El peso ideal real no suele coincidir con el peso estético perfecto. Más que de una cifra exacta, se trata de un rango en el que debemos movernos para tener un estado de salud óptimo y la máxima esperanza de vida posible. La fórmula para calcular el peso ideal propuesta por la OMS es el conocido índice de masa corporal o IMC.

Dos de las preguntas más comunes en las consultas de los dietistas y nutricionistas son: «¿Debo perder peso?»«¿engordaré si como…?» Pero, posteriormente, aparece una de esas preguntas especialmente complicadas de responder: «¿Cuál es mi peso ideal?». Muchos de los pacientes creen que una simple ojeada basta para dar una cifra exacta en apenas unos segundos.

Y es que saber cuál es el peso ideal o el que consideramos perfecto es aquel que confiere un óptimo estado de salud y la máxima calidad y esperanza de vida. En otras palabras, hace referencia a los kilos que nos permiten gozar de salud y funcionar con normalidad ahora y en el futuro.

Calcular el peso ideal

El peso ideal se refiere a un rango en el que debemos movernos y no a una cifra exacta y concreta. Para conocer ese rango correcto o adecuado de una persona sana, hay que tener en cuenta factores como la edad, el sexo, la estatura, la complexión, el peso actual y la composición corporal. Si se sufre algún problema de salud o patología, se valorarán, además, otras variables.

Existen diversas maneras de obtener una aproximación de cuál es el peso ideal de una persona, ya que los científicos han diseñado distintas fórmulas para conocer la cifra idónea atendiendo a las variables ya comentadas.

Índice de masa corporal (IMC)

Entre todas las fórmulas, quizá la más conocida por todos sea la de Quetelec: el índice de masa corporal (IMC), el cual utiliza las variables peso y altura para ofrecer un resultado que determine si nuestro peso actual se sitúa en los parámetros saludables o normales.

Propuesto por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el índice de masa corporal es una buena manera de saber si una persona se encuentra en normopeso, si se inclina hacia el sobrepeso o si es obesa, poniendo en riesgo su salud. El planteamiento de esta fórmula surge de dividir el peso actual por la altura al cuadrado. Una vez obtenido el resultado, lo situaremos en la tabla de valores de IMC para conocer la clasificación que le otorga la OMS, y saber si se está o no en la horquilla de peso ideal.

Un modo aún más sencillo de saber cuál es tu peso ideal es valerse de una calculadora de IMC, como la que se encuentra en la página de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO).

Siken, la ayuda extra en forma de complementos alimenticios

Si los esfuerzos por mantener el peso adecuado, en el marco de un estilo de vida saludable, no dan los resultados esperados, existen marcas con una amplia selección de complementos alimenticios, en todo tipo de formatos y presentaciones, que ayudan a lograr los propósitos deseados. Es el caso de Siken, una compañía consciente del reto que supone perder esos kilos sobrantes, especialmente cuando la falta de tiempo impide dedicar horas al cocinado y a la preparación de los alimentos de la forma que se requiere.

Con el fin de poder llevar a cabo una alimentación equilibrada y nutricionalmente completa, que cumpla con todos los objetivos marcados en lo que a nivel de nutrientes se refiere, Siken presenta una amplia y moderna gama de sustitutivos de comida que comprende desde barritas, natillas o batidos en sobre o embotellados.

Precisamente son esos batidos, con sabores variados como cacao, vainilla o fresa yogur, los que se convierten en una opción perfecta para consumir tanto de día como de noche. Su ingesta ronda las 200 kilocalorías, y dentro del objetivo de Siken por ayudar a adelgazar o a mantener el peso idóneo, contiene las proteínas, hidratos de carbono, fibra, grasas, minerales y vitaminas que el organismo necesita para rendir ante el exigente día a día.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here