El aspecto que debe tener una uña, tanto de las manos como de los pies, es un tono rosáceo tendiendo casi al pálido. En la parte inferior de las uñas, en la más cercana al nacimiento, encontraremos una media luna de color blanquecino también. Esta sección de las uñas es conocida como lúnula y es justo ahí donde se encuentra la matriz. Es decir de donde crece la uña. Todos estos elementos se darán en el caso de que la uña se encuentre sana.

La uña, a pesar de lo que se cree, es un organismo vivo más del cuerpo. De hecho, se encuentran en continuo crecimiento. Sí que es cierto, por otro lado, que las uñas no crecen igual en las manos como en los pies. Las uñas de las menos crecen 1 centímetro aproximadamente en un mes, mientras que las de los pies crecerán 1 centímetro pasado un mes.

¿Qué es la leuconiquia?

Si notamos que las uñas no crecen con el ritmo que debieran, esto es síntoma una afección en ella o en nuestro organismo. Puede ser, por ejemplo, que padezcamos de un déficit vitamínico en nuestra alimentación. Y como ocurre con el mal crecimiento de las uñas, sucede igual con la aparición de un grosor no habitual o visiblemente anormal. Puede estar relacionado con patologías como los hongos, por lo que debes acudir a un especialista para un mayor control y erradicación. Estas suelen ser las afecciones más comunes en las uñas junto con la leuconiquia.

Pero, ¿qué son las manchas blancas?. Estas manchas también son conocidas como “leuconiquia”. En la mayor parte de los casos no suponen un problema mayor al estético. Suelen aparecer más en las uñas de las manos que en las de los pies. Como habrás podido comprobar en la vida en general, cada persona es un mundo, por lo que la causa real de la aparición de las manchas blancas en cada uno son completamente distintas.

A pesar de lo que pueda parecer a simple vista, estas manchas se crean en la piel. Es decir, debajo de la uña. Las vemos porque la uña es transparente. Por tanto, la mancha no se moverá del lugar donde apareció por mucho que la uña continúe creciendo. La mancha no debe ser pasada por alto, aunque no entrañe ningún peligro aparente. Esto se debe a que son una evidencia de un problema secundario.

¿Cuál es la causa de las manchas blancas?

Las manchas blancas pueden aparecer como consecuencia directa desde un golpe en la uña. ¿No recuerdas haber sentido dolor en la uña, debido a ningún golpe? Aun así, es posible que la causa sea un golpe, debido a que en ocasiones nos producimos lesiones leves en las uñas durante tareas muy cotidianas provocando estas manchitas.

Otra de las causas más comunes que provocan la aparición de estas manchitas blancas es una reacción alérgica de las uñas hacia un esmalte de uñas que hemos aplicado en ella. Efectivamente, si dejamos pasar el tiempo con el mismo esmalte de uñas aplicado y nos olvidamos por completo de retirarlo, es muy probable que al retirarlo finalmente nos encontremos con estas manchas.

Más bien debemos prestarle atención a la cantidad de manchas que han aparecido y en cuántas uñas. Si presentas varias manchas y además en más de una uña, te recomendamos que acudas a tu especialista para descartar que sea algo serio. De la misma forma, también deberás acudir a tu médico si la mancha se presenta en una uña, pero posee grandes dimensiones.

¿Cómo eliminar las manchas blancas en las uñas?

Siempre te recomendamos que antes de que aparezca un problema, lo prevengas. ¿Cómo? Aunque no lo creas, existen multitud de productos especializados en evitar que las uñas lleguen a ponerse en mal estado. Porque sí, sabemos que las uñas son muy delicadas y cuando aparece una afección en ellas, tanto el tiempo que invertimos como la complejidad de los tratamientos es mucha. Para curarnos en salud te presentamos la Lima de uñas Rosa Velvet Smooth Scholl. Al llevarnos esta lima de uñas, también conseguiremos un Aceite, para aportarle a la uña los nutrientes necesarios. Utiliza el aceite todos los días en las uñas antes de dormir, con el que podrás reducir la apariencia de las manchas blancas.

Si prefieres utilizar productos más naturales como un aceite esencial, te recomendamos que impregnes la uña con una gotitas de aceite del árbol del té. Nosotros te presentamos este aceite natural y puro de la mano de Arkopharma, que además dejará las uñas suaves e hidratadas.

Puedes además, tomar algunos consejos prácticos de uso diario. Estos son: utilizar los guantes protectores a la hora de fregar los platos. Cambiar el calzado que nos hace daño o ejerce demasiada presión. Variar la alimentación y ofrecer al organismo las vitaminas que necesita para un óptimo crecimiento de las uñas. Sí aun así, observas que las manchas blancas en las uñas no mejoran, te recomendamos que acudas a tu especialista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here