Para tener un correcto embarazo no debemos fijarnos exclusivamente en la condición física de la mujer. Estar sana es fundamental, pero a la vez se debe estar tranquila, preparada y feliz. Seguir una serie de pautas clave puede ayudar a preparar tanto cuerpo como mente para tener un embarazo saludable.

Cuidarse antes, durante y después del embarazo

Encontrar un bienestar físico y mental son claves durante la etapa de gestación. Además de beneficiar la etapa de embarazo, también será un punto a favor a la hora de recuperarse del parto. Una mujer conectada con su cuerpo tiene más facilidad de vivir el proceso con salud.

Puede empezarse por elegir una actividad física adecuada para dicha etapa. No es cuestión de competir o de superar metas, sino de sentirse bien sin hacer un esfuerzo excesivo.

  • Gimnasia suave. Es un tipo de deporte ideal para activar la circulación sanguínea, prevenir las varices y elevar el estado vital y de ánimo.
  • Pilates. Estirarse de forma placentera es muy útil para mantener el cuerpo flexible y evitar molestias articulares y musculares.
  • Caminar al aire libre. Oxigenar los pulmones y disfrutar de los rayos de sol ayuda a elevar el estado de ánimo, favorecer el sueño y descargar tensiones.
  • Meditación. Unos minutos de meditación al día pueden ligar un equilibrio interno que produzca bienestar.
  • Bailar. Es un tipo de deporte saludable y divertido. Además, es una forma de adquirir fuerza y elasticidad sin apenas esfuerzo y disfrutando de la música.

Pautas para tener un embarazo saludable

El embarazo es un momento muy bonito en la vida de una mujer. Tener un embarazo sano te puede ayudar a tener una gestación efectiva y a que la mujer cuente con una gran bienestar físico y emocional. Seguir una serie de pautas puede ser de gran ayuda:

  • Lleva un correcto control médico. El control médico es fundamental para cuidar tanto la salud de la madre como la bebé que se está formando.
  • Ten una correcta alimentación. Ten en cuenta que no solo debes comer para ti, sino para otra vida. Los expertos recomiendan aumentar unas 300 calorías la cantidad ingerida.
  • Descansa lo suficiente. Regular las horas de sueño es fundamental durante esta etapa. Los expertos recomiendan dormir de costado, ya que eso alivia la presión de la espalda y facilita el funcionamiento del bebé.
  • Mantenerse bien hidratada. Evita el consumo de bebidas gaseosas y opta por incorporar a tu dieta agua o licuados de frutas.
  • Deja a un lado el tabaco y el alcohol. Si el cigarro no aporta nada a la vida de la mujer antes del embarazo, mucho menos durante el mismo.

Ayúdate con vitaminas y suplementos prenatales

Descubre el mejor cuidado para un embarazo saludable con productos que favorecen el bienestar de la futura madre y el correcto desarrollo del bebé.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here