Mantener una buena salud dental es esencial para el ser humano, dado que los dientes conforman la sonrisa y esta es nuestra carta de presentación. Una boca y dientes cuidados, libres del mal aliento y con tono blanco son sinónimo de un buen cuidado dental. En toda rutina de higiene bucodental es imprescindible el uso de una pasta dentífrica que se adapte a las necesidades de la persona y un colutorio que realice una acción antiséptica y protectora que refuerce los efectos de la pasta.

¿Cómo elegir la pasta dentífrica adecuada?

De manera general, y por todos es sabido que elegir la pasta dentífrica no es fácil. Este producto es una pasta de origen químico o natural que tiene como fin mantener los dientes limpios y libres de impurezas. Tiene la capacidad de combatir la formación del mal aliento, mantener los dientes blancos y prevenir una serie de problemas, como las caries, que se producen por el depósito del azúcar en los mismos. Además, su composición elimina los ácidos indeseados y frena la erosión del esmalte.

Dentro del mercado, se pueden encontrar diferentes pastas de dientes de marcas especializadas que crean dentífricos que se adecuan a las necesidades personales de cada paciente, a través de una composición determinada.  En el caso de sufrir problemas de encías sensibles o problemas relacionados con la gingivitis, es decir, de acumulación de bacterias en la línea que une el diente a la encía, se recomienda optar por pastas que contengan tanto flúor como agentes que limiten esta proliferación como el triclosán, un ejemplo es Parodontax Original con Flúor para el uso diario o Gingilacer que además de contener este también incluye citrato de zinc, ambas previenen el sangrado de encías y les aportan protección.

Otra necesidad para la que existen pastas especializadas, es para aquellos que presentan problemas de caries o que son más propensos a padecerlas como los niños, para ellos hay pastas dentífricas adaptadas como PHB Gel dentífrico con la cantidad adecuada de flúor para los más pequeños o, para los adultos, Vitis Xtra Forte con acciones antisépticas, anticaries y antiplaca. Para finalizar con las pastas, se pueden encontrar algunas destinadas al problema de la boca seca o xerostomía, que, en muchos casos, viene aparejado del mal aliente y para el que hay geles dentífricos como Gum Hydral.

¿Cómo elegir un colutorio?

Para elegir un colutorio adecuado, lo primero es conocer las necesidades de la boca y los dientes y después zambullirse en la búsqueda del mismo. El colutorio es una solución acuosa que contiene una serie de principios activos terapéuticos destinados a prevenir la aparición de afecciones bucales tales como la gingivitis o las caries, dado que su principal poder es el de reducir la placa bacteriana.

En este caso, se pueden encontrar con o sin alcohol, según la sensibilidad bucal de cada uno o con diferentes composiciones destinadas a una necesidad. Por ejemplo, Perio Aid es un colutorio con clorhexidina, indicado para el tratamiento de problemas de encías y que solo se puede utilizar durante un período corto de tiempo para completar el efecto de la limpieza. Otro sería Lacer Oros, para el uso diario, que ofrece una protección integral de la sensibilidad dental y protección contra las caries o el sangrado de encías, o para casos de halitosis, se puede encontrar Kin Enjuague Bucal que no contiene alcohol, por lo que no reseca la boca y mantiene un aliento fresco de manera duradera.

Asimismo, se pueden encontrar colutorios para blanquear los dientes y que muestren un aspecto más brillante como Dentiblanc Colutorio Extrafresh que también previene otros problemas dentales, o indicados para aquellas personas proclives al padecimiento de caries y que precisan un cuidado específico como Vitis Xtra Forte, apto para niños a partir de 7 años.

¿Cómo debe ser una rutina de higiene dental completa?

Una rutina de higiene dental, aparte de incluir el dentífrico y el colutorio adecuados, debe seguir las siguientes normas:

  • Elegir una técnica de cepillado e higiene adecuada, como la técnica de Bass, que consiste en inclinar el cepillo 45º y limpiar los dientes por delante y por detrás.
  • Elegir un cepillo con las cerdas de dureza media o suave y cepillar de manera delicada durante dos minutos.
  • Lavar el cepillo tras cada uso y ponerle su tapa.
  • Usar la seda dental.
  • Enjuagar la boca con el colutorio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here