En los últimos años el uso de lubricantes íntimos ha aumentado tanto casi como al uso de preservativos. Hay a quienes todavía le da pudor, pero puede hacer que las relaciones sexuales cambien por completo. La mayoría los utilizan solo para facilitar la penetración, pero es cierto que se pueden utilizar para mucho más. Descubre todas sus ventajas y dale vida a tus relaciones sexuales.

¿Para qué sirven los lubricantes íntimos?

La mayoría de mujeres utilizan los lubricantes para la sequedad o falta de lubricación durante las relaciones sexuales. Los lubricantes íntimos son capaces de facilitar la penetración, suavizarla y así permitir el disfrute de ambas partes de la pareja.  Pero sirven para mucho más.

Hay muchos motivos por los cuales todo tipo de personas deciden añadir este producto a sus relaciones íntimas.  Además de para la penetración vaginal también se puede usar para el sexo anal. Esta es una zona delicada que debe lubricarse correctamente y dilatarse para que la relación sea placentera. También hay casos en los que el pene es muy grande o la vagina muy estrecha. En este caso el lubricante facilita la penetración reduciendo las molestias. O simplemente hay quienes los usan para divertirse en la cama. Si aún no has añadido ningún gel íntimo a tus relaciones sexuales, debes saber que el simple uso de este producto puede mejorar la calidad del sexo con tu pareja de forma rápida y fácil. Puedes realizar juegos y experimentar con tu pareja para que llegue a ser aún más placentero.

¿Cómo utilizar correctamente los lubricantes íntimos?

Hay muchas maneras de utilizar los lubricantes para conseguir un mayor placer.

  • Durante los preliminares. Ponte un poco en la palma de la mano e impregna la vulva y los labios. Y empieza a jugar sola o con tu pareja.
  • Caliéntate con él. La primera regla antes de usar un lubricante es calentarlo, y lo mejor es hacerlo a partir de cualquier contacto o fricción cuerpo a cuerpo.
  • No hay forma mala de usar un lubricante. Puedes aplicarlo directamente sobre el cuerpo, en el pene o en el preservativo. Todo vale mientras pongas una cantidad del tamaño de una moneda de dos céntimos y trabajes desde ahí. Dejará de gustarte si te pasas y gotea excesivamente pues reducirás toda la fricción y el tacto será mucho menos estimulante.
  • Elige el ideal para ti. No todos los lubricantes son iguales, varían en sus ingredientes y en su viscosidad. Los de mayor viscosidad son recomendables para sexo anal, uso con juguetes sexuales y sexo bajo el agua. Los de baja viscosidad a menudo son de agua y son apropiados para penetración vaginal o sexo oral.
  • Aprovéchalo para mejorar sus orgasmos. Durante tus relaciones sexuales con un hombre, aplica unas gotitas de lubricante en su perineo, ese punto tan sensible entre el escroto y el ano. Justo antes de que llegue al clímax, toca ligeramente con tus dedos el lugar lubricado y prepárate para enviarle al límite.

El lubricante íntimo ideal para ti

Saber utilizarlos es igual de importante que conocer todas las gamas que existen. Así podrás escoger el que mejor va contigo y con tu pareja.

  • Durex Lovers Connect Gel Estimulante 60ml 2u.  Presente en dos botes con dos geles, que te transportarán a una nueva dimensión de sensaciones en tus relaciones sexuales con tu pareja.
  • Control Wild Nature Gel de Masaje Hidratante 3 en 1 200ml. Es una solución en gel que viene de la mano de una de las marcas reconocidas del mercado sexual, por su calidad y seguridad. Este gel de Control has sido diseñado con un tapón que te ayudará a proporcionar el masaje más relajante.
  • Durex Pack Lubricante Eternal 50ml + Gel Intense 10ml. Se trata de una solución en pack en la que encontraremos una solución en gel estimulante que intensificará el momento que vive una mujer cuando llega al orgasmo. En este perfecto pack también encontramos un lubricante compatible con todos los preservativos de la marca Durex.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here