Todos tenemos en nuestro imaginario la forma del chupete, un imprescindible en la bolsa de nuestro bebe porque su tetina simula un pezón femenino y contribuye a que el niño aprenda a coordinar el proceso de succión y deglución junto al proceso respiratorio. Además, es un poderoso objeto que usamos cada día para que consigan estar calmados.

Chupete de silicona versus chupete de látex

Los padres se enfrentan cuando el pequeño nace a una de las elecciones más importantes: el chupete. En ese momento, se acude a una farmacia cercana y se examinan las opciones, descubriendo que los hay, principalmente, de dos materiales. Por un lado, está el chupete de silicona, creado con este material sintético transparente, cuyas virtudes son no absorber líquido u olores, aguanta altas temperaturas y es mejor admitido por los bebés, aunque se puede tornar amarillento. Sin embargo, entre sus inconvenientes están que es más duro y rígido y, por ello, es conveniente que solo se utilicen hasta que las encías empiezan a desarrollarse porque pueden romperlo.

Por otro lado, está el chupete de látex, de material 100% natural y flexible de color marrón claro que tiende a oscurecerse y a sufrir mayor degradación que la silicona porque retiene olores y se ensucia.  A pesar de ello, existe en varias formas para adaptarse a la boca del bebé y son más gratos para su paladar, además de que resisten a la salida de los dientes de leche. En ambos casos, es recomendable sustituirlos periódicamente cuando estén coloreados y estropeados y cuidarlos adecuadamente, lavándolos en agua tibia.

¿Qué tipos de chupetes se pueden encontrar?

El mundo del chupete es mucho más amplio de lo que se puede creer en un principio, dado que hay más de tres tipos. El primero, se puede de los chupetes de, tetina anatómica, alargada y asimétrica, cuyo diseño ergonómico es perfecto para adaptarse a la boca de tu bebé, independientemente de su posición. Su forma imita al pezón materno. Este está diseñado para no ejercer mucha presión sobre el paladar y prevenir posibles dolores de boca, presentes en la marca Suavinex.

Dentro de este primero, se encuentra el odontológico que está compuesto exclusivamente por goma y que está indicado para corregir problemas de la mordida del pequeño o en su paladar, gracias a su textura suave. Estos suelen estar compuestos de silicona y goma, lo que los hace ideales a ciertas edades para que puedan manipularlos y morderlos, los más recomendados son los de Chicco. Aunque también se pueden encontrar con tetina en forma de cereza o gota, más clásicos, que no suelen tener tanta aceptación entre los más pequeños.

El segundo del que se puede hablar, es el de tetina simétrica o chupete fisiológico, que suele ser más grueso y flexible, tener una forma plana, aunque también está recomendado por los dentistas porque reduce la molestia y la presión en la boca, pero no les gustan a todos los bebés.

Seleccionar  el chupete del bebé

La elección del chupete de nuestro bebé no depende solamente de su material o de su forma, sino también de la etapa de desarrollo en la que este se encuentra, para que se adapte a la forma de su boca. Lo primero es seleccionar chupetes con agujeros de ventilación que permitan el paso del aire a través del mismo y durante el movimiento succionador se disminuya la presión que este ejerce sobre el paladar, para que no afecte al desarrollo de la dentadura. En segundo lugar, durante la lactancia es importante escoger chupetes de forma redondeada y sustituirlo, una vez que comiencen a aparecer los dientes, por uno anatómico u odontológico que evita que estos salgan de su posición. Y en tercer lugar,

Por la misma razón, se pueden encontrar distintas tallas de chupete que siguen, normalmente, los posteriores grupos de edad e indicaciones: entre los 0 y 6 meses, se debe proporcionar una vez el pequeño ha adquirido el hábito de lactancia; entre los 6 y los 18 meses, se debe seleccionar una tetina ortodóntica que cuide el desarrollo de su boca; y, entre los 18 y 36 meses, si tu pequeño aún tiene el hábito del chupete esporádicamente.

Finalmente, no olvides que los puedes encontrar en diferentes colores, marcas y diseños, para que tu bebé los reciba mejor  y esté siempre a la última.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here