La caída del cabello es mucho más que un problema estético. Puede ocasionar pérdida de confianza y alteraciones en el bienestar psíquico, mermando la autoestima. Y esto sin contar que en muchas ocasiones puede estar motivada por problemas de salud.

En resumen, el pelo significa mucho más de lo que se ve. Por eso, ante los primeros signos de pérdida anormal hay que buscar soluciones. Lo más importante es detectar el origen y, en consecuencia, un diagnóstico y tratamiento adecuados. Para ello, hay que consultar a un profesional. El dermatólogo es el especialista que determinará la solución correspondiente a cada desafío capilar. No esperes más y empieza desde hoy a poner remedio.

 

Doctor, “¿por qué se me cae el pelo”

En un día se pueden llegar a perder hasta 100 cabellos. Y esa cifra es normal porque forma parte del ciclo de vida del cabello. Cuando el folículo piloso se destruye es reemplazado con tejido cicatrizado.

Pero si esa pérdida de cabello es repentina, produce parches porque se da por zonas o provoca gran aflicción en el individuo, conviene consultar al médico de inmediato.

El origen de la pérdida de cabello es diverso. Algunos factores de riesgo son:

  • Predisposición genética.
  • Cambios hormonales y trastornos médicos.
  • Efectos secundarios de medicamentos y tratamientos.
  • Estrés emocional.
  • Tratamientos estéticos.

 

Caída hereditaria del cabello

Existe un alto porcentaje de caída capilar provocada por herencia familiar. Y pese a la creencia popular, hombres y mujeres lo sufren por igual. En ellas, la raya del pelo se ensancha y éste se afina. En ellos, las entradas se hacen pronunciadas y aparecen zonas descubiertas en la coronilla.

El estilo de vida y el estado de salud influyen en el ritmo y la evolución de la caída del cabello hereditaria. El estrés, el sobrepeso, los trastornos hormonales y los quistes de ovario pueden acelerar la pérdida.

Del mismo modo, aunque la caída hereditaria no se puede evitar, sí que hay una serie de medidas que pueden retrasarla. Y, sobre todo, mejorar el aspecto y salud del cabello existente.

  • Evitar peinados tirantes, así como frotar o retorcer el cabello de forma compulsiva.
  • Tratar con suavidad el cabello durante el lavado y cepillado. Elegir fórmulas naturales específicas para el tipo de melena.
  • Evitar tratamientos de calor como planchas y secadores.

Cuidados específicos para la pérdida del pelo

En la actualidad, existen dos tipos de fármacos para tratar la alopecia androgenética.

  • Minoxidil. 
  • Finasteride. Tratamiento exclusivamente recetado a pacientes varones.

Como medidas complementarias, se debe recurrir a productos específicos de higiene y cuidado capilar. Lo más común es seguir un tratamiento completo de 3 pasos, compuesto por:

  • Cápsulas anticaída para nutrir desde dentro el cabello y frenar su pérdida.
  • Loción tópica adaptada a las necesidades de cada paciente.
  • Champú suave especialmente formulado para contribuir a frenar la caída del cabello.

dosfarma.com dispone de la categoría específica “Anticaída”, bajo la cual hay una amplia selección de soluciones capilares para cada problemática.

  • Iraltone AGA 60 cápsulas. Complemento alimenticio formulado con oligoelementos, vitaminas y minerales que protegen el cabello, lo mantienen sano y aportan queratina.
  • Th Pharma Neoxil Tratamiento Anticaída Hombre 5 ampollas. Contiene células madre vegetales activas, que actúan directamente sobre el folículo piloso fortaleciendo el cabello y evitando su caída. Tratamiento especialmente indicado para hombres.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here