Durante esta cuarentena la gran mayoría se ha visto afectada por la falta de rayos solares en la piel. Eso sí, las ganas de ver un tono dorado tan bonito y favorecedor son cada vez mayores. Por eso, hay quienes han buscado cualquier rayito de sol para tener el color deseado. Pero para lucir una piel morena tras el confinamiento de una forma segura y efectiva debes seguir una serie de pasos. ¡Sigue leyendo!

Las claves para conseguir una piel sana y bonita

La relajación de las medidas de confinamiento ha coincidido con la llegada del buen tiempo. Esto hace que la piel se exponga al sol sin estar tan preparada como lo estaría en condiciones normales. Por eso, este año más que nunca, es fundamental protegerla de forma adecuada si queremos lucir una piel morena de forma natural y segura.

Como ya sabemos, una de las fuentes más importantes de vitamina D es la radiación solar y esta actúa beneficiosamente sobre nuestra piel y nuestro estado de ánimo. Algo que puede verse afectado durante estos días de “retiro” a los que nos enfrentamos. Por ello los expertos recomiendan asomarse a la ventana 20 minutos al día para que la luz nos dé tanto en los brazos como en las piernas. Esto nos ayudará a lucir una piel morena tras el confinamiento.

También es recomendable establecer una rutina para disminuir el estrés. Hay que cuidar las horas de sueños y seguir unos horarios fijos que nos permitan diferencias los distintos momentos del día. Esto se resume en llevar un estilo de vida saludable. El secreto está en incluir en nuestros hábitos una alimentación equilibrada y el ejercicio físico en la medida de lo posible.

¿Cómo lucir una piel morena tras el confinamiento de forma segura?

Con sencillos pasos podemos lucir una piel morena tras el confinamiento con la máxima protección asegurada:

  • Utiliza autobronceadores. En lugar de exponer la piel al sol más de lo necesario para conseguir coger color, utiliza autobronceadores al menos al inicio de la temporada. Bioderma Photoderm Autobronceador Aerosol permite un secado instantáneo, deja un acabado seco, homogéneo y sin marcas en la piel.
  • Maquillarse con polvos bronceadores. Son una forma genial de aportar calidez al rostro sin tener que exponer la piel al sol. Además, algunos de ellos incluyen SPF. Sensilis Polvo Bronceador Iluminador 01 Bronceado Natural es un producto cosmético 2 en 1, multifunción, que te aporta un tono dorado al mismo tiempo que ilumina tu rostro con un solo gesto.
  • Exfoliar la piel. Antes de exponernos al sol es buena idea realizar una exfoliación de la piel para conseguir un color uniforme. Bioderma Sébium Gel Exfoliante consigue acelerar el proceso de eliminación de las impurezas y, así, favorecer la renovación celular.
  • Tanto por dentro como por fuera, es fundamental mantener la piel elástica e hidratada, ya que al tomar el sol se va a resecar. CeraVe Crema Hidratante proporciona una hidratación prolongada en el tiempo además de un efecto calmante sobre la dermis que contribuye a la protección de la barrera cutánea.
  • Elegir el protector solar adecuado. Escoge el protector solar más adecuado a tu tipo de piel. Galenic Protector Solar Crema SPF 50+ protege e hidrata la piel proporcionando un bronceado natural y luminoso.
  • Cuidar la piel después del sol. Al volver a casa tras la exposición al sol deberemos mimar la piel, utilizando productos específicos after-sun o, como mínimo, aplicando una crema hidratante. Nuxe Sun Leche Refrescante After Sun calma la piel y prolonga también el bronceado hasta dos semanas más.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here