Los pies conforman una de esas partes del cuerpo que, sea la época del año que sea, pueden sufrir a causa de diversos agentes. El calor estival o el frío del invierno no deben ser excusa para mantener un correcto cuidado de los pies. Y por ello, DosFarma y Compeed se alían para ofrecerte los mejores consejos en lo que a posibles dolencias se refiere: callos, rozaduras, juanetes, durezas, mal olor… Es hora de que tú y tus pies disfrutéis del camino.

Más allá de la estética

¿Por qué deben cuidarse los pies? La respuesta fácil siempre conduce hacia meros aspectos estéticos. Pero no es la única razón, y, probablemente, esta sea la menos importante. Los pies son parte fundamental en el desarrollo de nuestra vida cotidiana. Estas extremidades soportan todo el peso del cuerpo y, a su vez, conforman el apoyo principal a la hora de andar, correr y de ejecutar diversos movimientos.

Tener unos pies cuidados implica mucho más que hacer que luzcan bonitos. Este concepto engloba un término general de funcionalidad, aspecto visual y salud. Como una herramienta importante que son, los pies se ven sometidos a grandes presiones, un uso constante y, en muchos casos, a un abandono total en lo referente a su cuidado diario. Un craso error que puede encontrar fáciles soluciones.

Ocho consejos para el cuidado de los pies

Puede parecer una idea alocada, o algo que nadie haría, pero es una concepción errónea. Muchas personas se preocupan por la salud y el aspecto de estas extremidades. Es por ello que existen una gran cantidad de consejos e ideas que seguir y que desde DosFarma aglutinamos en colaboración con una marca experta en la materia, como es el caso de Compeed. Ahí vienen un total de ocho recomendaciones:

  • Dejar respirar. El día a día propicia que se mantengan los pies calzados y encerrados, por lo que no respiran y se fomenta la sudoración. A su vez, esto puede producir la aparición de bacterias.
  • Utilizar un calzado adecuado. Escoger los zapatos/sandalias/chanclas adecuadas permitirá desarrollar una rutina diaria sin sobreexplotar estas extremidades. Además, se evitarán lesiones y molestias.
  • Elige los calcetines correctos. Es decir, escoger una talla que se ajuste al pie y que estén hechos de materiales que permitan la transpiración. Así se evitarán los malos olores y la aparición de arrugas y ampollas.
  • Mantener una buena higiene. A la hora de desarrollar la higiene diaria, se debe dedicar un tiempo a lavar y tratar correctamente los pies.
  • Utilizar cremas hidratantes. Los constantes roces con calcetines y calzado pueden desestabilizar el equilibrio de la dermis.
  • Masajéalos. Dar un buen masaje de vez en cuando mejorará la circulación sanguínea, y por lo tanto, su aspecto y salud general.
  • Cuidar las uñas. Evitar que las uñas crezcan demasiado ayudará a evitar que se claven y produzcan dolores innecesarios. Además, no es estético tener las uñas de los pies largas.
  • Utilizar talco o spray. Estos artículos no solo combaten el mal olor, sino que también eliminan las bacterias que se alojan en los pies, además de mejorar su aspecto.

¿Qué ofrece Compeed para cuidar de tus pies?

Una vez sabidas las buenas prácticas que se pueden realizar en torno a los pies, solo queda pasar a la práctica. Pero para ello no solo se necesitan ganas y tiempo, sino también algunos productos para facilitar la labor. Es entonces cuando Compeed aparece con opciones y soluciones, ya sea para prevenir, o para curar.

Prevención con Compeed Stick Anti-Fricción

El ser humano es el único animal capaz de tropezar más de una, o dos, o tres veces con la misma piedra. Disfrutamos de un calzado que lucimos gustosamente pero que, de forma interna, destroza literalmente los pies, ya sea con rozaduras o ampollas.

El Stick Anti-fricción de Compeed, en ese caso, trae la solución necesaria a modo de prevención. Tan solo deberá aplicarse en aquellas zonas propensas a la aparición de estas molestas ampollas y rozaduras, creando una capa protectora necesaria para ello. Y, si se llega tarde, también sirve para aliviar el dolor.

Compeed ampollas: los clásicos nunca fallan

Precisamente por si se llega tarde, Compeed ofrece el clásico entre clásicos. El que nunca ha fallado. Estas capas protectoras protegen la piel, reducen la ampolla o rozadura y mitigan el dolor derivado.

Por si fuera poco, Compeed Ampollas 5 Unidades contribuye a acelerar el proceso de recuperación, son protectores ultrafinos, por lo que parecerá que ni los llevas puesto, son transparentes y discretos y, además, resistentes al agua.

¿Uso de tacones altos? Que las ampollas no pongan freno

Compeed tampoco se olvida de ellas, en especial de quienes, por placer o necesidad, utilizan tacones altos.

Compeed Ampollas Tacones Altos son apósitos que actúan como una segunda piel, generando un gel protector que ayuda a curar las ampollas en los talones. También son resistentes al agua, evitando infecciones y ofreciendo una mayor protección. Su diseño permite una adaptación total al movimiento del pie y el tobillo, y, por supuesto, la discreción es otro de sus puntos a favor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here