¿Cómo realizar la higiene íntima adecuada?

Al comenzar hablando de higiene personal, el primer objeto o pensamiento que viene a la mente es una botella de jabón y espuma sobre un cuerpo recién limpio acompañado de una buena fragancia consecuencia de un sin fin de perfumes. Pero lo cierto es que al hablar de higiene no solo nos estamos refiriendo al acto de lavarnos en la bañera con la esponja y con el jabón, si no que implica una serie procesos constantes, que realizados de forma correcta conseguiremos prevenir la mayoría de las afecciones relacionadas con la mala higiene.

El primero de ellos empieza por conocer que tras defecar u orinar es vital limpiar la zona genial desde delante hacia atrás, la razón es bien sencilla: de esta forma evitaremos que la zona vaginal quede contaminada por bacterias que provienen de las heces. Lo normal es limpiarse con papel higiénico, esto está bien, pero resulta no ser suficiente. Debemos lavarnos después, ya que si no lo hacemos la zona quedará sucia.

Al trata la higiene íntima, surge entre todos un profundo tabú que nos cala desde que vamos madurando, lo normal es escondernos bajo un escudo de perfumes y halagos al buen olor. Sin embargos, obsesionarnos no es una buena opción y debemos optar por no acudir a desodorantes, aunque sean especializados en la zona íntima, ya que podrían provocarnos irritaciones y alergias. Es normal poseer cierto olor característico de nuestro cuerpo y al recurrir a estas alternativas que podrían impedir el reconocimiento de afecciones que necesiten de un tratamiento.

Así mismo, se viene teniendo la mala costumbre de realizar lavados vaginales, algunas veces, en varias ocasiones al día. Esto está completamente desaconsejado, a no ser que tu médico te lo haya indicado especialmente para ti en tu tratamiento personal, por otros motivos. Al hacer esto eliminaremos los organismos que residen en nosotros de forma completamente natural, los cuales protegen nuestra vagina. A la hora  de nuestro lavado de la zona íntima no debes utilizar esponjas u objetos similares, como los guantes de fibras sintéticas, ya que en estos se acumulan todo tipo de gérmenes que transmitiremos directamente en esta piel tan delicada.

Sí, la higiene íntima entra también dentro de las relaciones íntimas. Es absolutamente imprescindible que laves tu zona íntima antes y después de mantener relaciones sexuales, así como también debes lavar las manos y la boca, con el fin de no compartir y transmitir posibles bacterias. Dentro de los buenos hábitos de la higiene íntima, también te volvemos a recordar, por su gran importancia, que evites utilizar roma íntima que no sea de algodón, ya que otras impiden la transpiración y retienen la humedad, favoreciendo el desarrollo de gérmenes, así mismo, podrás prevenir infecciones y rozaduras al no llevar ropa muy ajustada.

La higiene íntima en la menstruación

Como decíamos al principio, al tratar y profundizar en la higiene íntima lo asociamos a una buena higiene íntima en la mujer, excluyendo la de los hombres. Por algún motivo no muy claro todavía, ya sea por tabúes, miedo, vergüenza. Siempre tratamos de mostrar nuestro lado más limpio y puro. Entre los estigmas más importantes de la sociedad actual, podemos decir que la menstruación supone una gran incógnita para los hombres, que desconocen tantas cosas imprescindibles de este proceso natural de la mujer como lo es: su higiene.

Lo cierto es que no existe una gran diferencia en la higiene que se debe llevar en estos días donde se produce la aparición de sangre. Los hábitos de higiene que se deben emplear, dependen, más bien de los métodos que utilice cada mujer en cuanto a la absorción y retención de los fluidos naturales. Tanto si utilizas compresas como tampones debes cambiarlos cada 4 o 6 horas. Esto también depende de la cantidad que se posea. No te recomendamos que utilices salva-slips de forma diaria, ya que, como decíamos antes, no permite la adecuada transpiración.

En cuanto a la frecuencia de los lavados, nos ha quedado claro que obsesionarnos no es bueno, y tampoco es bueno hacerlo durante el periodo menstrual. Una ducha diaria es más que suficiente. Está claro que en ocasiones es necesario aumentar el número de lavados, como en los casos donde se practica alguna actividad física. Así que ya sabes, en el mercado existen todo tipo de alternativas que puedes utilizar en el caso de que seas más aprensiva a los fluidos naturales. Cada persona tiene sus preferencias y debemos sentirnos lo más cómodos posibles con el comportamiento de nuestro cuerpo sin dañar nunca la salud. Te presentamos las copas menstruales de Enna Cycle disponibles en diferentes tamaños. Una fuerte novedad que ha entrado de lleno como otra alternativa que te facilite los días de menstruación.

Productos adecuados: Higiene íntima sin parabenos

Hemos visto que la zona íntima requiere de otros cuidados exclusivos que otras áreas del cuerpo no necesitan. Lo mismo ocurre en cuanto a los productos que debemos utilizar en el lavado. Por norma general los jabones de uso corporal contienen sustancias conservantes, con perfumen, o colorante, lo que puede provocar eczemas o que la zona se cubra de un molesto enrojecimiento.

Los productos que apliquemos en la zona íntima deben respetar y mantener la flora vaginal en las condiciones idóneas y equilibradas. Debemos tener en cuenta que el jabón que vayamos a utilizar no tenga jabón, sea suave y posea un pH que no altere el pH ácido vaginal. Te podemos presentar varias opciones a la hora de elegir tu gel personal íntimo, como el que ofrece Uresim, un gel íntimo con aceite de árbol de té y ácido láctico para calmar los picores y las molestias: Gel Intimo 300ml. De la mano de Gynea, una marca conocida por su experiencia en el cuidado y protección de la zona íntima te presentamos: Melagyn Gel Higiene Íntima de 200ml que contiene pH 8,5 capaz de aliviar el malestar genital.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here