Tener una salud bucal impoluta es algo que preocupa cada vez más. Pasamos mucho tiempo fuera de casa y no es fácil llevar una correcta higiene. Pero cuidar u boca y tu salud está solo en ti. Por eso es recomendable estar al día de lo que le ocurre a tu salud bucal y del mantenimiento que debe llevar para que esté lo mejor posible. No es difícil, solo hay que saber cómo hacerlo.

La importancia de la higiene bucal

Para mantenerse una salud bucal impoluta debemos ser muy constantes con el cepillado. Lo recomendable es cepillarse los dientes después de cada comida y siempre antes de ir a dormir. La duración del cepillado debe ser de 2 minutos.

Desde niños nuestros padres nos han insistido en la importancia de realizar un buen cepillado dental y, aunque este hábito lo tenemos bien interiorizado, lo cierto es que muchas personas no saben cómo realizarlo de forma correcta. Además el ritmo de vida diario hace que comamos mucho fuera de casa y tomemos bebidas que manchen los dientes. Es por eso que la limpieza diaria debe ser muy importante para evitar la creación de bacterias y, por consiguiente, de caries.

También debemos llevar un seguimiento constante. Visitar al dentista al menos 1 vez al año va a hacer que podamos estar al día de cómo se encuentra la salud de la boca.

Consejos para una salud bucal impoluta

Con pequeños pasos podemos hacer que nuestra boca esté más sana que nunca.

  • Cepilla tus dientes todos los días. Lo ideal es hacerlo tres veces al día y durante dos minutos. El cepillado correcto se basa en movimientos suaves y cortos.
  • No olvides cepillarte lengua y encías.
  • Usa un colutorio. Puedes complementar tu higiene bucal de cepillado y uso del hilo dental con un colutorio que se adecue a tus necesidades.
  • Escoge una buena pasta dentífrica. La elección de la pasta de dientes dependerá de las necesidades de cada persona: blanqueadoras, anticaries, para dientes sensibles, etc.
  • Elimina o reduce el consumo de tabaco. Las encías de los fumadores son más susceptibles a las infecciones porque el tabaco causa una falta de oxígeno en el torrente sanguíneo, lo que reduce el flujo de sangre y nutrientes hacía las encías.
  • No comer ni tomar nada por 20 minutos después del cepillado.
  • Beber agua durante el día puede ayudar a eliminar el exceso de bacterias y restos de comida entre los dientes.
  • Evitar los refrescos. El azúcar en las bebidas azucaradas facilita la aparición de caries, y los saborizantes ácidos presentes tanto en los refrescos con y sin azúcar pueden erosionar y dañar el esmalte dental.

¿Cómo mantener una salud bucal impoluta?

Elegir los productos adecuados para cada tipo de encías es muy importante para que el cuidado sea óptimo y así poder conseguir una salud bucal impoluta.

  • Oral-B Vitality Cross Action. Se trata de un cepillo diseñado especialmente para eliminar más placa que un cepillo de dientes manual. Su acción de limpieza 2D oscila y rota para la eliminación de la placa que queda acumulada.
  • Parogencyl Control Pasta de dientes Duplo 2x125ml. Es un tratamiento especial para encías sensibles. Ayuda en el tratamiento y prevención de la gingivitis. Una pasta de dientes ideal para continuar tras el tratamiento específico y de choque contra la gingivitis que se recomienda iniciar con Parogencyl Forte.
  • Xerolacer Colutorio 500ml. Tiene propiedades refrescantes y reequilibrantes, por lo que es el producto ideal para completar la rutina diaria de cuidado bucodental tras el cepillado. Actúa como un tratamiento intensivo que revitaliza el esmalte y devuelve a la boca toda la hidratación que necesita para su correcto funcionamiento.
  • Lacer Blanc White Flash Kit Blanqueador. Este kit blanqueador actúa sobre el esmalte dental proporcionando un blanqueamiento notable tras siete días de uso consecutivo. Es cómodo y fácil de usar. Sus efectos empiezan a notarse desde la primera aplicación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here