¿Qué es la conjuntivitis?

La conjuntivitis es una afección del ojo que se desencadena mediante una infección, y cursa con la inflamación de la membrana delgada (conjuntiva) que cubre la parte blanca del ojo (esclerótica). En cuanto se origina la infección, la membrana se torna de color rosa o rojo. Hay tres posibles causas que originan la conjuntivitis: virus, infección bacteriana y reacción alérgica.

Tipos de conjuntivitis

1. Conjuntivitis viral

La conjuntivitis viral puede afectar a ambos ojos. Genera una secreción que hace que cuando el niño se despierte tenga los ojos pegajosos, y además los ojos segregan continuamente un líquido transparente.

2. Conjuntivitis bacteriana

La conjuntivitis bacteriana puede afectar a un solo ojo al principio. Tiende a presentar una secreción amarillenta o verdosa, y se forman costras en los párpados.

3. Conjuntivitis alérgica

La conjuntivitis alérgica se produce cuando el pequeño es alérgico a un elemento del medio ambiente, como al polen, a la hierba o a los animales. Este tipo afecta a ambos ojos y produce poca o ninguna secreción. El niño puede experimentar comezón y la sensación de ojos llorosos.

¿Qué gotas sirven para la conjuntivitis?

La conjuntivitis viral tiende a desaparecer por sí sola, sin la necesidad de realizar algún tratamiento. Sin embargo, la conjuntivitis bacteriana debe ser tratada con gotas oculares antibióticas (gotas para la conjuntivitis en niños), o con una pomada ocular antibiótica. Estas soluciones tratan las infecciones bacterianas del ojo, gracias a que eliminan las bacterias que las producen. Por último, la conjuntivitis alérgica puede ser tratada con medicamentos antialérgicos. Éstos pueden presentarse en diferentes presentaciones, como comprimidos, jarabe o gotas oculares.

En algunos casos el pediatra puede recomendar el uso de paracetamol o ibuprofeno, para aliviar las molestias producidas por la enfermedad. Es importante no sobrepasar la dosis indicada, pues puede causar complicaciones.

¿Cuántos días dura la conjuntivitis en los niños?

El tiempo de duración dependerá del tipo de conjuntivitis en niños. En la del tipo vírica los síntomas se pueden extender de 7 a 15 días. En la bacteriana su duración puede ser de 7 a 10 días, siempre y cuando se siga el tratamiento correspondiente. La alérgica cesa en unos días, tras eliminar la exposición a la sustancia que produce la reacción.

Independientemente del caso, se recomienda contactar con el pediatra para que pueda diagnosticar de manera precisa la causa de la conjuntivitis en niños y, de este modo, recomendar el tratamiento para conjuntivitis correcto.

¿Cómo eliminar la conjuntivitis?

Una vez el pediatra haya indicado el tratamiento a seguir, ya sean gotas para infección de ojos en niños u otro tratamiento, se recomienda limpiar los ojos con un algodón y agua hervida, suero fisiológico estéril o manzanilla. También se puede usar compresas de agua tibia o fría, para disminuir las molestias que producen la inflamación, el picor y el ardor.

¿Es contagiosa la conjuntivitis?

La conjuntivitis viral sí es muy contagiosa. La mayoría de sus virus causantes se transmiten mediante el contacto entre manos y ojos. Las manos se contaminan, a su vez, cuando tocan lágrimas, heces o secreciones respiratorias.

La conjuntivitis bacteriana, por su parte, también es contagiosa. Además de la vía de contacto entre manos y ojos, también puede contagiarse mediante el contacto sexual entre ojos y genitales, o de la misma madre al bebé.

Por último, en el caso de la conjuntivitis alérgica, esta, a diferencia de las dos anteriores, no es contagiosa.

 

Preguntas frecuentes sobre la conjuntivitis en niños

¿Cuáles son los síntomas de la conjuntivitis en niños?
Los síntomas comunes de la conjuntivitis en niños incluyen enrojecimiento del ojo, lagrimeo excesivo, secreción o lagañas oculares, picazón, sensación de cuerpo extraño en el ojo y sensibilidad a la luz. A veces, los niños también pueden tener ojos hinchados o costras en las pestañas.

¿Cómo se trata la conjuntivitis en niños?
El tratamiento depende de la causa subyacente. Para la conjuntivitis viral, generalmente se recomienda el uso de compresas tibias para aliviar los síntomas. En casos de conjuntivitis bacteriana, puede ser necesaria la administración de gotas o ungüentos antibióticos recetados por un médico. La conjuntivitis alérgica puede requerir antihistamínicos o gotas para los ojos sin esteroides.

¿Cuánto tiempo dura la conjuntivitis en niños?
Varía según la causa. La conjuntivitis viral suele durar de 1 a 2 semanas, mientras que la conjuntivitis bacteriana generalmente mejora dentro de los 2 a 4 días después del inicio del tratamiento adecuado. La conjuntivitis alérgica puede durar más tiempo si no se controla la exposición al alérgeno.

¿Cómo se puede prevenir la propagación de la conjuntivitis en niños?
Para ello es importante fomentar una buena higiene. Se recomienda que los niños se laven las manos con frecuencia, eviten tocarse los ojos y no compartan toallas, pañuelos o artículos personales con otros niños. Además, se debe evitar que los niños con conjuntivitis vayan a la escuela o a la guardería hasta que se recuperen.

Comments are closed.