Como es costumbre últimamente el ser humano tiende a tropezar con la misma piedra en más de una ocasión. No hay que generalizar por supuesto. Sin embargo, es más que común encontrar a finales del verano e inicios de la entrada del frío las salas repletas de personas estornudando y con malestar físico más que aparente. Los pañuelos inundan el ambiente y las narices completamente despellejadas son la mayor tendencia de la temporada. Una gran parte de los resfriados los podríamos evitar siguiendo una serie de pautas, pero si no las has seguido, aquí te mostramos como poder combatir el resfriado de la mejor forma.

¿Qué debemos saber sobre el resfriado?

Al hablar de remedios como tal, tenemos que pensar en una serie de consejos que verdaderamente resultan ser eficaces con el resfriado. Por ello, debemos dejar a un lado las creencias populares como: preparar cualquier mejunje que hayamos leído en internet o hacer caso de lo que nos recomienda el vecino.

Una de las prácticas más habituales que cometemos a la hora de poner remedio a un resfriado es la autodiagnosticación. El peligro que cometemos al realizar este acto tan básico a simple vista, es la confusión entre lo que es un simple resfriado con la gripe. Lo cierto es que se dan síntomas comunes entre ambos como son: el dolor de cabeza, la secesión nasal o la sensación de cansancio constante. Podemos distinguir ambas afecciones teniendo en cuenta varios tips. La gripe presenta fiebre alta los primeros días, dolor muscular intenso y escalofríos.

Creer que realizar actividades físicas puedes causar la aparición de un resfriado también es un mito. Al contrario, las rutinas de ejercicio físico moderado y de forma habitual son beneficiosas para la salud. De hecho, nos ayudarán a combatir las infecciones respiratorias como, por ejemplo, la gripe o el resfriado, precisamente.

4 consejos que nos servirán contra el resfriado

Como vemos, se ha hablado mucho de los tan variados consejos que se pueden seguir para que el resfriado no nos impida continuar con nuestra rutina de vida habitual. Aunque sabemos que esto es especialmente difícil cuando estamos resfriados. Vamos a intentar que llevando a cabo estas pautas podamos pasarlo lo más rápido posible. Algunos de los remedos que nos serán muy eficaces para tratar los resfriados como se merece son los siguientes:

  1. Descansar cuando estamos resfriados a estas alturas se ha convertido en un mito, sin embargo, esta recomendación que nos suele dar el especialista no es en baladí precisamente. Descansar cuando nos encontramos convalecientes afectará positivamente a nuestro estado de salud, permitiéndonos, en primera instancia una pronta recuperación.
  2. Llevar un estilo de vida saludable. Las afecciones como norma general suelen darnos un toque de atención y los resfriados son uno de ellas. Por ejemplo, si fumas, esto que haces tan a menudo, empeorará significativamente la situación, irritándote, entre otras consecuencias, la garganta y las mucosas. De la misma forma, respirar el humo de otros fumadores también será perjudicial para ti. Esto no te habría pasado si hubieras seguido el punto 1 a raja tabla, y te hubieras quedado en casa descansando.
  3. Hidrátate. En estos casos, la solución no reside en beber una cantidad de agua superior a la que bebemos de forma habitual, sino que beberemos lo que deberíamos beber diariamente. El líquido ayudará a eliminar la mucosidad y así mismo, evitará que te duela la garganta. Cuando hablamos de bebida, no nos referimos ni muchísimo menos a que bebas alcohol. De hecho no debes tomarlo resfriado. Hacer gárgaras también ayudará positivamente a la mucosidad.
  4. La utilización de soluciones salinas como el suero fisiológico es fundamental para aliviar la congestión. Esto será especialmente útil en los niños resfriados. Puedes encontrar un ejemplo de suero fisiológico en: Interapothek Suero Fisiológico 30 monodosis. Este formato tan cómodo de utilizar es ideal para ellos y además se puede llevar a cualquier lugar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here