Por poco importantes que puedan parecer, las uñas son capaces de descifrar diversos problemas que se generan en el organismo. Un ejemplo: las manchas blancas en las uñas, una afección conocida como leuconiquia que es especialmente común y que puede generarse por diversas causas. Por ello, es fundamental saber cuál es el estado natural de una uña, y así estar prevenidos ante cualquier tipo de contratiempo.

¿Cómo saber si las uñas están sanas?

Tanto en manos como pies, las uñas muestran un tono rosáceo tendiendo casi al pálido. En su parte inferior, la más cercana al nacimiento de la misma, se encuentra una media luna de color blanquecino conocida como lúnula. Justo ahí se encuentra la matriz, la parte en la que crece la uña. Todos estas partes son fácilmente reconocibles en el caso de que la uña se encuentre sana.

La uña, a pesar de lo que se cree, es un organismo vivo más del cuerpo. De hecho, se encuentran en continuo crecimiento. Lo que sí que es cierto es que las uñas no crecen igual en las manos como en los pies: las uñas de las manos crecen hasta cuatro veces más rápido.

¿Qué es la leuconiquia?

Percatarse de que las uñas no crecen con el ritmo que debieran es síntoma de una afección en ellas o en el organismo. Por ejemplo, podría deberse a padecer un déficit vitamínico a nivel alimenticio. Y al igual que ocurre con el mal crecimiento de las uñas, sucede igual con la aparición de un grosor no habitual o visiblemente anormal. Puede estar relacionado con patologías como los hongos, por lo que acudir a un especialista para un mayor control y erradicación será fundamental. Y junto con la citada leuconiquia, estas suelen ser las afecciones más comunes en las uñas.

Pero, ¿qué son las manchas blancas en las uñas? Este problema, denominado leuconiquia, en gran parte de casos no implica un problema más allá de lo puramente estético. Suelen aparecer más en las uñas de las manos que en las de los pies, y las causas reales de su aparición son realmente variadas.

A pesar de lo que pueda parecer a simple vista, estas manchas se crean en la piel, es decir, debajo de la uña, y se aprecian porque las uñas son prácticamente transparentes. Por tanto, la mancha no se moverá del lugar donde apareció por mucho que la uña continúe creciendo. Esta alteración no debe ser pasada por alto, ya que, aunque no entrañe un peligro aparente, pueden evidenciar un problema secundario.

¿Cuáles son las causas de las manchas blancas en las uñas?

Las manchas blancas pueden aparecer como consecuencia directa de un golpe. En ocasiones, de manera imperceptible, se producen lesiones leves en las uñas durante tareas muy cotidianas provocando estas manchitas.

Otra de las causas más comunes que provocan la aparición de estas manchas blancas es una reacción alérgica hacia un esmalte de uñas aplicado sobre ellas. Si se deja pasar el tiempo con el mismo esmalte de uñas aplicado olvidando retirarlo, es muy probable que al eliminarlo finalmente se encuentren estas manchas.

Realmente, a lo que se debe prestar atención es a la cantidad de manchas que aparecen, y el número de uñas en el que se ha producido. En el caso de que sean varias las manchas, y además en más de una uña, lo recomendable es acudir al especialista para descartar afecciones mayores. Del mismo modo, también se deberá acudir al médico si la mancha se presenta en una uña, pero posee grandes dimensiones.

¿Cómo eliminar las manchas blancas en las uñas?

Lo recomendable siempre será la prevención para evitar la aparición de un problema. Existen multitud de productos especializados para paliar el mal estado de las uñas, una parte del cuerpo especialmente delicada con cierta complejidad a la hora de aplicar ciertos tratamientos. A continuación, desglosamos diversas recomendaciones por parte del equipo de expertos de DosFarma para una correcta rutina de uñas:

  • Cortauñas: facilitamos dos opciones. Por una parte, Beter tijera cortauñas, con una una forma que se adapta perfectamente a la forma de las uñas para un corte preciso y con seguridad. Por otro lado, encontramos Beter cortauñas manicura con lima, un modelo en acero que permite cortarlas con precisión y, además, limarlas.
  • Lima: ahí van sendas opciones. La clásica lima Beter fibra, con un granulado medio, para poder realizar un limado inicial y posteriormente perfilar. Para quienes precisen de un producto de mayor calidad, la lima Scholl Velvet Smooth es electrónica, y se utiliza en tres cómodos pasos: limar, pulir y abrillantar.
  • Pulidor: en un cómodo y práctico formato, Beter pulidor de uñas brilliant nails permite dar brillo a las uñas de forma rápida y duradera, así como eliminar pequeñas rugosidades.
  • Base endurecedora: el siguiente paso nos lleva a utilizar Mussvital base endurecedora, cuya fórmula contiene queratina, la cual otorga un efecto exfoliante a las uñas.
  • Esmalte de uñas: el color, obviamente, es fundamental. Con Camaleon pintauñas de larga duración obtendrás un color vibrante y con ingredientes de origen natural, como el aceite de chía.
  • Fortalecedor: para mejorar y rematar el correcto cuidado de las uñas, Isdin Si-Nails aporta hidratación y protección tras catorce días de aplicación del tratamiento.
  • Crema hidratante de manos: y, por último pero no menos importante, una crema que deje las manos suaves, tersas y limpias. En este caso, la crema de manos Neutrogena contribuye a la regeneración e hidratación para evitar el deterioro de las manos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here