El exceso de gases en el intestino es muy común en la población y, aunque no resulta perjudicial para la salud, sí que es muy molesto, ya que puede ocasionar fuertes dolores en el abdomen, inflamación estomacal y sensación de pesadez. Estas molestias tienen lugar cuando los gases no se expulsan de manera natural a modo de flatulencia o eructo.

Los gases intestinales pueden ser ocasionados por distintos motivos. Uno de los más comunes es por la llamada aerofagia, que se refiere a tragar aire inconscientemente cuando se come o se bebe. Esto suele ocurrir cuando comemos muy rápido o hablamos demasiado mientras ingerimos alimentos. Otra de las principales razones por las que aparecen los gases intestinales son las bebidas con gas y los alimentos que al digerirse los provocan. Es el caso de muchos vegetales, especialmente los de la familia de las crucíferas como la coliflor o la col, y legumbres. También puede deberse por una variación brusca en la dieta que ocasione cambios en la flora intestinal. Los gases, por otra parte, pueden ser signo de intolerancia al gluten, por lo que es conveniente descartar la enfermedad celiaca si se tiene la duda. Los antibióticos, por su parte, también pueden variar la flora intestinal ocasionando la aparición de gases intestinales.

Mucha gente se pregunta cómo evitar los gases y lo cierto es que hay varias maneras para controlarlos. En primer lugar es conveniente reducir el consumo de alimentos que producen gases como las legumbres, los cereales integrales o el azúcar, además de las bebidas con gas. También es recomendable no tomar estos alimentos por la noche o, si se hace, que sea de manera muy reducida ya que por la noche el intestino se enlentece y es más fácil que se produzcan gases. En éste sentido, también es recomendable cenar temprano y no irse a dormir justo al terminar, sino esperar unas 3 horas para evitar que los alimentos produzcan todavía más gases. Las frutas, además, conviene comerlas maduras y peladas. Otra de las cosas que debes saber sobre cómo evitar los gases es que se recomienda no mascar chicle, ya que puede ocasionar la deglución de aire adicional. También es importante comer con tranquilidad y llevar una vida saludable con prácticas como el deporte. Realizar ejercicio físico ayuda a aumentar las contracciones intestinales y aliviar el estreñimiento. También es esencial estar bien hidratado.

Sin embargo, normalmente no prestamos atención a este aspecto hasta que sentimos las molestias. En ese caso es necesario saber cómo eliminarlos. Las infusiones como la manzanilla son una de las armas más efectivas para combatir a los molestos gases, ya que facilitan la digestión.  También se puede recurrir a otras plantas como la menta poleo. Además, mediante las posturas corporales podemos contribuir a su expulsión. La posición fetal, por ejemplo, favorece a la eliminación de los gases y resulta realmente efectiva. Además de otros remedios naturales, también se puede recurrir a una ayuda extra mediante soluciones como Aero-red, que actúa aliviando los síntomas ocasionados por la retención de grases.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here