Que estemos todos en casita, no significa una tregua para la raya de color que aparece en el cabello. ¿Ha llegado el momento de cubrir las canas, pero no sabes cómo elegir el tinte que mejor se adapte a tus necesidades? En este post te damos algunos tips para que aciertes de lleno en tu coloración.

Identifica tu tono natural.

En primer lugar, hay que tener dos cuestiones claras. Una, qué tipo de cuero cabelludo tenemos. Esto es fundamental por si tenemos que optar por coloraciones naturales ante un cuero cabelludo sensible. Y, por otra parte, qué base de color tenemos. Seamos realistas. Ni somos tan rubias ni tan morenas. Hay gran variedad de tonos intermedios. La mayoría de melenas lucen un color particular, debido a las coloraciones y tratamientos a los que sometemos al cabello. Por tanto, si no queremos llevarnos ningún susto con el color obtenido, tendremos que comparar bien.

– Identifica con exactitud cuál es tu tono natural de cabello entre la gama de colores de base. Si escoges un tono que no pertenezca a tu gama originar el tinte durará menos.

– Encontrado el tono, hay que identificar también el matiz. El pelo se compone de reflejos secundarios. Los especialistas recomiendan no teñirse el pelo con más de dos tonos de diferencia de la base. Esto es así porque, al tercer tono, el reflejo empieza a distorsionarse y deja de verse natural. En consecuencia, se decolora el pelo y se empieza a maltratar.

– Escogido el color y el tinte, hay que tener en cuenta que las muestras de las cajas solo son referencias. Es muy complicado, por no decir imposible, que el tono de la muestra del tinte sea el definitivo que luzca nuestra melena. En cualquier caso, se recomienda hacer una prueba previa a la coloración en todo el cabello, sobre un mechón. De esta manera, descartaremos posibles reacciones alérgicas y sabremos el color que obtendremos.

¿Permanente, semipermanente o temporal?

Actualmente, en el mercado existen infinidad de opciones para colorear tu cabello y decir adiós a las canas. Por lo general, según su duración podemos distinguir entre:

– Permanente. El nuevo color se fija firmemente y no se va con los lavados. Con el tiempo, el pigmento pierde parte de su fuerza y el color natural aparece de nuevo por las raíces. Las recoloraciones periódicas mantienen una imagen cuidada y un color radiante.

– Semipermanente. Funciona como una coloración permanente. Los pigmentos van despareciendo después de unas 8 semanas.

– Temporal. El color desparece pasados 6 u 8 lavados. El tinte solo se aplica por fuera de la fibra capilar. No necesita mantenimiento.

¿Qué tintes existen según sus sustancias colorantes?

Esta clasificación se reduce a dos posibilidades: sintéticos y naturales.

– Sintéticos. Son los más utilizados en los salones de peluquería, dado que ofrecen una amplia variedad de tonalidades. Con una sola aplicación obtendremos el resultado deseado. Pueden ser permanentes, semipermanentes o temporales.

– Naturales. Esta variedad se obtiene de las plantas. Se trata de una coloración progresiva. Por tanto, se necesitan varias aplicaciones para conseguir el color deseado. La variedad cromática es limitada debido a su origen vegetal.

Por lo general, los tintes sintéticos proporcionan un color espectacular y un brillo cautivador de manera sencilla, pero estropean más el cabello. No obstante, las fórmulas mejoran cada día para ofrecer coloraciones más respetuosas con el cabello. En dosfarma.com encontrarás las últimas novedades en coloración, tanto para mujeres como para hombres, en la sección de tintes.

Cuidados antes y después de la coloración.

Si quieres que tu cambio de look sea un éxito, tienes que cuidar el cabello con productos y tratamientos específicos antes y después de la coloración.

– Nutrición. El día antes de teñir el cabello se recomienda aplicar un aceite o crema nutritiva de medios a puntas. La melena se fortalecerá y estará preparada para el tinte. Asimismo, no se debe lavar el cabello el mismo día de la coloración porque eliminaremos los aceites naturales que protegen el cuero cabelludo. Esto podría provocar irritación y picazón al entrar en contacto con el tinte.

– Tratamientos específicos para cabellos coloreados. Una vez aplicado el tinte, es imprescindible utilizar productos especialmente formulados para cabellos teñidos. Este tipo de tratamientos no solo prolongará el color, sino que también protegerá y aportará un extra de nutrición al cabello.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here