las últimas semanas de embarazo, hasta el factor hereditario.

Las hemorroides son consideradas formaciones normales del organismo y son asintomáticas, pero cuando la presión en dicha zona es excesiva, la superficie de las hemorroides se ve afectada y produce una serie de síntomas que variarán según el tipo de hemorroide. El tratamiento de las almorranas externas requiere de productos específicos.

Tipos de hemorroides

Dependiendo de su localización, las hemorroides se clasifican del siguiente modo:

  • Hemorroides internas: se encuentran en la parte alta del recto y están cubiertas por mucosa. Se pueden manifestar a través de sangrado rectal sin dolor y prolapso (o salida al exterior a través del ano). No suelen dar lugar a trombosis.
  • Hemorroides externas: se encuentran en la línea dentada, u orificio, del ano. Se manifiestan a través de pequeños bultos que provocan picor y dolor cuando se trombosan y hemorragias cuando se ulceran. Su síntoma más evidente es la presencia de sangre en el papel higiénico o en las paredes del inodoro después de cada deposición.

¿Cómo curar las hemorroides externas?

Las hemorroides externas son las más fáciles de detectar y quizás, también de curar. Normalmente, el tratamiento de almorranas externas va acompañado de medidas higiénico-dietéticas y del uso de remedios farmacológicos y naturales:

Medidas higiénico-dietéticas

Estas medidas suelen ir encaminadas a evitar el estreñimiento mediante una correcta regulación del intestino y ablandar las heces:

  • Beber mucho líquido y tomar alimentos ricos en fibra, como cereales, fruta y pan integral.
  • Tomar suplementos de fibra que regulen el intestino y ablanden las heces.
  • Evitar la vida sedentaria, hacer ejercicio físico regular y perder peso.
  • Tomar baños de asiento de agua templada mezclada con infusiones de plantas medicinales.
  • No utilizar papel higiénico tras las deposiciones, sino agua o toallitas que no contengan alcohol.

Remedios farmacológicos y naturales

Existen en el mercado distintos preparados de uso tópico para aliviar los síntomas de las hemorroides externas:

  • Cremas a base de corticoides y anestésicos locales.
  • Analgésicos por vía oral para aliviar el dolor.
  • Uso de complementos específicos, como Flebinec, elaborados a base de biflavonoides para mejorar la microcirculación y el tono venoso.
  • Jabones no irritantes y esponjas naturales para mantener la higiene de la zona afectada.
  • Aplicación de criocompresas o hielo en la zona afectada para aliviar el picor, el dolor y la inflamación.
  • Infusiones de manzanilla, castaño de indias o arándanos para favorecer la circulación venosa.

¿Cómo aliviar las hemorroides externas?

La enfermedad hemorroidal en su categoría externa puede resultar muy molesta al realizar las deposiciones. Seguir estos sencillos pasos te ayudará a reducir la inflamación y evitar posibles infecciones:

  • No utilices papel higiénico. Después de las deposiciones, limpia con cuidado la zona utilizando una esponja de fibras naturales Suavinex (como las que se utilizan con los bebés) o toallitas sin alcohol, para evitar irritaciones.
  • A continuación, aplica una pomada analgésica que ayude a cicatrizar la herida y a aliviar el dolor.

Si los síntomas persisten y el sangrado pasa de leve a abundante, es posible que se trate de una afección distinta a las hemorroides. Acude a tu médico de cabecera o especialista para buscar un diagnóstico y una solución.

Es muy importante que evites automedicarte y sigas en todo momento las recomendaciones médicas.

2 Comentarios

Comments are closed.