La conjuntivitis se presenta cuando se infecta e inflama la membrana delgada (conjuntiva) que cubre la parte blanca del ojo (esclerótica). En cuanto se origina la infección la membrana se torna de color rosa o rojo. Hay tres posibles causas que originan la conjuntivitis (virus, infección bacteriana y reacción alérgica).

La conjuntivitis viral puede afectar a ambos ojos. Genera una secreción que hace que cuando el niño se despierte tenga los ojos pegajosos y además los ojos segregan continuamente un líquido transparente. La conjuntivitis bacteriana puede afectar a un solo ojo al principio. Tiende a presentar una secreción amarillenta o verdosa y se forman costras en los párpados.

La conjuntivitis alérgica se produce cuando el pequeño es alérgico a un elemento del medio ambiente como: al polen, a la hierba o a los animales. Este tipo afecta a ambos ojos y produce poca o ninguna secreción. El niño puede experimentar comezón y la sensación de ojos llorosos.

¿Qué gotas sirven para la conjuntivitis?

La conjuntivitis viral tiende a desaparecer por sí sola sin la necesidad de realizar algún tratamiento. Mientras que, la conjuntivitis bacteriana debe ser tratada con gotas oculares antibióticas o con una pomada ocular antibiótica. Estas soluciones tratan las infecciones bacterianas del ojo, gracias a que eliminan las bacterias que las producen. Por último, la conjuntivitis alérgica puede ser tratada con medicamentos antialérgicos. Éstos pueden constar de diferentes presentaciones. Pueden ser en: comprimidos, jarabe o gotas oculares.

En algunos casos el pediatra puede recomendar el uso de paracetamol o ibuprofeno para aliviar las molestias producidas por la enfermedad. Es importante no sobrepasar la dosis indicada, pues puede causar complicaciones.

¿Cuántos días dura la conjuntivitis en los niños?

El tiempo de duración dependerá del tipo de conjuntivitis. En la del tipo vírica los síntomas se pueden extender de 7 a 15 días. En la bacteriana su duración puede ser de 7 a 10 días, siempre y cuando se siga el tratamiento correspondiente. Mientras que la alérgica cesara en unos días, tras eliminar la exposición a la sustancia que produce la reacción.

Independientemente del caso, se recomienda contactar con el pediatra para que pueda diagnosticar de manera precisa la causa de la conjuntivitis y de este modo, pueda servir de guía en el proceso de recuperación.

¿Cómo eliminar la conjuntivitis?

Una vez el pediatra haya indicado el tratamiento a seguir, se recomienda limpiar los ojos con un algodón y agua hervida, suero fisiológico estéril o manzanilla. También se puede usar compresas de agua tibia o fría para disminuir las molestias que producen la inflamación, el picor y el ardor.

Las gotas y los ungüentos se encargaran de ir combatiendo las bacterias e infecciones, si el niño es muy pequeño que las gotas se debe colocar el ungüento en el parpado superior y este al derretirse entrará en el ojo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here