En esta época del año es muy común coger un resfriado. La nariz se llena de mucosidad y nos cuesta respirar y poder oler con normalidad. Sin duda algo muy molesto que si no cuidamos a tiempo nos puede durar semanas. O todo el invierno. Por eso en este blog vas a descubrir unas ideas claves para eliminar la mucosidad del resfriado, de una manera rápida, fácil y efectiva.

¿Qué es la congestión nasal?

La congestión nasal se produce al inflamarse la membrana que cubre la nariz. Esto origina una obstrucción que provoca dificultar para respirar a través de las fosas nasales. Generalmente está causada por un virus o bacteria, y el origen abarca desde un resfriado común a la gripe o a la infección sinusal.

Esto ocurre normalmente con el descenso de temperaturas. Durante este proceso, la mucosidad es uno de los síntomas más comunes y molestos que nos hace pasar todo el invierno con pañuelo en mano.

El comienzo de la congestión nasal suele ser con molestias en la faringe. Posteriormente, aparece la congestión nasal, acompañada de líquido nasal claro, que los siguientes días puede volverse espeso y sucio. Una vez aparece debemos saber cómo eliminar la mucosidad del resfriado para evitar que vaya a más y pueda acabar en gripe.

Cómo eliminar la mucosidad del resfriado

Algunas pautas generales te pueden ayudar a eliminar la mucosidad del resfriado:

  • Quédate en casa. De esta forma, no solo te curarás más rápido, sino que también evitarás contagiar a los demás.
  • Tomar una ducha de agua caliente. El vapor del agua caliente te ayudará a expulsar la mucosidad y reducir la congestión nasal. Procura inhalar el vapor lentamente y después intenta toser o sonarte para liberar tus vías respiratorias.
  • Usar pañuelos desechables. Aunque te parezca que se puede reaprovechar una vez más, evita volver a tocar un pañuelo ya usado con las manos. De esta forma, según afirman los expertos evitarás ir recontagiándote.
  • Bebe mucha agua. Estar bien hidratada puede ser clave para eliminar la mucosidad, aliviar el dolor de garganta y reponer los líquidos que haya podido perder tu cuerpo si tienes fiebre.
  • Prepara la habitación para dormir bien. Mantén una buena humedad ambiental. Para ello, coloca un recipiente de agua cerca de una fuente de calor para que vaya desprendiendo vapor. Así conseguirás que desaparezca el aire seco que puede irritar tu nariz y tu garganta y aliviar la congestión.

Evita el resfriado

Además de saber cómo eliminar la mucosidad del resfriado, debemos saber cómo evitarla. Cualquiera de estos productos te va a ayudar a mantenerte sano y hacer que desaparezcan los síntomas en cuanto aparezcan.

  • Rinastel Xilitol Spray Nasal 100ml. Tras utilizar diariamente este spray podremos disminuir la congestión nasal y reducir sustancialmente los riesgos de padecer una infección de oído, garganta o nasal hasta en un 50%.
  • Pranarom 1 Vías Respiratorias 30 Cápsulas. Estas cómodas cápsulas suponen la mejor compañía para aquellos períodos de transición, como el otoño y la primavera, los cuales traen consigo cambios de temperatura y de ambiente en los que solemos resfriarnos con una facilidad asombrosa.
  • Arko Respira Spray Balsámico 30ml. Su fórmula se compone de alfa-pineno, limoneno y cinamaldehído que se unen a los aceites puros de eucalipto, romero, menta, lavanda y canela para permitir que tu respiración se de en las mejores condiciones.
  • Forté Pharma Própolis Spray 15ml. Contiene una fórmula concentrada rica en propólis que aporta una auténtica barrera de protección a la garganta. Ofrece un efecto calmante y suavizante gracias a que combina el efecto de la miel, la camomila y el eucalipto.
  • Aboca Grintuss Jarabe Adultos 210 G. Gracias a su mezcla de miel y productos moleculares, crea una ligera capa protectora sobre las vías respiratorias que ayudan a combatir la tos seca y la irritación de la mucosa respiratoria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here