¿Cómo proteger los tatuajes recién hechos del sol?

Es esencial cuidar siempre la piel frente al sol, más aún si se tienen tatuajes, ya que necesitan cuidados especiales y podrían cambiar de color, perder el brillo y su viveza

3
9009
proteger los tatuajes frente al sol

Al menos el 30% de la población, según diversas estadísticas, de entre 18 y 35 años lleva en su piel uno o varios tatuajes. Algunas creaciones se extienden por todo el cuerpo, y otras, simplemente, no se ven a simple vista. Lo cierto es que en ambos casos proteger los tatuajes del sol es necesario y nunca debe faltar.

¿Por qué proteger los tatuajes del sol?

Tanto si se trata de tatuajes nuevos como antiguos, el cuidado en ellos debe ser una constante en la rutina. Es conocido por todos que los tatuajes recién hechos requieren una serie de cuidados específicos, como hidratarlos constantemente y protegerlos. Incluso puede ser necesario cubrirlos con una banda plástica transparente que impida las rozaduras y la eliminación del producto hidratante.

Pasado este tiempo, es vital asegurar que no pierden su definición y no se desdibujan. El primer cuidado a tener presente es la protección de la piel frente al sol. En efecto, los pigmentos que poseen son especialmente sensibles a la luz, por lo que, de no proteger los tatuajes del sol, lo más probable es que pierdan su longevidad.

Más allá de tener tatuajes, una correcta hidratación es imprescindible para que la piel mantenga su aspecto saludable y no se deshidrate. Al igual que sucede con la hidratación, no llevar tatuajes no exime de proteger la piel adecuadamente del sol. Es decir, sea verano o invierno, se debe aplicar crema con protección solar. En el caso de tener tatuajes, se recomienda que el factor sea elevado, para una mayor protección.

Tatuajes y sol no son buenos amigos

En el caso de que, inevitablemente, el tatuaje se haga en épocas de calor, se recomienda dejar el baño en la playa o piscina para días posteriores. En estos casos, el riesgo de contraer una infección se incrementa, por lo que se deben dejar dos semanas de margen antes de refrescar el cuerpo con un chapuzón.

Precisamente, durante esas dos semanas es esencial proteger el tatuaje del sol, sin exponer la piel tatuada de manera directa. Tras este periodo es importantísima la aplicación de una crema con protección solar alta. La crema de hidratación que se utilice siempre en el tatuaje debe ser emoliente, y el protector solar debe tener un valor alto: entre un 30 y un 50.

Algunas consideraciones a tener en cuenta son las siguientes:

  • Mantén la zona sin suciedad para que el tatuaje mantenga la viveza del primer día.
  • Utiliza un gel con glicerina para que conserve siempre su hidratación y nutrición.
  • Evita realizar un tatuaje en la época de verano, por muy pequeño que sea. Es en este periodo donde se corre más riesgo de que se infecte, debido a que los tatuajes se encuentran más desprotegidos ante roces y bacterias.
  • La higiene es primordial. Un tatuaje no es más que una herida abierta que tiene que ser cuidada.

Precauciones para proteger los tatuajes del sol

Con el tatuaje ya hecho sobre la piel, lo más importante será cuidarlo prestando atención siempre a su estado, especialmente si es reciente. De no hacerlo, las consecuencias más livianas pasarán una decoloración o deformación del mismo. Con el fin de no sufrir ningún problema de salud, los consejos básicos y esenciales para lucir piel tatuada en verano son los siguientes:

  • Tapar las zonas expuestas o evitar tomar el sol

Prevenir en lugar de curar es la apuesta más segura. La fotoexposición directa sobre los tintes de los tatuajes puede ocasionar desde despigmentación, en los casos más leves, hasta tumores en ocasiones más graves.

  • Utilizar siempre protección solar

Este paso debe cumplirse no solo por tener un tatuaje, sino porque la propia piel lo exige y demanda. Solo habría que pensar en las consecuencias de una piel tatuada, inflamada y quemada que no ha sido protegida debidamente.

  • Hidratación continua y específica para tatuajes

Es clave utilizar una crema reparadora recomendada para el cuidado de tatuajes como Bepanthol Pomada Protectora Regeneradora 100 gr.

¿Qué productos son adecuados para proteger el tatuaje del sol?

Después de conocer toda la información necesaria, llega el momento de escoger una buena crema especializada en el cuidado de los tatuajes, tanto en términos de hidratación como de protección.

La Roche-Posay ofrece un bálsamo reparador calmante especialmente dedicado para tatuajes, ya sean recientes o de creación antigua: Cicaplast Baume SPF50 Tattoo.
En un formato de 40ml, ha sido elaborado para aquellas pieles más sensibles. Preserva el calor al mismo tiempo que repara y reconforta la piel. Esta crema destaca, además de por ser una excelente hidratante, por poseer un factor de protección elevado.

Ladival Loción Pieles Tatuadas SPF50 se trata de una apuesta segura en cuanto al cuidado específico de pieles tatuadas, ya que también ofrece un factor elevado y con alta hidratación. Deberá aplicarse antes de que se produzca la exposición al sol, y repetir dicha aplicación en varias ocasiones. Cuenta con aceites esenciales para nutrir la dermis así como con dexpantenol, la sustancia que recomiendan todos los expertos en tatuajes para que se conserve en óptimas condiciones.

Comments are closed.