Uno de los aspectos de la sexualidad que se suele resentir más con el tiempo es el deseo sexual, sobre todo en las mujeres. Una vez ha pasado la época de enamoramiento puede llegar ese momento en el que el anhelo por la otra persona se reduce. En algunos casos incluso puede aparecer malestar. Si este es tu caso, o simplemente quieres saber cómo potenciar tu sexualidad femenina un poco más, continúa leyendo.

¿Por qué desciende el deseo sexual?

El deseo sexual de las mujeres varía naturalmente con el paso de los años. Este se basa en una interacción compleja de muchos factores. Afecta la intimidad, el bienestar físico y emocional, las experiencias previas o el estilo de vida. Una gran variedad de enfermedades, cambios físicos y medicamentos pueden causar la disminución del deseo sexual, entre ellos los siguientes:

  • Problemas sexuales. El dolor durante las relaciones sexuales o la falta de orgasmos puede disminuir el deseo sexual.
  • Ciertos medicamentos, como los antidepresivos, influyen en el deseo sexual.
  • Estilo de vida. El consumo de alcohol y drogas, aunque creas lo contrario, puede llegar a disminuir el apetito sexual. Además, fumar disminuye el flujo sanguíneo, lo que puede disminuir la excitación.
  • Los niveles de estrógenos disminuyen durante esta etapa. Esto puede hacer que haya menos interés sexual y que las relaciones sean más dolorosas. Por lo que en esos casos puedes hacerte con algún lubricante, como este de Cumlaude.
  • El embarazo, el postparto y el periodo de lactancia también pueden afectar a tu vida íntima.

Pero esto no tiene por qué ser así. Puedes descubrir cómo potenciar tu sexualidad femenina y hacer que tu vida sexual cambie por completo.

Cómo potenciar tu sexualidad femenina

Con ciertas recomendaciones generales puedes descubrir cómo potenciar tu sexualidad femenina y disfrutar como nunca.

  • Haz ejercicio con regularidad. Practicando deporte se experimenta una gran mejoría emocional. Ese estado de bienestar y satisfacción aumenta la libido a la vez que mejora la condición física. La natación es uno de los deportes que más fortalece el tono del suelo pélvico y que te puede ayudar a hacer frente a disfunciones sexuales.
  • Lleva una dieta equilibrada. Una dieta equilibrada es siempre importante para mantener una buena salud, pero también para la función sexual.
  • Dedica tiempo al sexo. Cualquier momento del día es bueno para disfrutar del sexo. Lo importante es hacer lo posible para encontrar momentos de intimidad, ya sea sólo o en pareja.
  • Tiempo adecuado para los preliminares: la mujer suele necesitar más tiempo para lograr la excitación y estar preparada para el coito. Hay dedicar el tiempo necesario a los juegos previos al coito, pues en muchas ocasiones no se alcanza el orgasmo porque el estado de excitación no es el adecuado. Las caricias, los besos, el sexo oral o el uso de juguetes ayudan a lograr este objetivo.
  • Si tienes pareja, mejora la comunicación. Cuéntale tus miedos, necesidades e inseguridades. Esto te va a ayudar a desahogarte y a conseguir poner puntos en común para mejorar la vida sexual.

Aumentar la pasión femenina de una manera efectiva

Ahora que ya sabes cómo potenciar tu sexualidad femenina, puedes ayudarte de algunos de estos complementos para que las ganas por tener un encuentro sexual se disparen. Tendrás más ganas que nunca.

  • Aquilea Vigor Ella 60 cápsulas. Es un complemento que ayuda a la vitalidad física y emocional de la mujer, a la vez que favorece sus relaciones de pareja. Favorece la respuesta sensitiva y ayuda a reducir el cansancio y la fatiga.
  • Energisil Ginseng 1000mg 10 ampollas. Ampollas que contienen vitaminas C, E, D, B12 y ácido fólico. Están indicadas para épocas de cansancio y además, estimulan el deseo sexual.
  • Libicare 60 Comprimidos. Es un producto natural que mejora la función sexual en mujeres con bajo deseo. Aumenta la frecuencia de la actividad sexual en la mujer. Intensifica la excitación.
  • Gynfeel 30 Comprimidos. Formulado para la salud sexual de la mujer con extractos naturales y vitaminas que aumentan los parámetros sexuales.