¿Por qué se produce la infección de orina?

La infección de orina o cistitis es molesta y, en ocasiones, dolorosa. Si no se trata adecuadamente también podría desembocar en problemas de salud de cierta gravedad. Por eso, ante la persistencia de los síntomas de la infección de orina o cistitis, te recomendamos consultar al médico o farmacéutico.  Algunos de los signos más recurrentes que suelen afectar especialmente a las mujeres se pueden distinguir:

  • Necesidad constante de orinar y escozor al hacerlo.
  • Orinar frecuentemente en pequeñas cantidades.
  • Cambios perceptibles en la orina: sangre y orina turbia de olor fuerte.
  • Molestias pélvicas.

¿Cuáles son los principales factores de riesgo que pueden desencadenar en cistitis?

  • Higiene específica en la zona. Lavar suavemente la piel que rodea la vagina y el ano con productos y/o tratamientos específicos. Los expertos recomiendan limpiarse siempre desde delante hacia atrás. De lo contrario, los microorganismos del ano podrían entrar en contacto con la uretra o la vagina. La higiene e hidratación son imprescindibles, pero en exceso podrían ser contraproducentes y alterar el equilibrio natural de la zona.
  • Beber mucha agua a lo largo del día.
  • No permanecer sin orinar más de 3 ó 4 horas.
  • En la época estival, en la que aumenta el riesgo de sufrir cistitis, se aconseja cambiar el bañador mojado por uno seco con frecuencia. Asimismo, es conveniente utilizar ropa interior transpirable, preferiblemente de algodón y evitar la ropa muy ajustada.

Estilo de vida saludable

Mantener un estilo de vida saludable, siguiendo una dieta equilibrada y variada, en la que la fibra sea parte fundamental para evitar el estreñimiento siempre ha formado parte de las recomendaciones generales.

Ahora, además, recientes estudios relacionan la influencia de la dieta vegetariana con las infecciones urinarias. Según estos estudios, el riesgo general de cistitis es un 16% menor entre aquellas personas que han eliminado la carne de su dieta.

Este menor impacto se debe a que la bacteria E.coli es la causante de un gran porcentaje de las infecciones del tracto urinario. Las dietas vegetarianas no incluyen fuentes habituales de esta bacteria, que son fundamentalmente las aves de corral y el cerdo. Además, la fibra de los vegetales y las frutas previene ante el crecimiento del E.coli en el intestino y disminuyen las posibilidades de infección.

Alternativas para evitar las infecciones urinarias

Si sufres infecciones en el tracto urinario de manera frecuente, puedes probar con la dieta vegetariana. Otras alternativas son los antibióticos y los complementos alimenticios con arándano rojo americano, que impide que la bacteria E.coli se adhiera a las paredes de la vejiga.

Entra en dosfarma.com y descubre cuáles son las propuestas de las diferentes marcas que mejor se podrían adaptar a tus necesidades. No obstante, aquí te dejamos una pequeña selección:

  • Cranberry Cyst Pocket Drink Sabor Manzana Roja 16 Sobres Bebibles. Complemento ideal si te cuesta ingerir cápsulas. Está formulado con extractos naturales de arándanos, gayuba, vara de oro y té verde, que favorecen la eliminación de líquidos retenidos y el correcto funcionamiento de las vías urinarias.
  • Normocare Cst 30 Cápsulas. La eficacia de este complemento se debe a su alto contenido en proantocianidinas, a las que se les atribuye la propiedad de inhibir la adherencia de las bacterias E.Coli a las paredes de la vejiga urinaria impidiendo así la formación de colonias bacterianas.

  • Cistitus 60 comprimidos. Indicado para personas con molestias urinarias frecuentes o que quieran mantener su bienestar urinario.
  • Ginegea Cas Forte 30 Cápsulas. Se recomienda tomar 2 comprimidos al día, administrando uno por la mañana y uno por la noche durante diez días. Posteriormente, reducir la dosis a un único comprimido diario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here