El día 29 se celebra el Día Mundial del Ictus, por eso desde DosFarma queremos abordar este tema tratando sus causas y una serie de consejos para evitar esta enfermedad. El Ictus o infarto cerebral es la interrupción repentina del riego sanguíneo en un área determinada del cerebro, lo que provoca la muerte de las neuronas. Esta enfermedad es la primera causa de muerte entre mujeres y la principal causa de discapacidad en nuestro país.  Cada vez aumentan más los casos de Ictus, no solo en el caso de la población más adulta sino que se está dando con más frecuencia en el caso de personas cada vez más jóvenes. El estilo de vida, la alimentación, el estrés o el sedentarismo son algunas de las causas.

Pese a que algunas personas tienen cierta predisposición genética a sufrir un ictus, el resto de factores de riesgo – exceptuando la edad – se pueden eliminar.  Es importante conocer estos cinco consejos que pueden prevenir la aparición de un Ictus:

  • Hacer ejercicio de forma regular y habitual, la falta de ejercicio puede traer asociado diversos problemas de salud como el colesterol, la hipertensión, etc. El colesterol genera placa arteroclerotica lo que favorece la obstrucción de las arterias que riegan el cerebro, un problema que junto con el sedentarismo puede ser mucho más grave.
  • Evitar el tabaco, el alcohol y las drogas, estas sustancias incrementan el riesgo de sufrir un Ictus y es el principal factor de riesgo entre personas jóvenes que lo han sufrido.
  • Dieta saludable: es necesario seguir una dieta sana y equilibrada, ya que la obesidad suele ir relacionada con otros problemas como el colesterol o el sedentarismo que son los principales causantes de enfermedades coronarias.
  • Controlar la tensión arterial, la hipertensión es uno de los principales factores de riesgo para llegar a sufrir un ictus. Ya que nuestro corazón hace un gran esfuerzo por bombear la sangre, que en ocasiones no llega con la misma agilidad o rapidez a nuestro cerebro, pudiendo causar el ictus. De ahí la importancia de controlar de forma periódica nuestra tensión.
  • Vigilar y controlar la diabetes, ya que esta es una enfermedad que reduce la capacidad del páncreas de fabricar insulina. La falta de insulina afecta a los vasos sanguíneos de todo el cuerpo aumentando así la posibilidad de sufrir un ictus.

Estos sencillos consejos que nos ayudarán a prevenir un posible Ictus, pero bien también es importante reconocer cuáles son sus síntomas.  En algunos casos puede que solo se noten algunos de estos durante un momento, pero puede ser un aviso de que otro ataque más grave está por llegar. Estos son los síntomas de un Ictus:

  • Una extraña sensación de hormigueo en un lado de la cara, incluso puede notarse cierto paro facial.
  • Pérdida de fuerza en un lado del cuerpo.
  • Dolor de cabeza muy fuerte sin saber el porqué, con una intensidad bastante fuerte.
  • Alteración del habla: la persona  de forma repentina no consigue expresarse, se le olvidan palabras o no se le entiende.
  • La persona afectada tiene una gran sensación de desequilibrio e incluso vértigo, todo le da vueltas e incluso puede desplomarse.
  • Pérdida de la visión, suele darse de forma leve pero no debe de dejarse pasar ya que es un síntoma muy característico del Ictus.

En el caso de estar sufriendo alguno de estos síntomas es importante llamar al número de emergencias de nuestra comunidad (112 o 061) y decir “Ictus”. Con estos consejos, desde DosFarma queremos contribuir al conocimiento de esta enfermedad. Ya que según los expertos en torno al 60 -80 % de los Ictus se pueden prevenir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here