Las 10 claves para mantener nuestro cerebro saludable

En ésta última década la humanidad ha aprendido más sobre su propio cerebro que en toda nuestra historia. Y aún nos quedan muchos datos por conocer y, cómo no, por sorprendernos. Lo cierto es que cuanto más conozcamos a nuestro cerebro, obtendremos más datos para actuar en consecuencia en pro de su salud y la nuestra. Veamos las últimas novedades para seguir los mejores consejos.

1. Un cerebro compuesto prácticamente por agua

Un dato muy curioso, ¿Sabías que el 73% del cerebro es pura agua?, por lo que ahí va el primer consejo que te vamos a dar en este artículo. Debes hidratarte adecuadamente todos los días. Es por esta simple razón por la que si no bebes la suficiente agua, te será muy difícil realizar todas las tareas que requieren de atención.

2. La importancia de una dieta equilibrada

Según los últimos estudios, las células del cerebro se llegan a alimentar de trocitos de sí mismas, cuando tu dieta alimenticia es insuficiente. Es decir, cuando te encuentras en una dieta falsa en la que pasas hambre, tu cerebro lo pasa realmente mal y se hace realmente difícil mantenerla. Otro consejo: debes comer de forma variada y equilibrada, de lo contrario tu cerebro se comerá así mismo.

3. Beber alcohol incapacita las neuronas

Seguro que has escuchado en alguna ocasión que matamos literalmente las neuronas al tomar una bebida alcohólica. Este hecho no es del todo cierto, lo que tampoco quiere decir que beber sea bueno. Cuando bebemos alcohol dañamos el tejido conectivo de las neuronas, es decir, aunque sigan vivas, literalmente no funcionan. Por lo que, a fin de cuentas, es mejor dejar las bebidas con alcohol a un lado.

4. ¿Qué tan perjudiciales pueden ser los dispositivos?

No solo la luz azul perjudica gravemente nuestra visión, sino que además más de 140 proteínas del cerebro se ven perjudicadas gravemente al ser expuestas a frecuencias electromagnéticas. Estas frecuencias son emitidas, por ejemplo, por los teléfonos y pantallas que utilizamos diariamente y con mayor frecuencia que nunca.

5. El café: Mejor amigo del hombre

¿Te gusta el café o el té? Si sueles tomarlos diariamente puede que estés de suerte, ya que recientes evidencias científicas nos demuestran que la cafeína tiene el gran poder de proteger el cerebro. De hecho, tales estudios, indican que tomar de 2 a 4 tazas de café diariamente evitaría el deterioro cognitivo en condiciones normales. Esto nos indica que podría reducir enfermedades degenerativas como el alzheimer de una 30 a 60%. Seguiremos tomando el café todos los días, eso seguro.

6. Consigue la mejor fuente de Omega 3

Pescados como el salmón o la caballa han demostrado ser una gran fuente de Omega 3, son pescados grasos, así como también otros alimentos como las espinacas o el cordero. Estos ácidos grasos esenciales, tales como los Omega 3, constituyen un papel fundamental para las funciones cerebrales. También es imprescindible para acabar como enfermedades, como por ejemplo, la depresión.

Si no eres propenso a la toma de estos alimentos o requieres de un aporte directo de forma rápida, te recomendamos Neuralex 60 Cápsulas. Un complemento alimenticio que contiene ácidos grasos omega-3 (DHA y EPA) y vitaminas B12 y B6 y ácido fólico que ayuda a mantener el funcionamiento normal del cerebro.

Por su parte, Aquilea Omega 3 Forte 90 cápsulas controla los niveles de colesterol para, de esa manera, ayudar a mantener la función normal del corazón. Aquilea Omega-3, al estar compuesto por EPA y DHA, contribuye al funcionamiento normal del corazón en las dosis diarias recomendadas de Omega-3.

Nervala 30 Cápsulas es un complemento nutricional compuesto a base de autolisado de pescado, levadura, vitaminas y aminoácidos utilizados comúnmente por su actuación en sinergia para restablecer el equilibrio emocional. Contribuye al proceso de división celular y protege las células frente al daño oxidativo.

7. Tómate un gran respiro

Las situaciones de estrés de forma esporádica pueden ser normales a lo largo de nuestra vida, y nuestro cerebro está preparado para ello. Cuando esto ocurre, el cerebro se adapta. Sin embargo, cuando las situaciones de estrés se vuelven crónicas nuestro cerebro se ve inmerso en una serie de cambios a nivel funcional, estructural y anatómico. De hecho, la consecuencia más grave de situaciones de estrés prolongadas es la de sufrir un derrame cerebral, debido a la reducción de circulación sanguínea del cerebro.

8. Descansa y duerme como es debido

Nuestro cerebro aprovecha las horas de sueño en las que dormimos para procesar todo aquello que hemos aprendido y experimentado a lo largo del día. Es decir, toda esa información que hemos adquirido, el cerebro la asimila. Por el contrario, si no mantenemos esas horas de sueño adecuadamente, no lo hará y tenderá a eliminarse. Es importante que duermas al rededor de 7 horas todos los días.

9. Sumérgete en la meditación

En relación a los dos puntos anteriores, te traemos este valioso consejo. La meditación además de ser un arte milenario poderoso y valorado por aquellos que se han atrevido con esta disciplina. Lo cierto es que más allá del gusto por la meditación, ésta es capaz de desarrollar algunas funciones del cerebro y procesar mejor la información que nos llega. Nos ayudará a evitar que aparezca el estrés, factor que hemos visto en el apartado anterior, que era muy perjudicial para el cerebro.

10. Mantente en buena forma física

Practicar ejercicio diariamente implica no solo tener un buen aspecto y sentirnos bien con nosotros mismos, sino también mucho más en nuestra salud. En cuando a nuestra salud cerebral, el ejercicio incrementa la coordinación entre cerebro y cuerpo, favoreciendo la atención y la agilidad en ciertos procesos mentales. Así mismo, también existen evidencias de que crea nuevas conexiones neuronales y así como vasos sanguíneos.

Y bien, ahora que conoces estos 10 tips para mantener en buena forma tu cerebro, ¿A qué esperas para llevarlos a cabo?

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here